Skip to content

Es el momento de reevaluar tu cobertura de Medicare: Revisa esta guía sobre el período de inscripción abierta.

 

Antes de comprar al por mayor... toma nota

El tamaño familiar ‘económico’ no siempre es ideal para la compra de comestibles.

Ilustración de un carrito de compras con elementos de aseo y comestibles

BEN MOUNSEY-WOOD

In English | Comprar provisiones en grandes cantidades fue una estrategia inteligente el año pasado, cuando las preocupaciones por la COVID y la falta de productos en el supermercado estaban al máximo. Ahora, con el aumento de precios que se ve en los alimentos, comprar en grandes cantidades todavía puede ser conveniente.

Pero para comer bien, evitar desperdicio y ahorrar dinero, necesitas saber por cuánto tiempo se conservarán bien los alimentos en casa. Los siguientes son ejemplos de alimentos que vale la pena comprar al por mayor, y cuáles debes pasar por alto a menos que vayas a cocinar para una multitud. Ten en cuenta que las fechas de “usar antes de” (“use by”) y “vender antes de” (“sell by”) generalmente no se refieren a un riesgo de salud (la fórmula para bebés es una excepción). En sí, estas fechas indican por cuánto tiempo los alimentos conservarán su mejor calidad, según el Departamento de Agricultura de EE.UU. (USDA). En muchos casos, puedes extender esa fecha.

Comprar

Alimentos enlatados
Los alimentos bajos en ácido, como las carnes y la mayoría de los vegetales, pueden comerse sin riesgo “indefinidamente”, dice el USDA, si las latas no están oxidadas, hinchadas o abolladas y se guardan en un lugar fresco y seco. Pero la calidad disminuirá en un plazo de dos a cinco años. Los alimentos ácidos, como las frutas y los tomates enlatados, se conservan bien por hasta 18 meses.

Azúcar blanca
No tiene fecha de caducidad, según la Asociación del Azúcar. Guárdala en recipientes opacos, herméticos y a prueba de humedad, ya que el azúcar puede absorber olores incluso a través de bolsas de plástico.

Arroz
Guardado en un recipiente hermético en un lugar fresco y seco, el arroz blanco puede durar de 25 a 30 años. Sin embargo, el arroz integral contiene aceites que se echarán a perder después de seis meses, a menos que se guarde en el refrigerador o congelador.

Hierbas y especias
El extracto de vainilla y la sal pueden durar prácticamente toda la vida. Muchas otras especias, especialmente las enteras o sin moler, como los granos de pimienta y la nuez moscada, pueden durar hasta cuatro años. Las hierbas secas y con hojas, como la albahaca y el orégano, son buenas durante uno a tres años.

Tal vez

Carne
Muchas carnes pueden durar por meses en el congelador. Aunque los sabores del tocino, embutidos, salchichas y carnes frías disminuyen después de un mes o dos meses, la hamburguesa cruda y el pollo frito pueden durar tres a cuatro meses antes de que pierdan su magia. Las carnes más duraderas incluyen bistecs y asados (seis a doce meses) y las piezas de pollo y pavo (nueve meses).

Nueces
A menos que seas como mi papá, que come muchísimas nueces, comprarlas en grandes cantidades puede ser arriesgado. En la alacena, las nueces pueden volverse rancias en unos cuantos meses o menos. Pero puedes prolongar la vida de las nueces si las guardas en un recipiente hermético en el congelador, donde pueden durar dos años.

Depende

Café
Si el sabor del café es realmente importante para ti, cómpralo en cantidades pequeñas y guárdalo en un recipiente opaco y verdaderamente hermético en un lugar fresco. Si la provisión principal está en el congelador, no saques más de lo que usarás en una semana.

Aceite de oliva
Esas latas gigantes de aceite de oliva extra virgen pueden ser tentadoras, pero si tu hogar es pequeño, lo más probable es que el aceite empiece a volverse rancio antes de que lo termines. Un aceite de oliva extra virgen quizás solo dure unos cuantos meses después de abierto. Te darás cuenta de que se ha echado a perder porque empieza a oler como crayones o pegamento.

Productos lácteos
Los sabores y las texturas de los quesos y otros productos lácteos, como el yogur, generalmente no se conservarán en el congelador. Las excepciones incluyen el queso que planeas usar sobre una ensalada o como ingrediente en una receta, como el parmesano y la mozzarella rallada (coloca porciones de no más de media libra en recipientes a prueba de humedad), o la mantequilla salada; todos estos pueden durar nueve meses.

Condimentos
El kétchup, junto con las salsas barbacoa y de cóctel, se conservarán por aproximadamente un año si no los has abierto. Pero una vez que se abren, durarán de cuatro a seis meses en el refrigerador. La mostaza durará un año si se refrigera. ¡Así que no compres el frasco gigante!

Lisa Lee Freeman, experta en consumidores y compras, fue fundadora y jefa de redacción de la revista ShopSmartmagazine, de Consumer Reports.