Skip to content

Es el momento de reevaluar tu cobertura de Medicare: Revisa esta guía sobre el período de inscripción abierta.

 

¿Deberías hacer planes para viajar si continúa la pandemia?

Expertos aconsejan cuándo ir de vacaciones, adónde viajar y cómo hacerlo de manera segura.

Teclado de computadora con temática de viajes

Peter Dazeley/Getty Images

In English

Este verano parecía que la gente finalmente volvía a viajar a destinos nacionales e internacionales, pero el aumento reciente de la variante delta y el constante incremento en los casos de COVID han hecho que regresen las restricciones de viaje y han causado temor e incertidumbre en torno a los viajes. Algunos países han prohibido la entrada de viajeros de EE.UU., mientras que otros están introduciendo normas que se actualizan casi a diario, igual que las advertencias de viaje de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) y la lista de destinos de “alto riesgo” de esta agencia.

La variante delta y el constante aumento en los casos de COVID han provocado el retorno de algunas restricciones de viaje, lo cual ha causado incertidumbre. Algunos países han prohibido el ingreso de viajeros de EE.UU., y otros han presentado normas que se modifican casi a diariamente. También se modifican las advertencias de viaje de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) y la lista de destinos de “alto riesgo” de esta agencia.

La buena noticia es que los parámetros mundiales de vacunación siguen subiendo, como también las medidas de seguridad que han implementado las aerolíneas, los destinos turísticos, los hoteles y las compañías de viajes. Sin embargo, los niños menores de 12 años todavía no pueden vacunarse, lo cual es una preocupación más cuando se trata de viajes familiares. Además, los protocolos de salud varían bastante, dependiendo de la ubicación.

Teniendo en cuenta esta incertidumbre, ¿es el momento adecuado para viajar o planear un viaje?

A continuación, expertos en salud y de la industria del turismo opinan sobre el estado actual de los viajes y si este es un buen momento para planear un viaje.  

Toma en cuenta los riesgos y los beneficios de viajar

“Viajar ahora es cuestión de equilibrar los riesgos y los beneficios”, dice el Dr. Paul Holtom, especialista en enfermedades infecciosas y epidemiólogo del LAC+USC Medical Center en Los Ángeles. “Estoy de acuerdo en que existen beneficios para la salud mental y el bienestar asociados con los viajes, pero viajar también conlleva ciertos riesgos inherentes para los adultos mayores que pertenecen a grupos con un mayor riesgo. Si quieres viajar, debes hacer todo lo posible por reducir esos riesgos”.

“La decisión de si debes o no viajar en el 2021 es una cuestión personal que depende principalmente de tu perfil de riesgo y si estás dispuesto a enfrentar posibles retos logísticos”, explica Joost Scheve, director ejecutivo de la compañía de servicios de viajes kimkim con sede en Boulder, Colorado.

Joshua Bush, director ejecutivo de Avenue Two Travel en Bryn Mawr, Pensilvania, concuerda en que viajar en este momento “depende de tu tolerancia al riesgo y grado de concienciación, pero es posible viajar ahora y hacerlo de forma ética y segura”.

Pero ¿por qué viajar ahora? “La mayoría de nuestros clientes se han dado cuenta durante los últimos dos años de que solo se vive una vez. Con las precauciones adecuadas, valoran su libertad para viajar, explorar y, más que nada, conectarse con el mundo”, señala Jack Ezon, fundador de Embark Beyond, una agencia de viajes con sede en Nueva York que se especializa en el mercado de lujo. “Y en la actualidad hay excelentes ofertas y la mayoría de los lugares no están abarrotados”.

Entonces, ¿cómo puedes limitar tus riesgos al viajar? La forma más obvia de reducir significativamente tu riesgo: vacúnate contra la COVID-19. En septiembre, durante una conferencia de prensa en la Casa Blanca, la directora de los CDC, Rochelle Walensky, ofreció este consejo: “Ante todo, recomendamos que si no estás vacunado, no viajes. Pero las personas plenamente vacunadas y que usen mascarillas pueden viajar”. Los asesores de viajes opinan lo mismo. “Para la seguridad propia y de quienes nos rodean, vacunarse y usar mascarillas es lo correcto”, afirma Bush.

