Javascript is not enabled.

Javascript must be enabled to use this site. Please enable Javascript in your browser and try again.

Ventajas y desventajas de los fideicomisos testamentarios Skip to content
 

Las ventajas y las desventajas de los fideicomisos testamentarios

Puedes usarlos para evitar juicios de sucesión, pero no todas las personas los necesitan.

Reliquias y dinero de una familia.

STEVE CHENN/CORBIS/GETTY IMAGES PLUS

In English | Tienes un testamento (espero que sí), pero ¿es suficiente? ¿Tú y tus herederos estarían mejor si hicieras un fideicomiso testamentario? Estos fideicomisos suelen aparecer en el menú de seminarios gratuitos para personas mayores, lo que tienta a todos a devorarlos. De hecho, pueden ser útiles (para objetivos financieros y personales específicos). Pero podría ser mejor y más económico quedarse con el testamento, según las leyes de tu estado y el valor de tus activos.

Al igual que en los testamentos, en los fideicomisos testamentarios (conocidos formalmente como fideicomisos revocables) se enumeran las personas que recibirán tus bienes después de que mueras, lo que te permite manejarlo libremente mientras estés vivo. A diferencia de los testamentos, los fideicomisos requieren que renuncies a la propiedad directa de dichos bienes; en su lugar, se suelen ceder al fideicomiso o “poner a su nombre”.  Hablaré más sobre este proceso en un minuto. Primero, me gustaría hacer algunas comparaciones generales entre los testamentos y los fideicomisos.

Los fideicomisos testamentarios evitan los juicios de sucesión, lo que suele ser parte de su atractivo. La sucesión es el proceso legal por el cual se acepta un testamento como genuino, se les paga a los acreedores y los herederos reciben los bienes a los que tienen derecho. Con los fideicomisos, estas funciones las gestiona en privado un fideicomisario. La pregunta para ti es si vale la pena evitar la sucesión. Algunos estados han modernizado y simplificado los procedimientos para los testamentos no impugnados. También ofrecen formas económicas de hacer el juicio de sucesión de herencias pequeñas. (En el sitio nolo.com —en inglés—, se ha compilado una lista de las reglas de los estados; si vives, por ejemplo, en Ohio, escribe “evitar juicios de sucesión en Ohio” en la casilla del buscador del sitio, luego baja el cursor por los resultados hasta Artículos.) No hay ningún juicio de sucesión para las cuentas de jubilación con beneficiarios designados, cuentas conjuntas con derechos de supervivencia, cuentas de pago por fallecimiento y seguros de vida. Si estos tipos de activos constituyen la mayoría de tus bienes, es suficiente el testamento.


Recibe contenido similar, suscríbete a nuestro Boletín


Sin embargo, los fideicomisos son útiles en ciertas situaciones; por ejemplo, si el juicio de sucesión es costoso (como lo es en estados en los que los abogados cobran un porcentaje de los activos del testamento en lugar de un precio fijo o por hora); si tienes bienes en más de un estado (para evitar doble sucesión); o si tienes activos que necesiten gestión continua, como parte en algún negocio o cuentas de operaciones. En muchos estados, los acreedores no tienen acceso a los fideicomisos testamentarios, afirma Gerry W. Beyer, abogado y profesor de Derecho de la Texas Tech University.

Independientemente de que tengas un fideicomiso, puedes nombrar a personas de apoyo para que gestionen tus asuntos en caso de que quedes discapacitado. Si no tienes un fideicomiso, le puedes dar un poder a la persona de tu elección. Con un fideicomiso, el fideicomisario que elijas actuará en tu nombre. Puede que la transición sea un poco más fácil con un fideicomiso, pero no necesariamente.

Los fideicomisos requieren más papeleo. Debes transferir todos tus bienes a tu nombre como fideicomisario, lo que incluye la escritura de la casa, las cuentas bancarias y de inversión (que no suelen incluir las cuentas de jubilación con impuestos diferidos), los bienes personales valiosos, y todo nuevo activo que adquieras. Necesitarás asesoría jurídica, lo que aumenta el costo de los fideicomisos testamentarios en comparación con los testamentos básicos. Si las transferencias no salen bien, tu fideicomiso se convertiría en un papel inútil. “He visto pasar esto miles de veces”, dice Beyer.

Nunca compres formularios de fideicomisos testamentarios estándar. Consulta con un abogado especializado lo que puedes hacer y si de verdad lo necesitas.

Jane Bryant Quinn es experta en finanzas personales y la autora de How to Make Your Money Last.

¿Qué opinas?

0 | Add Yours

Deje su comentario en el campo de abajo.

Debe registrarse para comentar.

LEE ESTE ARTÍCULO