Skip to content
 

<i>Mother and Child</i>

Un doloroso filme acerca de madres e hijos ausentes

In English | La nueva película de Rodrigo García, Mother and Child, con Naomi Watts, Annette Bening, Kerry Washington, Samuel L. Jackson y Jimmy Smits, es una conmovedora composición sobre el parentesco y los lazos que pueden cambiar vidas.

Mother and Child, un doloroso film acerca de madres e hijos ausentes, presenta a Annette Bening y a Naomi Watts en los papeles de mujeres que viven vidas aún sujetas a opciones tomadas mucho tiempo atrás.

La película, que se estrena en mayo, fue escrita y dirigida por Rodrigo García, quien realizó Things You Can Tell Just by Looking at Her en 2000, y Nine Lives en 2005. En estas agudas películas para mujeres inteligentes, García explora las historias personales de mujeres lo suficientemente mayores como para tener conciencia de sus vidas.

En apariencia, es una película acerca de la adopción y la importancia de los lazos familiares. Las vidas de tres generaciones de madres e hijas se entrelazan a medida que cada una considera la adopción desde distintos ángulos. Sin embargo, por debajo de este barniz, Mother and Child es un estudio acerca de complicados resentimientos y remordimientos.

<p>Es una película acerca de la adopción y la importancia de los lazos familiares.</p>

Bening interpreta a Karen, una mujer amargada que todos los días le escribe cartas (que nunca envía) al hijo que entregó cuando ella tenía 14 años. Bening capta poderosamente el dolor existente dentro de la violenta hostilidad de Karen. Kerry Washington también impresiona como la esposa infértil deseosa de adoptar a un niño, pero que lucha con un marido (y un clan familiar) que no está de acuerdo, y con una niña embarazada que puede o no elegirla. Naomi Watts personifica a Elizabeth, una exitosa abogada cuya personalidad desapegada y enigmática se debe a su registro emocional de haber sido rechazada (una madre adolescente la dio en adopción 37 años atrás). Orgullosa de su seguridad en sí misma, Elizabeth se encuentra sola, cautelosa y renuente a relacionarse o confiar en alguien. El retrato lleno de matices de este personaje obstinadamente oscuro es fascinante hasta en los aspectos más pequeños; es una actuación de prestidigitador que logra desenmascarar a un personaje que rehúsa ser desenmascarado.

Estos tres personajes principales nunca interactúan, nunca hablan entre sí, y, sin embargo, sus circunstancias las conectan profundamente. Sus vidas tienen un efecto dominó sobre cada una de ellas. La mayoría de las veces, los personajes de García no son sentimentales ni convencionales. Pero la transformación de Karen en el segundo acto cae en artificios. Jimmy Smits es Paco, el objeto de amor de la malhumorada y antipática Karen. Es un rol artero que funciona como un recurso obvio para la trama: ofrece un amor redentor y sanador que permite que la historia avance.

Menos previsible es la desconcertante relación entre Paul de Samuel L. Jackson y Elizabeth, quien trabaja para él. La trayectoria de Karen y Paco sigue la desgastada secuencia que va desde el antagonismo al cariño, y no suena verosímil; la conexión entre Paul y Elizabeth es original, honesta y satisfactoriamente difícil.

En una de las escenas más reveladoras del filme, Elizabeth aparece en la puerta de Paul en medio de una reunión familiar. Vemos que Paul tiene una buena vida, con distendidos lazos familiares, conectado y honesto. Para la autosuficiente Elizabeth es como visitar un país en el que nunca ha estado, y no puede comenzar a hablar el idioma.

En manos menos capaces, Mother and Child sería poco más que una sensiblera telenovela. Sin embargo, García profundiza la historia con pequeños momentos que muestran la tenacidad de los vínculos familiares, el legado de las conexiones perdidas y las gracias redentoras que provienen de ninguna parte.

¿Qué opinas?

0 | Add Yours

Deje su comentario en el campo de abajo.

Debe registrarse para comentar.

LEE ESTE ARTÍCULO