Skip to content

Navegador de beneficios de salud: Revisa esta guía para veteranos y sus familiares.

 

¿Quieres evitar las estafas? Empieza por hacerte un examen de ojos y oídos

Los adultos mayores con problemas visuales y auditivos son más vulnerables a las estafas financieras.

Hombre enseñando su dispositivo auditivo

WESTEND61 / GETTY IMAGES

In English | Un nuevo estudio de University of Southern California reveló que las personas mayores que han sido víctimas de explotación financiera tienen problemas auditivos mucho más graves y una visión marginalmente más débil que quienes no han sido estafados.

Sin embargo, lo que es alentador para el investigador principal Duke Han, psicólogo y profesor en la Facultad de Medicina Keck de la universidad, es que las deficiencias de la audición y la visión son “trastornos muy tratables".

"Esta investigación realmente señala la importancia de acudir a consultas médicas periódicas y mantenerse al día con la audición y la visión”, dice Han. Incluso durante la pandemia, sigue siendo importante hacerse exámenes y mantener la salud, agrega.

Han exhorta a los familiares, amigos y proveedores médicos a que presten atención a los cambios en la visión y audición de un adulto mayor, ya que los aparatos auditivos y los lentes correctivos “pueden ser críticos para reducir la susceptibilidad de un adulto mayor” a las pérdidas financieras.


Recibe contenido similar, suscríbete a nuestro Boletín


Por qué algunos adultos mayores son más vulnerables a los fraudes

Han, de 44 años, le dijo a AARP que por varios años ha estado interesado en averiguar qué es lo que hace que algunas personas mayores sean más vulnerables a las estafas y al fraude que otras.

Se sabe muy bien que el deterioro cognitivo aumenta las probabilidades de que se aprovechen financieramente de los adultos mayores, comenta. Los signos reveladores del deterioro cognitivo incluyen dificultad para recordar, aprender cosas nuevas, concentrarse o tomar decisiones que afectan la vida diaria.

“Queremos que los adultos mayores disfruten de la riqueza que han acumulado durante el transcurso de la vida. Queremos que disfruten del fruto de su trabajo, no que se aprovechen de ellos".

—Profesor Duke Han, de la Facultad de Medicina Keck de University of Southern California, cuyo estudio demostró que las personas mayores víctimas de explotación financiera tienden a tener más problemas auditivos y de visión que otros adultos de edad similar que evitaron ser estafados.

Sin embargo, muchos adultos mayores que no padecen de deterioro cognitivo también han sido víctimas de explotación financiera, dice Han, lo que llevó a él y a sus colegas investigadores a explorar la posibilidad de que intervengan otros mecanismos secundarios.

El estudio se concentró en un grupo racialmente diverso de 37 adultos mayores de 50 años que se reclutaron en el área metropolitana de Los Ángeles. Todos los participantes voluntarios contaban con buena salud cognitiva y alto nivel educativo. Se dividieron en dos grupos: veinticuatro de ellos, o cerca del 65%, habían sido estafados financieramente; y los otros trece, o el 35%, no habían pasado por esa situación.

Se examinaron tres tipos de fragilidades

Han dijo que, hasta donde él sabía, el estudio es el primero en enfocarse en los adultos mayores y la relación entre la explotación financiera y la fragilidad.

A los participantes se les dio un cuestionario que hacía preguntas sobre tres tipos de fragilidad: física, psicológica y social. Los aspectos físicos incluían problemas de audición y visión, falta de fuerza en las manos y dificultad para caminar o mantener el equilibrio. Los aspectos psicológicos incluían sentirse triste, nervioso o ansioso durante el último mes. Los aspectos sociales incluían si el participante del estudio vivía solo y extrañaba tener personas a su alrededor.

El estudio reveló que, en general, quienes habían sido víctimas de explotación financiera reportaron tener una audición considerablemente más problemática y una visión marginalmente más problemática. Los investigadores instaron a los programas de intervención cuyo propósito es proteger el bienestar financiero de los adultos mayores a que tomen esto en consideración.

Los métodos de los estafadores y defraudadores "hacen énfasis en la capacidad de ver y escuchar con precisión", dice Han. Tener una mala audición y visión puede poner a las personas en riesgo de explotación ya que hace que "se pierdan de detalles críticos durante las interacciones", revela el estudio, mientras que otras personas cuyo funcionamiento sensorial está intacto podrían cuestionar la veracidad de un intercambio financiero.

Los descubrimientos se publicaron el mes pasado (en inglés) en un artículo de Gerontology and Geriatric Medicine.

La Red contra el Fraude, de AARP, puede ayudarte a identificar y evitar las estafas. Inscríbete para recibir nuestras Alertas de vigilancia, consulta nuestro mapa de rastreo de estafas (en inglés) o llama gratis a nuestra línea de ayuda especializada en fraudes al 877-908-3360 si tú o un familiar sospechan que han sido víctimas de una estafa.