Pero incluso las personas vacunadas enfrentan riesgos de salud al viajar en este momento. “Aunque es improbable que una persona vacunada contraiga COVID, no es imposible”, advierte Holtom. “Estos casos probablemente serán más leves o asintomáticos, pero debido a los requisitos de realizarse pruebas antes de regresar a EE.UU., tendrás que permanecer en cuarentena durante dos semanas en otro país [si viajas al extranjero]. Y si sufres otro tipo de enfermedad grave o lesión durante tu viaje, tendrás que acudir a centros de atención médica locales que pueden ser deficientes o estar saturados de pacientes de COVID”.

En cuanto al mejor momento, Holtom dice: “históricamente hemos observado un aumento del virus en el otoño y el invierno, con el descenso de las temperaturas y un aumento en las reuniones en espacios cerrados. Pero nadie puede predecir el futuro; no sabemos lo que va a pasar”.

Dada la incertidumbre en torno a las tendencias del virus y las restricciones de viaje, reducir el riesgo de viajar ahora esencialmente significa estar lo mejor informado posible sobre tu destino de viaje y modo de transporte, así como sobre tu propia salud, tanto física como mental. No aprovecharás los beneficios calmantes de viajar si estás estresado todo el tiempo. “Durante un viaje te encontrarás en aeropuertos y otros lugares que pueden estar llenos de gente. Si no te sientes cómodo en ese tipo de situaciones en tu propia comunidad, quizás viajar no sea ideal para ti”, aconseja Scheve. “Pero hemos descubierto que la mayoría de los viajeros que viven una vida relativamente normal no han tenido problemas y, en muchos casos, han encontrado menos aglomeraciones, ya que muchos destinos reciben menos visitantes”.

Viajar dentro de Estados Unidos

Los viajes dentro del país, especialmente los viajes en automóvil, han gozado de gran popularidad durante el pasado año debido a la ausencia de restricciones en las fronteras estatales y a la confianza en la atención médica local. “El estado de California ha reabierto y vuelve a dar la bienvenida a los turistas, a la vez que alienta a los lugareños a explorar su propio estado”, dice Caroline Beteta, directora ejecutiva de Visit California. Pero ciertas regiones en el país que están experimentando aumentos de COVID desaconsejan activamente hacer viajes. El gobernador de Hawái, David Ige, recientemente recomendó que los residentes no viajaran entre las islas y pidió que todos los demás visitantes se abstuvieran de viajar a las islas hasta octubre. “Nuestros hospitales están a punto de alcanzar su capacidad máxima y las unidades de cuidados intensivos están prácticamente llenas. Ahora no es un buen momento para viajar a Hawái”.

En el caso de los destinos nacionales, Holtom recomienda investigar la situación de las regiones específicas. Por ejemplo, en California, a fines de septiembre, “el condado de Los Ángeles tiene un número muy bajo de casos de COVID, pero los hospitales en el Valle Central [la región de Fresno-Stockton] han alcanzado una capacidad del 120%”. Asimismo, Bush recomienda que los viajeros “no visiten lugares donde las tasas de vacunación son mucho más bajas, como en los estados del sur”. Los viajes por carretera a áreas al aire libre dentro del país, como los parques nacionales, han cobrado popularidad, pero ya que algunos parques están empezando a experimentar aglomeraciones, considera explorar los parques nacionales menos visitados, como el Parque Nacional Dry Tortugas cerca de Key West, Florida, y el Parque Nacional de las Montañas de Guadalupe al oeste de Texas.

Viajar a otros países

Igual que los destinos nacionales, la situación en otros países varía mucho: algunos están abiertos y reciben a visitantes mientras que otros continúan cerrados y presentan un mayor riesgo. Los CDC en la actualidad clasifican a al menos 80 países y territorios como de “riesgo muy alto; no viajar” (incluidos destinos populares como las Bahamas, Tailandia y el Reino Unido), y docenas más se consideran de “riesgo alto” (entre ellos Brasil, Dinamarca y México). Aunque quieras viajar a un destino, es posible que no te permitan entrar: Australia y Nueva Zelanda están cerrados al turismo desde hace tiempo, y Bélgica y Suecia recientemente prohibieron la entrada a todos los visitantes de EE.UU. Sin embargo, muchos sí permiten la entrada de visitantes de EE.UU. con un comprobante de vacunación.

Por otro lado, Portugal recientemente anunció que “permanecerá abierto a viajeros de Estados Unidos" aunque la UE ha retirado a EE.UU. de su "lista de viajes seguros”. Carolina Trejos, directora de mercadeo del Instituto Costarricense de Turismo, recientemente transmitió este mensaje de bienvenida: “Costa Rica invita a los viajeros a disfrutar de las numerosas experiencias en los espacios naturales de todo el país que facilitan el distanciamiento social, con pautas vigentes para asegurar que nuestra industria de turismo opere de manera segura”. El asesor de viajes Joshua Bush también recomienda viajar a Costa Rica como una “buena elección” para los viajeros preocupados por la COVID.

