Skip to content

¿Cómo mantenerte sano durante tus viajes?: Consejos para disfrutar de las vacaciones de verano 

 

Cómo hacer un viaje de carretera con tu perro

Consejos de expertos para disfrutar de unas vacaciones seguras y divertidas con tu mascota.

Border Collie en un auto

Papilio / Alamy Stock Photo

In English | A Leo le encanta viajar. El residente de Baltimore, Maryland, ha atravesado 47 estados en auto; ha nadado en dos océanos, en tres de los Grandes Lagos y en el golfo de México, y ha explorado numerosos parques estatales y nacionales, desde Acadia hasta Zion. Leo viaja por carreteras rurales e interestatales junto con su leal compañera, una humana de 46 años llamada Kristin Kluge.

Leo es una mezcla de labrador de 8 años que adora la vida en la carretera.

"Recibe mucha atención dondequiera que vamos”, dice Kluge, técnica en radiología que viaja frecuentemente por trabajo y placer (cuando charlamos, ella y Leo estaban cruzando Nuevo México como parte de un recorrido de 14 estados). “Cuando viajo, hablo con personas que echan de menos a sus perros y se sienten celosas de que yo tenga el mío".

Si te fascina hacer viajes por carretera como a Kluge, los perros no son solamente pasajeros. Son turistas felices, no tienen problema en ser fotografiados y son motivo instantáneo de conversación. Pero un viaje exitoso y seguro requiere un poco de planificación. Antes de embarcarte en un viaje por carretera con tu compañero canino, toma estas medidas sensatas y simples.


Ahorra un 25% el primer año cuando te unes a AARP con opción de renovación automática. Obtén acceso al momento a descuentos, programas, servicios y toda la información que necesitas para mejorar tu calidad de vida.


Busca alojamientos que admitan perros

Acampar es una opción obvia para pernoctar, pero la mayoría de las cadenas hoteleras ofrecen una amplia selección de propiedades que aceptan mascotas. PetsWelcome.com (en inglés) resume las políticas de las principales cadenas, entre ellas Best Western (1,000 propiedades en Estados Unidos y Canadá admiten mascotas), Comfort Inn (550 en Estados Unidos), La Quinta Inns & Suites (800 en Estados Unidos) y Red Roof Inns (550 en Estados Unidos). Motel 6 acepta mascotas en sus 1,400 propiedades en el país “a menos que representen un riesgo para la salud o la seguridad o estén prohibidas por la ley”. Los huéspedes pueden tener dos mascotas por habitación con un peso combinado de 150 libras.

Antes de hacer una reserva, investiga las tarifas para mascotas. “Muchos de los hoteles más asequibles admiten perros, pero requieren depósitos muy altos por alojarse con una mascota”, señala Tom Manus, que escribe un blog sobre los viajes que hace con su esposa, Kristi, en su sitio web, Small Town Plus Size (en inglés). Advierte que ha visto depósitos desde $50 hasta $200. Algunas tarifas para mascotas no son reembolsables.

Airbnb y VRBO ofrecen opciones fáciles de encontrar que permiten llevar mascotas, pero algunos anfitriones cobran una tarifa por cada mascota o un cargo de limpieza obligatorio de $100 o más, dice Troy Hollan, que escribe sobre viajar con perros en sus sitios web Woof the Beaten Path y Dog on a Road Trip. Hollan evita las propiedades que cobran altas tarifas obligatorias y, para no ensuciar, llenar de pelo y evitar otros desastres posiblemente costosos en las casas de alquiler vacacional, él y su esposa cubren los muebles, cierran las habitaciones que no van a utilizar y llevan suministros (como toallitas desinfectantes, un trapeador y un quitapelusas) para hacer una limpieza profunda antes de marcharse.

Ya sea que te alojes en un hotel o un Airbnb, Hollan recomienda una máquina de ruido blanco. Los sonidos extraños pueden estresar a los perros, pero el ruido blanco calma a sus amigos caninos y los ayuda a dormir (y por lo tanto, también a Hollan).

Otros sitios para encontrar alojamientos que admiten mascotas incluyen Pet Friendly Hotels, AAA y Pet Travel.

Empaca los artículos esenciales

Otros suministros clave incluyen agua, comida, una correa, tazones, bolsas de plástico, suministros de lavado y acicalamiento, y medicamentos. Hollan ha recopilado una conveniente lista de artículos para viajes por carretera (en inglés). Para almacenar comida, prefiere los recipientes con cierre hermético, como el Gamma2 Vittles Vault. Estos recipientes están tan bien sellados que compró uno más para almacenar las bolsas para excrementos cuando no hay botes de basura a mano.

