Javascript is not enabled.

Javascript must be enabled to use this site. Please enable Javascript in your browser and try again.

Skip to content
Content starts here
CLOSE ×
Buscar
Leaving AARP.org Website

You are now leaving AARP.org and going to a website that is not operated by AARP. A different privacy policy and terms of service will apply.

Cómo viajar con un animal de servicio o de apoyo emocional en avión

Las reglas han cambiado. ¿Estás preparado?


spinner image Un perro de servicio golden retriever
La Ley de Acceso al Transporte Aéreo define a un animal de servicio como “un perro que está entrenado individualmente para trabajar o realizar tareas para el beneficio de una persona con alguna discapacidad”.
GETTY IMAGES

Los días en que monos, cerdos y pavos viajaban en la cabina del avión como animales de apoyo emocional —y a veces causaban estragos— han quedado atrás.

La Ley de Acceso al Transporte Aéreo (ACAA) —en inglés—, una ley federal que exige que las aerolíneas reciban animales de servicio sin cobrar cargos adicionales, ahora define al animal de servicio como “un perro que está entrenado individualmente para trabajar o realizar tareas para el beneficio de una persona con alguna discapacidad”.

spinner image Image Alt Attribute

Membresía de AARP: $12 por tu primer año cuando te inscribes en la renovación automática.

Obtén acceso inmediato a productos exclusivos para socios y cientos de descuentos, una segunda membresía gratis y una suscripción a AARP The Magazine.
Únete a AARP

La nueva definición, que entró en vigor en enero del 2021, marca dos cambios sustanciales. Con las nuevas reglamentaciones, las empresas de aviación no están obligadas a permitir que los animales de apoyo emocional viajen con sus dueños como animales de servicio, si bien pueden permitir que viajen como mascotas. Otras especies, como los caballos miniatura y los gatos, ya no se consideran animales de servicio.

¿El otro cambio importante? Documentación previa al vuelo. El Departamento de Transporte (DOT) creó dos formularios que los pasajeros deben presentar hasta 48 horas antes de la fecha de viaje. Uno de ellos certifica el entrenamiento del animal de servicio, su salud y su comportamiento; el otro confirma que, en vuelos de ocho horas o más, el animal puede pasar ese tiempo sin hacer sus necesidades (o puede hacerlas en forma higiénica). 

Pero la nueva documentación, que se creó para asegurar que los animales de servicio que viajan en la cabina estén entrenados y sean legítimos, ha generado una “carga adicional” para los pasajeros con discapacidades, dice Rabih Dow, director de activismo y promoción en Guide Dogs for the Blind, una destacada escuela de entrenamiento de perros guía.

“Los pasajeros con discapacidad visual son los más afectados, porque las aerolíneas presentan los formularios en su sitio web y requieren que el pasajero los guarde allí en diversos formatos”, dice. “La accesibilidad de los sitios web de las aerolíneas no es uniforme, y algunos sitios son muy difíciles de navegar con tecnología adaptativa”.

Dow, quien es ciego y viaja con un perro guía, dice que el proceso de viaje ahora le lleva “mucho más tiempo” que antes de la introducción de las nuevas pautas. También tiene que lidiar con la ansiedad de que sus formularios puedan ser rechazados y se quede sin viajar.

De acuerdo con el DOT, las nuevas reglamentaciones se crearon en parte para hacer frente al problema de mascotas fraudulentas que se llevaban en la cabina del avión como animales de servicio, el mal comportamiento de los animales de apoyo emocional durante el vuelo y los inconvenientes causados por pasajeros que solicitaban viajar con especies animales inusuales. Las pautas actualizadas afirman que esas instancias “debilitaron la confianza del público en los animales de servicio legítimos”.

spinner image AARP Membership Card

Membresía de AARP: $12 por tu primer año cuando te inscribes en la renovación automática.

Obtén acceso instantáneo a productos y a cientos de descuentos exclusivos para socios, una segunda membresía gratis y una suscripción a la revista AARP The Magazine.

Pero el nuevo requisito de los formularios también es susceptible de abuso por parte de pasajeros que buscan hacer pasar sus mascotas por animales de servicio legítimos. Eric Lipp es fundador y director ejecutivo de Open Doors Organization, una entidad sin fines de lucro defensora de los derechos de personas discapacitadas, que se ha asociado con cuatro aerolíneas pequeñas y medianas para simplificar el proceso de presentación de los formularios para los pasajeros que viajan con un animal de servicio. Dice que hay un “abuso evidente” del nuevo requisito y señala que si bien la organización ha presentado con éxito más de 75,000 formularios en nombre de los pasajeros, todavía hay una “incidencia sumamente alta de personas… que tratan de engañar al sistema”.

Para Dow, las reglamentaciones actualizadas son buenas y malas. “Quienes viajan con perros guía están contentos porque el problema de los animales de servicio fraudulentos está recibiendo atención”, dice. “Pero, lamentablemente, se sienten injustamente penalizados por la carga exagerada de los formularios del DOT”.

Cruceros

Holland America Line

Hasta $200 en créditos a bordo en cruceros selectos

See more Cruceros offers >

El Departamento de Transporte está en conocimiento de algunos problemas que han experimentado individuos con discapacidades —entre ellos, los pasajeros ciegos— y está tomando medidas para abordar esos problemas, como contactar a las aerolíneas sobre el proceso y los procedimientos que aplican para aceptar animales de servicio en la cabina.

Dada la mayor complejidad del nuevo requisito de documentación, ahora es más importante que nunca que los pasajeros que viajan con un animal de servicio estén preparados. Los siguientes son consejos para asegurar que el proceso se desarrolle sin inconvenientes.

