Skip to content

¡Bienvenido! AARP es tu guía para navegar la vida y planear tu futuro con Salud, Dinero y Amor. Conócenos mejor

 

9 señales de que puedes tener problemas con la bebida

Preguntas que debes hacerte sobre tu consumo de alcohol.

Un hombre maduro toma una copa de vino mientras una mujer lo observa

GETTY IMAGES

In English | Puede empezar con una copa de vino por las noches para aliviar el estrés. Poco después, una copa aumenta a dos; quizás a tres... y comienzas a asociar tu entrada a la casa con el sonido del vino que cae en la copa. Tal vez comienzas a esperar con ansiedad ese momento del día.

Ten cuidado cuando los hábitos de bebida aumentan, dice George F. Koob, director del Instituto Nacional sobre el Abuso del Alcohol y el Alcoholismo (NIAAA) en los Institutos Nacionales de la Salud en Bethesda, Maryland: "No hay nada básicamente malo con un trago por las tardes, pero puede ser un problema si la frecuencia aumenta. Dos no son mejores que uno, y cuatro no son mejores que dos".

Las consecuencias del alto consumo de alcohol son graves e incluyen un aumento en el riesgo de padecer cáncer y demencia, sufrir caídas o interactuar en forma peligrosa con medicamentos.


Recibe contenido similar, suscríbete a nuestro Boletín


Los trastornos vinculados al consumo de alcohol fluctúan en severidad desde leves a moderados y severos. "Puedes tener un trastorno y no seguir el estereotipo del borracho que se cae por las calles", dice Austin Lin, un psiquiatra de la Facultad de Medicina McGovern en UTHealth Houston. "Puedes ser un alcohólico altamente funcional".

Lin menciona estas señales de aviso de que puedes tener un problema:

  • Aumento en la tolerancia: ¿necesitas ingerir más alcohol para lograr el mismo efecto?
  • Problemas para parar: ¿tienes dificultad para dejar de beber una vez que comienzas?
  • Un enfoque poco saludable: ¿pasas tiempo pensando en beber?
  • Estilo solitario: ¿bebes solo?
  • Mantenimiento matutino: ¿bebes al despertarte?
  • Daño en las relaciones personales: ¿tienes más discusiones con tus seres queridos cuando bebes?
  • Menos productividad: ¿has descuidado otras responsabilidades porque la bebida las ha sustituido? ¿Has faltado al trabajo debido a la bebida?
  • Síntomas físicos: ¿la abstinencia de alcohol te ha causado temblores, sudores y náuseas?
  • Comportamiento peligroso: ¿te vuelves promiscuo cuando bebes o has conducido un automóvil después de haber ingerido alcohol?

Qué hacer

Si has contestado sí aunque sea solo a una o dos de estas preguntas, Lin recomienda hablar con tu médico primario o con un especialista en adicciones. Los tratamientos pueden incluir medicamentos y consejería y tal vez sea posible que moderes tu consumo de alcohol en vez de dejar de beber por completo.

Puede ser difícil dar esos primeros pasos para obtener ayuda, pero los beneficios pueden ser enormes. "Una vez que vemos que las personas comienzan a mejorar el control sobre la bebida", dice Lin, "vemos a menudo que el estado de ánimo, la ansiedad, la calidad del sueño, las relaciones con los miembros de la familia y el desempeño laboral mejoran".

"El alcohol es una droga sucia que afecta muchas partes del cuerpo humano, desde el corazón hasta el sistema gastrointestinal. No esperes; hay buenos tratamientos".

Cómo encontrar ayuda

1. La Administración de Servicios de Salud Mental y Contra las Adicciones del Departamento de Salud y Servicios Humanos de Estados Unidos tiene una Línea nacional de ayuda (en inglés) para las personas y las familias que enfrentan el abuso de sustancias o problemas de salud mental. Ofrece derivaciones y apoyo en el 800-662-HELP (4357).

2. El Alcohol Treatment Navigator, de la NIAAA (en inglés), un navegador de tratamientos para el consumo de alcohol, tiene disponible una variedad extensa de recursos para abordar el problema del alcohol.

3. Busca un grupo de apoyo de Alcohólicos Anónimos cerca de ti.

Lee más sobre el alcohol y tu salud

¿Qué opinas?

0 | Add Yours

Deje su comentario en el campo de abajo.

Debe registrarse para comentar.