Por lo tanto es esencial comprobar las advertencias de viaje de los CDC y del Departamento de Estado específicas para cada país, así como las normas y reglamentos actuales en tu país de destino y las advertencias de la embajada estadounidense en ese país.

También puedes reducir el riesgo y estrés de los viajes internacionales con la debida planificación. Scheve recomienda tomar vuelos directos para evitar las multitudes y los inconvenientes de las conexiones. Bush indica que muchos de los clientes de su agencia ahora optan por viajar en una cabina de categoría superior en los vuelos, acceso a las salas de viajeros, incluso reservar vuelos privados. “Recientemente hemos combinado a pequeños grupos de viajeros con ideas afines en aviones privados para mitigar los costos y al mismo tiempo proporcionar la tranquilidad de volar en vuelos privados dentro de una ‘burbuja de viaje’ más pequeña”.  

Considera vacaciones con un enfoque en destinos “al aire libre", sugiere Ezon, "y explorar puntos remotos lejos del lugar de hospedaje, en lugar de cambiar constantemente de alojamiento”. Si quieres darte un lujo, señala, un viaje perfecto en la actualidad para evitar el riesgo de COVID es la costa de Amalfi italiana, con una estancia en el nuevo hotel Borgo Sant Andrea que ofrece experiencias al aire libre como caminatas por el Sendero de los Dioses, un paseo en barco hasta Capri, cenas al aire libre cada noche y una visita a Pompeya, uno de los mejores museos al aire libre del mundo. También recomienda Costa Rica, las islas Galápagos y Sudáfrica como otros buenos destinos donde abundan las actividades al aire libre.  

“En el último año y medio, nuestros viajes activos en Europa han estado en gran demanda, ya que los viajeros buscan aventuras al aire libre, que incluyan excursiones a pie que ofrecen aire fresco, rutas icónicas, destinos remotos y la garantía de guías y viajeros vacunados”, dice Matt Berna, director general de Intrepid Travel para la región de Norteamérica. Algunas de las rutas populares organizadas por Intrepid son las Dolomitas italianas y el área cerca de Mont Blanc, en Francia, así como la menos conocida red de senderos Rota Vicentina a lo largo de la costa de Portugal.


Recibe contenido similar, suscríbete a nuestro Boletín


En países donde los CDC clasifican de “alto riesgo”, los complejos turísticos con todo incluido pueden ser destinos seguros, Bush explica que “muchos complejos turísticos en el Caribe y Los Cabos, por ejemplo, transmiten una sensación de seguridad, ya que ofrecen pruebas en el lugar y aíslan a los huéspedes, a la vez que ofrecen muchas actividades para que la experiencia vacacional no se sienta limitada. Muchas de las propiedades Four Seasons y Ritz-Carlton en todo el mundo aún tienen habitaciones disponibles, incluso para la temporada festiva. Las agencias de viajes asociadas con marcas de lujo importantes generalmente disponen de inventario y acceso a estupendos servicios de valor añadido para sufragar los costos”.

Holtom todavía está esperando para reservar su muy demorado viaje a España con su esposa para conmemorar su 40.º aniversario, porque para él, “ahora mismo la situación es demasiado incierta para organizar nada. Quiero esperar a que los números de casos de COVID se estabilicen”. Sin embargo, sí se sintió lo suficientemente seguro para hacer un viaje de un día cerca de casa con su familia el pasado agosto. Él, su esposa, su hija, su yerno y sus cuatro nietos lo pasaron en grande en Disneyland en Anaheim, a unas 30 millas al sur de Los Ángeles. Accedió al viaje debido a su confianza en las medidas de seguridad actuales en el sur de California relacionadas con la COVID-19 y a la manera en que Disney ha manejado los entornos al aire libre del parque, que incluyen protocolos de distanciamiento y la amplia disponibilidad de desinfectante de manos.

Cruceros

Debido a las noticias al comienzo de la pandemia sobre brotes masivos en los cruceros, esta industria se ha visto muy perjudicada durante el último año y medio, lo que resultó en que los CDC prohibieran la entrada de cruceros a los puertos del país hasta este verano. Pero incluso con las vacunas y los nuevos protocolos de salud a bordo de los barcos, ¿es este el momento adecuado para volver a viajar en crucero?