Lleva también copias de los expedientes médicos de tu perro —certificados de vacunación, documentos de análisis de laboratorio, la chapa de vacunación antirrábica— y empaca un kit de primeros auxilios caninos. Puedes comprarlos en las tiendas de mascotas y en la mayoría de las grandes tiendas, o incluso crear uno por tu cuenta. The American Kennel Club ha compilado una lista de artículos de primeros auxilios esenciales que incluyen gasa, cinta adhesiva médica, vendas no adhesivas, bolitas de algodón, agua oxigenada, pomada o aerosol antibiótico, tijeras, pinzas y una lupa. Estas herramientas pueden ser útiles: en Arizona, Kluge una vez ayudó a dos mujeres a extraer púas de cactus del hocico de sus perros.

Para aliviar la ansiedad de tu perro cuando está lejos de casa, lleva objetos familiares, como una manta o juguete favorito, junto con sus tazones normales para agua y comida. Kluge también lleva toallas en el auto. “Leo es un perro amante del agua” explica, “por lo que en cuanto vemos un río quiere nadar".

Perro sentado en una silla de madera

Kristin Kluge

Leo, relajándose durante un viaje por Nueva Inglaterra.

Para en los lugares adecuados

Si tu can necesita hacer una parada para ir al baño, elige un área de descanso o un parque, no la banquina de una carretera muy transitada. “No querrás estar al borde de una carretera interestatal si se te escapa la correa de la mano”, dice Hollan.

Puede ser tentador dejar que los perros corran sueltos sin correa en los senderos y zonas verdes, pero no debes hacerlo. Hollan tiene unos amigos que soltaron a sus perros pequeños en un área de descanso en Colorado. Un águila bajó en picada, arrebató a uno de los perros y se echó a volar con él.  “Nunca más lo volvieron a ver”, dice.

Kluge ha llevado a Leo a parques nacionales, pero no son ideales, indica, ya que por lo general no se permiten perros en la mayoría de los senderos y áreas silvestres. Aunque la National Park Foundation tiene una lista de siete parques nacionales para visitar con perros (en inglés), tal vez descubras que los parques estatales y de condados son una mejor opción.

Para encontrar actividades que sean atractivas para las personas y los perros por igual, la aplicación Bark Happy incluye restaurantes, hoteles, tiendas, parques y otros lugares donde los perros son bienvenidos. En BringFido.com (en inglés) también encontrarás lugares, playas y eventos que admiten perros.

Perro posa su cabeza sobre el respaldar del asiento de un auto

Kristin Kluge

Leo ha recorrido gran parte de Estados Unidos con su humana, Kristin Kluge.

Conduce con cuidado

Los perros son adorables. También son una distracción. En una encuesta de la American Automobile Association (AAA) (en inglés), el 52% de los encuestados admitieron que habían acariciado a sus perros mientras conducían, y en otra encuesta de la AAA (en inglés) el 12% confesaron que habían fotografiado a sus mascotas mientras estaban al volante (repito: ¡al volante!).

Para proteger a tu perro en caso de un accidente, mantenlo seguro con un arnés (que se conecta a la hebilla del cinturón de seguridad) o en una jaula. Esto podría salvar su vida, y también la tuya. En un choque a 30 mph, un perro de 10 libras que no esté sujeto se convierte en un proyectil de 300 libras, y un perro de 80 libras ejerce 2,400 libras de fuerza, según Amy Stracke, defensora de seguridad vial de AAA Auto Club South en Tampa, Florida.

Busca arneses y jaulas que hayan sido específicamente diseñados para automóviles. La organización sin fines de lucro Center for Pet Safety (en inglés) certifica arneses y jaulas que han sido sometidos a pruebas de choque. Una jaula debe ser lo suficientemente grande para que tu mascota pueda pararse, sentarse, acostarse y darse la vuelta en su interior, indica la Asociación Estadounidense para la Prevención de la Crueldad hacia los Animales, y debes asegurarla para evitar que se deslice y se mueva durante las paradas repentinas. Los perros también deben llevar sus chapas de identificación en el auto en caso de que se separen de ti durante un accidente.

Otro requisito esencial de seguridad en el automóvil: mantén las ventanas cerradas o entreabiertas. A los perros les encanta sacar la cabeza por la ventana, pero el viento puede hacer que les entre arenilla en los ojos e irritarles las membranas mucosas. También les pueden entrar insectos o partículas en las fosas nasales o incluso en la tráquea, advierte la organización American Humane.

Si crees que tu perro nunca saltaría por una ventana abierta, piénsalo otra vez. Tom y Kristi Manus cuentan la historia de una amiga que estaba conduciendo a 55 mph cuando su perrito vio algo fuera y saltó por la ventana. El perro llevaba puesto un arnés, por lo que se quedó colgado de la puerta del auto hasta que la conductora pudo parar y regresarlo al interior del auto. Una solución puede ser bloquear las ventanas eléctricas para evitar que tu perro las abra o cierre accidentalmente.

¿Qué opinas?

0 %{widget}% | Add Yours

Debe registrarse para comentar.