Skip to content
 

Cuídate de estas 10 estafas turísticas

Desde las heces de paloma hasta las bebidas adulteradas, los estafadores europeos utilizan estratagemas ingeniosas para desplumar a los viajeros.

Pareja de vacaciones en Europa viendo el bolso vacío de la mujer.

IMGORTHAND/GETTY IMAGES

In English

¿Rumbo a Europa? No permitas que un maleante arruine tu aventura al escaparse con tu dinero.

A medida que se reducen las restricciones de viaje, los viajeros deben “mantenerse alerta mientras se encuentran en el extranjero”, le dice a AARP un funcionario del Departamento de Estado.

Mientras que las estafas turísticas pueden ocurrir en cualquier país, a continuación algunas de las técnicas más comunes que los estafadores en Europa utilizan para apoderarse de tus objetos de valor, según los expertos en viajes, los diplomáticos y las fuerzas del orden público.

1. El derrame que no es accidental. Te echan encima heces de paloma —reales o de imitación— o kétchup, helado, café o alguna otra cosa. O te lo tiran encima. “Alguien se te acercará y ofrecerá ayudar a limpiarte. Mientras estás distraído, otra persona se roba tus cosas”, advierte el Departamento de Estado.

2. El vaso de plástico del mendigo. Algunos mendigos colocan un vaso de plástico transparente en el camino de los peatones a la espera de que pateen el vaso sin darse cuenta y rieguen las monedas. El objetivo es un donativo por sentimiento de culpa. “Da por sentado que los mendigos son carteristas”, aconseja Rick Steves, anfitrión de programa de televisión y experto en viajes europeos.

3. El anillo de oro falso. Un maleante se inclina para recoger un anillo, insiste en que es tuyo y te roba la billetera mientras lo inspeccionas. O la persona exige un precio por devolver la baratija de latón.

“No lleves en la billetera más de lo que estés dispuesto a perder: una tarjeta de crédito o débito, una identificación y no más de 40 o 50 euros, que es algo menos de $50 y $60” respectivamente.

— “Pickpockets in Paris: How to Avoid Becoming a Victim”, publicado por la embajada y los consulados de Estados Unidos en Francia

4. La bebida adulterada. Se multiplican las quejas (en inglés) sobre este fraude en distintos lugares turísticos de Polonia. Se atrae a las víctimas a los establecimientos con la promesa de descuentos u otras tentaciones y se las explota mientras están bajo la influencia de bebidas adulteradas, según el Consejo Asesor de Seguridad en el Extranjero, una asociación entre el Departamento de Estado y la comunidad de seguridad del sector privado. Es posible que sea difícil disputar los cargos excesivos de la tarjeta de crédito, porque los bares y los clubes pueden mostrar evidencia del consentimiento de las víctimas. El delito ocurre en muchos países  (en inglés) y el lugar podría ser, por ejemplo, una casa de té o un restaurante.

5. El reloj de diseñador. O la chaqueta. O el bolso. En Italia, un hombre bien vestido te pide indicaciones, dice trabajar para una marca de artículos de lujo y te enseña muestras de productos en su automóvil, según una advertencia de la página web hotels.com. Te entrega de regalo un reloj, una chaqueta o un bolso. Luego finge que se le ha acabado la gasolina y te pide dinero, más de lo que vale el artículo de imitación.

6. El brazalete de la “amistad”. Los malhechores atan un cordón alrededor de la muñeca o del dedo de un turista y lo tejen a manera de brazalete, luego exigen dinero y amenazan al turista si se rehúsa a pagar.

7. El agente de policía impostor. En los centros urbanos y los centros turísticos de España, algunos ladrones se hacen pasar por policías, se acercan a los turistas y les piden ver la billetera con fines de identificación, advierte el Gobierno británico (en inglés). Si te sucede esto, verifica que los policías sean genuinos y, si es necesario, muestra alguna otra forma de identificación. Los agentes de policía auténticos no piden ver billeteras o bolsos.

8. La petición falsa. En los enclaves turísticos de París, niños de ambos sexos, algunos de los cuales fingen no poder oír o hablar, se acercan con una petición y te piden la firma... y dinero, advierten los funcionarios policiales franceses (en inglés). Es posible que los jóvenes parezcan actuar en nombre de asociaciones y fundaciones, pero esto no es cierto. “Su único objetivo es conseguir que les des dinero, que nunca se transferirá a estas organizaciones, sino que se usará para financiar organizaciones ilegales y redes clandestinas”, indican los funcionarios policiales.

