Skip to content

AARP reafirma su compromiso de ayudar a aquellos con demencia al hacer importante inversión. Entérate.

 

 

<i>Nowhere Boy</i>

Una nueva película ofrece una emotiva mirada sobre los primeros años de John Lennon en Liverpool.

Película: Nowhere Boy

Weinstein Company/Everett Collection

Aaron Johnson como John Lennon (centro), en una escena de Nowhere Boy, 2009.

In English | Nowhere Boy (R)

Se trata de un John Lennon adolescente —encarnado por Aaron Johnson, que apenas tenía 19 años durante el rodaje— pero a los adultos les encantará Nowhere Boy, que explora las pérdidas que la leyenda del rock vivió en su niñez y juventud. Lennon nunca conoció a su padre y apenas conoció a su madre. Esas heridas, simultáneamente, lo atormentaron e impulsaron su maestría.

Beatlemanía: El mito de los Cuatro Fabulosos »

Basada en las memorias de la media hermana de Lennon, Julia Baird, Nowhere Boy presenta al Beatle original como un travieso quinceañero criado en Liverpool, una ciudad de clase media, por su estricta y poco cariñosa tía materna, Mimi (Kristin Scott Thomas) y su cálido tío George (David Threlfall), quien le compró a John su primer instrumento musical: una armónica. Cuando George muere repentinamente de un paro cardíaco, Lennon busca consuelo en su tía, quien con aspereza le recrimina su sensiblería. Pronto, Lennon descubre que su distanciada madre, Julia —la misma "Julia" de la canción que escribiría años después— vive a la vuelta de la esquina. Anne-Marie Duff tiene una actuación extraordinaria en el papel de esta complicada mujer —creativa, coqueta, seguramente bipolar— que, cuando se reconecta con su hijo, casi lo asfixia con el amor que le había guardado durante tantos años. El resto de Nowhere Boy relata la historia de cómo las dos mujeres en la vida de Lennon rivalizan por su cariño y cómo él, destruido, se vuelca cada vez más a la música y forma su primer grupo, The Quarrymen. Mientras seleccionaba integrantes para la banda, conoce a un dulce Paul McCartney (Thomas Sangster). Aunque McCartney parece demasiado conservador para encajar en el ideal rockero de Lennon —Elvis Presley— ambos se conectan cuando John se entera de que la madre de Paul acaba de morir a causa del cáncer. La soledad y la pérdida, vemos en el filme, buscan compañía.

En este, su debut como directora de largometrajes, Sam Taylor-Wood nos mete de lleno en el ambiente del Liverpool de mediados de los 1950, aunque es un poco lenta a la hora de presentar a los personajes. También parece demasiado empeñada en mantener a la audiencia a distancia durante las secuencias más emotivas, pero Johnson, canalizando la timidez y el encanto de Lennon, compensa lo que Taylor-Wood deja fuera. (Una nota aparte merece el hecho de que ella y la estrella de la película, 23 años menor, se comprometieron en octubre del 2009 y tuvieron una hija en julio del 2010).

Uno sale de Nowhere Boy con una comprensión mayor del icono musical con el que crecimos. Vemos, sentimos y saboreamos un período y un lugar conocido antes apenas como un telón de fondo sepia. Pero, lo que resulta más importante, somos testigo de una serie de individuos complejos, unidos por lazos familiares, que dejaron una huella imborrable los unos en los otros.

¿Qué

0 | Add Yours

Deje su comentario en el campo de abajo.

Debe registrarse para comentar.

LEE ESTE ARTÍCULO