Skip to content

¡Bienvenido! AARP es tu guía para navegar la vida y planear tu futuro con Salud, Dinero y Amor. Conócenos mejor

 

Cómo estar seguro en el supermercado durante el brote de coronavirus

¿Necesitas hacer algunas compras? Los expertos dicen que planificar y lavarse las manos son cosas importantes.

Un hombre mayor, usando mascarilla, visita un supermercado

MATIJA KEBER/GETTY IMAGES

In English | Ya sea que salgas a comprar alimentos para ti o estés ayudando a algún amigo o familiar, esto es lo que dicen los expertos sobre cómo mantenerte seguro cuando visites las tiendas.

"Es muy importante agotar todas las otras opciones”, dice Ben Chapman, un especialista en seguridad de los alimentos y profesor en North Carolina State University.

Chapman recomienda enfáticamente que los adultos mayores y quienes tienen mayor riesgo de sufrir complicaciones de la COVID-19 aprovechen las alternativas a las compras en persona, como pedirle a un familiar que las haga, utilizar un servicio de entrega de alimentos o retirar el pedido desde el auto en la tienda.

Algunas de las principales cadenas de farmacias han suspendido los cargos por el servicio de entrega a domicilio, y una cantidad cada vez mayor de organizaciones de ayuda mutua, entre ellas Mi Comunidad con AARP, conectan a quienes tienen alguna necesidad con voluntarios que pueden entregar alimentos y otras provisiones.

Imagen de computadora del coronavirus

Infórmate sobre la COVID-19

Tu salud, tu cheque de estímulo y más.

Planifica la visita

Si necesitas salir, "este no es el momento de comprar impulsivamente", dice la Dra. June McKoy, profesora adjunta de Medicina en Northwestern Medicine. "Prepara una lista y hazlo al estilo de los Marines: llega en paracaídas, haz lo que debes hacer y retírate inmediatamente".

Parte de esa estrategia consiste en visitar las tiendas en las horas de menor actividad, cuando hay menos clientes, dice McKoy. Esto ayuda a mantener el distanciamiento social, es decir, permanecer a 6 pies de otras personas en lugares públicos, como lo recomiendan los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC). Esta medida tiene por finalidad frenar la propagación del brote.

Lo mismo se aplica a las farmacias, que McKoy sugiere visitar temprano en la mañana para evitar la conglomeración de personas. Dice también que este es el momento de pedirle al médico una provisión de 90 días de medicamentos para limitar la necesidad de salir a buscar reabastecimientos.

Para las visitas al supermercado, Chapman recomienda comprar en los que han comenzado a implementar sus propias medidas de precaución, como limitar la cantidad de clientes permitidos dentro de la tienda a un mismo tiempo, colocar marcadores para mantener a las personas a la distancia apropiada en las filas o instalar paneles entre los clientes y los cajeros en las cajas de cobro. Muchas cadenas ahora ofrecen horarios especiales para las personas mayores, por lo general de mañana.

En la tienda

Los CDC animan a todas las personas en el país a usar mascarillas de tela que cubran su nariz y boca en lugares públicos como supermercados y farmacias. Esto no reemplaza la necesidad de mantenerte a distancia de los demás, dice la agencia, pero es una medida adicional para ayudar a ralentizar la propagación de la enfermedad.

Al entrar a la tienda, los expertos recomiendan limpiar la manija del carrito o de la canasta con un paño desinfectante (algunas tiendas los ofrecen gratuitamente pero no hay garantía de que estén siempre disponibles, por lo que es mejor llevar los tuyos).

En cuanto al manejo de frutas, verduras y alimentos envasados mientras estás en la tienda, Chapman dice: "no tenemos ninguna prueba de que los alimentos o los envases sean vectores de transmisión que se consideren de riesgo en este brote", lo que significa que puedes tocar productos y llenar tu carrito de compras como lo haces habitualmente, pero debes tener cuidado de no tocar tu mascarilla, tus ojos o cualquier otra parte no cubierta de la cara durante toda tu excursión de compras.

Según los CDC, “podría ser posible que una persona contraiga COVID-19 tocando una superficie u objeto que tiene el virus y tocándose luego la boca, la nariz y posiblemente los ojos, pero no se cree que esta sea la principal forma de propagación del virus”.

De modo que más importante que preocuparse por los envases de los alimentos es mantener la distancia con otros, dice Chapman, un problema que surge a la hora de pagar.

La selección entre una caja de autopago o una con cajero presenta lo que él llama "un intercambio de riesgos", porque ambas opciones tienen sus propios peligros: las cajas de autopago permiten evitar el contacto cara a cara con un cajero, pero tienes que tocar partes de la estación de pago que muchos clientes han tocado antes que tú.