9. El robo relámpago entre la muchedumbre del metro. Varias personas se arremolinan a tu alrededor mientras intentan subir o bajar del vagón del tren y, mientras te empujan, te vacían los bolsillos. Otra táctica es agarrar el bolso de un pasajero sentado al lado de la puerta y bajarse mientras se cierran las puertas. Siéntate lejos de las puertas y reduce todo lo posible el acceso que otros puedan tener a tus bolsillos y bolso.

10. Los piratas de la autopista. Estos ladrones te piden que pares el vehículo para ayudar con una llanta ponchada o con problemas mecánicos, pero mientras los ayudas, un cómplice desaparece con todas las posesiones que tenías en el vehículo que no habías cerrado con llave.

Además, en muchas partes de España, los automóviles de alquiler llevan una etiqueta grande en la parte de atrás del vehículo, y se han registrado numerosos informes (en inglés) de ladrones que abrieron los autos de alquiler a la fuerza mientras estaban aparcados en una zona panorámica u otro lugar turístico y se llevaron todos los objetos de valor, según el Consejo Asesor de Seguridad en el Extranjero.


Oferta especial de la membresía de AARP durante la Semana Cibernética. Únete a AARP - Solo $9 al año cuando te inscribes por un período de 5 años.


No se trata de delincuentes de poca monta

Es importante entender que los delincuentes que se aprovechan de los turistas pueden formar parte de grandes redes criminales (en inglés). Europol, la Agencia de la Unión Europea para la Cooperación Policial, celebra congresos periódicos sobre las pandillas internacionales de carterismo y después de un congreso del 2019 indicó que, aunque el carterismo todavía se considera delincuencia a menor escala, a menudo son responsables “grupos altamente profesionales” y obtienen millones con esta actividad ilícita.

Los cabecillas se costean estilos de vida de lujo, pero muchos carteristas, entre ellos niños, son “soldados de a pie explotados” y es posible que sean víctimas de la trata de personas, indicó Europol.

El Departamento de Estado subraya este azote al declarar en un informe del 2021 (en inglés) que la “mendicidad infantil forzada” continúa siendo un problema en distintas partes del mundo.

Antes de viajar

He aquí tres cosas que debes hacer antes de viajar: 

  • Avisa a la compañía de tu tarjeta de crédito para que establezca protecciones contra el fraude, como límites de cargos a la cuenta desde la misma ubicación el mismo día.

  • Revisa la información que el Departamento de Estado proporciona sobre el país que vas a visitar en travel.state.gov/destination (en inglés).

  • Inscríbete en el programa Smart Traveler Enrollment Program (en inglés) del Departamento de Estado para mantenerte al tanto de la información de seguridad más reciente sobre tu lugar de destino.

Y mientras viajas:

  • Evita los bolsos de mano, las bolsas riñoneras (fanny packs) y los bolsillos exteriores, que son blancos fáciles para los ladrones, indica el Departamento de Estado en “A Safe Trip Abroad”. Uno de los lugares más seguros para los objetos de valor es debajo de la ropa en una pequeña bolsa o un cinturón para dinero.

  • Ten muchísimo cuidado en los lugares que frecuentan los turistas. Los ladrones merodean cerca de los museos, monumentos, restaurantes y hoteles; en las playas, las estaciones de tren y los aeropuertos; y en el metro y los trenes. Algunos se concentran en los vehículos que no tienen matrículas locales. El carterismo es una amenaza “en los principales centros urbanos y las autopistas de toda España”, señala la Embajada de Estados Unidos en Madrid.

  • Evita colocar los pasaportes, el dinero en efectivo, los celulares y otros objetos de valor en los bolsillos exteriores de las mochilas o los bolsos, o sobre las mesas en los lugares públicos. No dejes los bolsos desatendidos ni los cuelgues del respaldo de las sillas, no los pongas sobre los mostradores de las tiendas o los hoteles, no los coloques encima de la maleta o la bolsa de viaje; mantén tus pertenencias siempre bajo tu control personal.

Tres estafas populares de viajes

(Haz clic en el botón CC del video para seleccionar los subtítulos en español)

Katherine Skiba cubre temas de estafas y fraudes para AARP. Anteriormente, fue periodista con el Chicago Tribune, U.S. News & World Report y el Milwaukee Journal Sentinel. Recibió la Beca Nieman de Harvard University y es la autora del libro Sister in the Band of Brothers: Embedded with the 101st Airborne in Iraq.