Antes de salir:

Actualmente, todas las empresas grandes de aviación de Estados Unidos requieren que los pasajeros que viajan con un animal de servicio presenten los formularios relevantes del DOT antes de viajar. La mayoría de las empresas tienen portales en línea en los que se pueden presentar los formularios con anticipación; otras pueden pedir la presentación de una copia impresa el día del vuelo. Consulta los detalles específicos con tu aerolínea.

spinner image AARP Membership Card

Membresía de AARP: $12 por tu primer año cuando te inscribes en la renovación automática.

Obtén acceso instantáneo a productos y a cientos de descuentos exclusivos para socios, una segunda membresía gratis y una suscripción a la revista AARP The Magazine.

Dow recomienda hacer seguimiento con la empresa uno o dos días antes del viaje para confirmar que los formularios fueron aceptados. Otro consejo: lleva una copia impresa de los formularios al aeropuerto en caso de que surja algún problema el día del viaje.

Quienes viajan a Hawái deben tomar nota de los requisitos adicionales que se deben cumplir con respecto a la rabia a fin de evitar que el animal sea puesto en cuarentena (vacunas, microchips y análisis de sangre, entre otros). Las reglas también son distintas para los viajes internacionales. Antes de viajar al extranjero, verifica que tu país de destino (en inglés) permita el ingreso de tu animal e infórmate sobre cualquier requisito adicional para ingresar y salir legalmente. Y planea iniciar el proceso con tiempo. La documentación necesaria para llevar un animal al extranjero puede demorar desde unas pocas semanas hasta muchos meses, según el Departamento de Agricultura de EE.UU.

En el aeropuerto:

Trata de llegar temprano para tener tiempo adicional en caso de que surja algún problema con la documentación o algún otro tipo de inconveniente.

Durante el proceso de control de seguridad no te separarán de tu animal de servicio, pero debes estar preparado para que examinen collares, correas, arneses y otros accesorios del animal. Según las normas de la Administración de Seguridad en el Transporte (TSA) —en inglés—, los elementos necesarios para mantener el control del perro o que indican que el animal se está desempeñando como animal de servicio no necesitan quitarse del perro para ser inspeccionados.

No olvides llevar al animal a que haga sus necesidades antes de despegar y después de aterrizar. Tal vez resulte difícil encontrar las zonas de baño para animales, por lo que es conveniente llamar al aeropuerto o buscar en su sitio web por adelantado para saber dónde están ubicadas. Quienes tienen un teléfono Apple pueden descargar la aplicación gratuita Where to Go, que indica los baños para mascotas en los aeropuertos estadounidenses.

Dow también recomienda aprovechar la asistencia que ofrece la aerolínea para navegar los aeropuertos de salida y de llegada, algo que puedes solicitar cuando reservas el vuelo.

En el avión:

De acuerdo con las nuevas reglamentaciones, las empresas aéreas pueden exigir que el animal de servicio quepa en el espacio asignado para tus pies (o, en algunos casos, en tu falda) y que permanezca sujeto, con correa o con arnés todo el tiempo. Si el animal es muy grande y no puedes acomodarlo sin ocupar el espacio de otro pasajero, las aerolíneas deben ofrecerte la oportunidad de cambiar de asiento, si hay disponibilidad en la misma clase de servicio, y ubicarte en otro sitio donde el animal tenga suficiente lugar.

Los animales no pueden bloquear los pasillos ni las áreas que deben permanecer despejadas por razones de seguridad, y pueden pedirte que te cambies de asiento si estás sentado en una fila de salida de emergencia.

Otra cosa igualmente importante es asegurar que el animal que te acompaña esté cómodo en el avión. “Yo ajusto cuidadosamente el aseo de mi perro, la cantidad de comida que come, los horarios en que come y las idas al baño para asegurar que esté cómodo físicamente”, dice Dow. También señala que puedes solicitar que te sienten lejos de otros animales, a menos que puedas confirmar que “son animales de servicio entrenados y sus dueños son competentes”.

Si necesitas ayuda:

TSA Cares asiste a los pasajeros que viajan con un animal de servicio durante la inspección de seguridad. Puedes presentar un pedido de asistencia en línea (en inglés) o llamar a la línea gratuita de ayuda (855-787-2227) dentro de las 72 horas anteriores al vuelo y pedir información sobre el proceso de control de seguridad, o solicitar asistencia de un especialista en ayuda a pasajeros de la TSA el día del viaje.

Si tienes un problema con la aerolínea, el DOT recomienda pedir hablar con un funcionario de resolución de quejas (Complaint Resolution Official, o CRO), que es el experto de la compañía en adaptaciones por discapacidad. También puedes comunicarte con el DOT a través de la línea telefónica gratuita para personas con discapacidades, 800-778-4838.

Si consideras que se han violado tus derechos bajo la Ley de Acceso al Transporte Aéreo, puedes presentar una queja en línea (en inglés) ante el Departamento de Transporte. Según informa el sitio de quejas de la agencia, investigan todas las denuncias que reciben relacionadas con discapacidades, y exigen también una respuesta de la aerolínea.

Nota de redacción: Este artículo fue publicado originalmente el 30 de mayo del 2019. Se actualizó para incluir nueva información. 

Sarah Elizabeth Adler es una escritora que vive en Washington, D.C. Ha escrito sobre ciencia, arte y cultura para medios como aarp.org, donde anteriormente fue redactora, The Atlantic y la revista California.

Discover AARP Members Only Access

Join AARP to Continue

Already a Member?