Algunas tiendas y estados han prohibido las bolsas reutilizables de compras, o requieren que los clientes que lleven sus propias bolsas usen la opción de autopago. Chapman indica que no se ha observado una relación entre las bolsas reutilizables y la propagación de la COVID-19, pero como mejor práctica, los compradores pueden limpiar y desinfectar (en inglés) las bolsas en casa después de cada uso. 

¿Conclusión? Elige la opción con la que te sientas más cómodo al momento de pagar. Y ambos expertos recomiendan que, en cualquiera de los casos, pagues con una tarjeta de débito o crédito —no con dinero en efectivo— porque las tarjetas se pueden limpiar con un paño desinfectante después de usarlas (e incluso en la caja con cajero probablemente puedas insertar tu propia tarjeta en el lector de tarjetas y evitar el intercambio de billetes y monedas).

Una vez fuera de la tienda, Chapman y McKoy recomiendan limpiarse las manos con un desinfectante de manos que contenga al menos un 60% de alcohol. Asegúrate de hacer esto antes de entrar a tu vehículo, si es que has ido en auto.

Guía de los CDC para cuando vayas al supermercado

  • Visita el supermercado solo cuando sea absolutamente necesario.
  • Evita ir de compras si estás enfermo.
  • Mantente por lo menos a 6 pies de distancia de otras personas.
  • Cubre tu boca y nariz con una mascarilla de tela.
  • Haz las compras durante el tiempo muerto o durante los horarios especiales  para personas de alto riesgo (de 65 años o más, o personas con enfermedades subyacentes).
  • Limpia el carrito de compras con paños desinfectantes desechables, si están disponibles.
  • No te toques los ojos, nariz o boca.
  • Utiliza un método de pago sin contacto, si está disponible.
  • Usa desinfectante para manos después de pagar con efectivo o de tocar el teclado de pago.
  • Usa desinfectante para manos luego de salir de la tienda. Luego, en tu hogar, lávate las manos con agua y jabón por lo menos durante 20 segundos.

Fuente: Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC)

En el hogar

Una vez que entres a tu casa, McKoy dice que pongas en el piso todas las bolsas o productos que hayas traído y vayas "directamente al fregadero" a lavarte las manos.

Luego, puedes guardar las compras. Ambos expertos recomiendan otro lavado de manos una vez completada esta tarea.

Dado que no se considera que el contacto con alimentos y envases sea una forma principal de propagación del virus, Chapman dice que no hay necesidad de realizar ningún procedimiento especial para desinfectar frutas, verduras o empaques de alimentos una vez que llegas a casa (y el uso de productos como jabón u otros desinfectantes en los alimentos puede crear otros riesgos de salud).

En cambio, enjuaga las frutas y verduras como lo harías normalmente, con agua limpia, y lávate las manos antes de preparar la comida o comer.

Entrega de compras

Si haces compras para otra persona, McKoy y Chapman recomiendan hacer la entrega en la forma más simple posible.

Idealmente, dice Chapman, esta será una "interacción sin contacto" en la que dejas las compras en la puerta o porche de entrada y luego llamas a la persona o le envías un mensaje de texto para avisarle.

Si necesitas entrar a la vivienda de alguien, sigue el mismo protocolo que seguirías en tu propia casa: deposita las bolsas en el suelo, lávate las manos cuidadosamente y luego guarda los alimentos y otros artículos, siempre con cuidado de evitar todo contacto innecesario con las superficies (como inclinarte sobre la mesada).

McKoy dice que si eres tú quien recibe las compras que otra persona te trae o guarda en tu casa, es una buena idea limpiar las manijas de las puertas y cualquier superficie que esa persona haya tocado una vez que se haya ido. Los CDC ya recomiendan limpiar y desinfectar (en inglés) las superficies de “contacto frecuente”, como las manijas de las puertas o los interruptores de luz, diariamente.

Haz que la higiene se convierta en hábito

Hay una alta probabilidad de que debamos continuar por más tiempo el distanciamiento social y los hábitos de higiene más estrictos. Es por esto que McKoy subraya la importancia de la continuidad, especialmente para los adultos mayores que tal vez deban reconsiderar hábitos y rutinas diarias que han establecido a lo largo de muchos años.

"Podría ser una buena idea crear un mapa de tu estrategia", dice. "Si continúas empleando las mismas estrategias, nunca olvidarás un paso. Se convierte en tu rutina diaria".

¿Qué opinas?

0 | Add Yours

Deje su comentario en el campo de abajo.

Debe registrarse para comentar.

LEE ESTE ARTÍCULO