No es sorprendente que Bob Levinstein, director ejecutivo de la compañía Cruise Compete con sede en Iowa, califique los cruceros como una excelente opción para viajar en este momento, e incluso afirma que los cruceros son “las vacaciones más seguras que existen en la actualidad”. Levinstein añade que “los cruceros tienen una enorme ventaja sobre otras modalidades de viaje, ya que ofrecen un control absoluto de su entorno y sus reglas”. Y menciona los nuevos requisitos estrictos de vacunación y realización de pruebas de las líneas de cruceros, así como los dispositivos de filtración de aire recién instalados a bordo. “Y si te enfermas a bordo”, dice, “cada barco dispone de personal médico capacitado de guardia, y pruebas de COVID. Esto es algo que no te ofrece ningún otro tipo de viaje”.

“La mayoría de los clientes de cruceros se sienten seguros al saber que viajan dentro de una ‘burbuja’ cerrada que ha sido sometida a pruebas de antemano”, dice Ezon, y añade que muchos cruceros ya están agotados para el próximo año.

De nuevo, Holtom permanece escéptico. “Sería difícil para mí volver a viajar en un crucero, aunque no hubiera coronavirus, debido a otros brotes a bordo de los barcos, como el norovirus”, añade. “Los cruceros tienen un riesgo intrínsecamente más alto de propagación de enfermedades porque reúnen a grupos grandes de personas en espacios cerrados”. Pero Holtom admite que tiene una visión poco favorable debido a su especialidad, y reconoce que puedes reducir los riesgos si tomas las precauciones de salud adecuadas, como el uso de mascarillas, el distanciamiento social y pasar tiempo al aire libre. Pero ¿y si no estás vacunado? “Ni se te ocurra pensar en hacer un crucero”, advierte.

Levinstein concuerda. “Si perteneces a un grupo de alto riesgo y tienes enfermedades preexistentes, quédate en casa por ahora. No hay razón para correr riesgo”, dice. Pero si gozas de buena salud, estás plenamente vacunado y viajas sin niños, “este es sin duda el momento perfecto para reservar un crucero. Puedes aprovechar magníficas ofertas que tal vez no estén disponibles dentro de unos meses”. Asimismo, destaca algunas de las nuevas políticas de las líneas de cruceros que permiten ‘cancelar en cualquier momento’ (pero debes asegurarte de leer la letra pequeña) como una buena razón para reservar un crucero ahora.

Al igual que en otras modalidades de viaje, el acceso de las líneas de cruceros a los destinos está sujeto a cambios sin previo aviso (las Bahamas hace poco prohibieron temporalmente las visitas de cruceros). Las escalas en los puertos y las excursiones en tierra pueden restringirse y los itinerarios pueden cambiar incluso a diario. Por ello, infórmate y mantente flexible al planear un crucero. 

Trata de reservar viajes simultáneos

Una forma nueva de lidiar con la incertidumbre sobre los viajes y de mejorar la flexibilidad es la reserva de viajes simultáneos. “Es una estrategia utilizada por aquellos que no quieren sentirse decepcionados si se cancela un viaje o si tienen un período limitado para viajar. Al reservar varios viajes para la misma fecha, tendrán garantizado uno de ellos”, dice Bush. “El reto es conocer a fondo los términos y las condiciones de cada viaje y no tener que pagar una multa si cancelas o cambias la fecha de uno de ellos”.

Ezon ha observado la misma tendencia en Embark Beyond. “Tenemos muchos clientes que reservan viajes simultáneos para asegurarse de poder viajar a algún destino durante un período determinado. Al ser una agencia de viajes, intentamos negociar cargos por cancelación muy flexibles para evitar perder dinero”, señala.

Scheve, de kimkim, dice, “esta no ha sido una tendencia tan marcada para nosotros, pero hemos visto personas que cancelan o posponen viajes y que de inmediato reservan otro viaje a un destino diferente para llenar el espacio vacío en su calendario de viaje”.

Debido a la incertidumbre que aún rodea los viajes, reservar con cualquier tipo de anticipación va a requerir flexibilidad, y tanto si tu estrategia consiste en reservar viajes simultáneos o simplemente tener un “plan B” de respaldo, solo debes confirmar un viaje si has considerado detenidamente las políticas de cancelación y estás informado sobre la situación de salud más actual y las restricciones por la COVID-19 en tu destino planeado.

Bill Fink es un redactor galardonado de viajes que ha cubierto viajes culturales para Lonely Planet, Frommer's, el San Francisco Chronicle y muchos otros medios.