Skip to content
 

Lleva tu caminata diaria al siguiente nivel

La marcha nórdica le añade bastones livianos a tu caminata para esculpir la parte superior del cuerpo.

La experta en ejercicios Kathy Smith demuestra una caminata nórdica

AARP

In English |  Cada vez más baby boomers se están dando cuenta de que sujetar un par de bastones de senderismo puede ser una buena forma de llevar tu caminata al siguiente nivel o de darte un poco más de estabilidad en todo tipo de terreno.

“La marcha nórdica es una forma de caminata en la que se usa todo el cuerpo”, explica Kathy Smith, pionera de acondicionamiento físico y autora del éxito editorial del New York Times Moving Through Menopause. “Cuando usas bastones para caminar, no solo estás potenciando las piernas, sino también estás usando los músculos del pecho, la espalda y los brazos para impulsarte, y ejercitar todo el cuerpo”.

Se llama marcha nórdica porque comenzó en Finlandia a principios de la década de 1990 como una manera en la que los esquiadores de fondo podían entrenar fuera de temporada. Esta forma de marcha rápida de bajo impacto se popularizó por sus beneficios respaldados por investigaciones científicas. Con los bastones telescópicos parecidos a los de esquí, puedes alargar los pasos y quemar hasta un 46% más de calorías que con una caminata regular. También se ha mostrado que la marcha nórdica fortalece y tonifica los músculos de la parte superior del cuerpo, y mejora el equilibrio y la estabilidad. Dada la leve rotación de la columna vertebral necesaria para apoyar y luego empujar los bastones hacia atrás, este tipo de caminata también fortalece el torso lo que, a su vez, mejora la postura. 

“La marcha nórdica es la forma de caminata en la que se usa todo el cuerpo”. 

Kathy Smith

Aún más, hay estudios que muestran que caminar con bastones ayuda a reducir la presión arterial, regular la frecuencia cardíaca y mejorar el consumo de oxígeno (que son fundamentales para la salud del corazón).

La clave para la marcha nórdica, la cual requiere práctica para perfeccionarla, es comenzar con los bastones apropiados. Busca bastones telescópicos livianos para senderismo; puedes encontrarlos en línea y su precio oscila entre $20 y $200 (o más).

A partir de ahí, se trata de la forma. Para potenciar la caminata, apoya un bastón con cada paso y luego empuja más de lo que te apoyes en él.

“Usar bastones mientras caminas hace que el cuerpo adopte una postura más vertical”, explica Smith. “Esto reduce la tensión en las rodillas, las pantorrillas, la cadera y la espalda”.

¿Qué opinas?

0 | Add Yours

Deje su comentario en el campo de abajo.

Debe registrarse para comentar.