Skip to content
 

Nuevo tratamiento para la pérdida del cabello por alopecia areata

Un medicamento aprobado por la FDA podría ser la respuesta para los pacientes con casos graves.

Doctora revisa el cuero cabelludo a un hombre.

RUNSTUDIO

In English

Millones de personas en EE.UU. que luchan contra la alopecia areata, una enfermedad autoinmunitaria que provoca la caída del cabello por zonas, ahora tienen motivos para sentir optimismo.

La Administración de Alimentos y Medicamentos de EE.UU. (FDA)  aprobó recientemente el medicamento Olumiant (baricitinib - enlace en inglés), el primer fármaco sistémico para tratar a los adultos con alopecia areata grave. Olumiant actúa bloqueando la actividad de las enzimas que contribuyen a la inflamación y ha demostrado su eficacia en el crecimiento del cabello en ensayos clínicos. Este avance médico es un rayo de esperanza para los pacientes que se sienten frustrados por la falta de respuestas.  


Ahorra un 25% el primer año cuando te unes a AARP con opción de renovación automática. Obtén acceso al momento a descuentos, programas, servicios y toda la información que necesitas para mejorar tu calidad de vida.


 "Se trata de una nueva y maravillosa opción de tratamiento para las personas con casos de alopecia areata difusa que, de otro modo, están sanas y no toman ninguna otra medicación inmunosupresora", dice la Dra. Felicia Ekpo, dermatóloga acreditada y cirujana de trasplante capilar. "La realización de pruebas de laboratorio iniciales y periódicas por parte de un médico que se sienta cómodo [con] la prescripción de este medicamento es muy importante... debido a los posibles efectos secundarios".

Este hito se produce meses después del incidente de los premios Óscar que puso la lucha de Jada Pinkett Smith (enlace en inglés) contra la alopecia en el centro de atención. La actriz ha hablado con franqueza sobre la pérdida de su cabello en los últimos años, y su transparencia ha aumentado la conciencia sobre la alopecia areata, que afecta a más de 300,000 personas en EE.UU. cada año.

Aunque en la actualidad no hay cura para la enfermedad, se está avanzando para mejorar la vida de los pacientes. Además, cuanto antes se reciba el tratamiento, mejor será el resultado. A continuación, te explicamos lo que necesitas saber.

¿Qué es la alopecia areata?

Lo primero es lo primero: alopecia es simplemente un término genérico que engloba una amplia gama de afecciones de pérdida de cabello, desde la calvicie de patrón masculino o femenino hasta la pérdida de cabello inducida por la quimioterapia. Una de las afecciones más comunes es la alopecia areata, que se produce cuando el sistema inmunitario ataca los folículos pilosos. "Por alguna razón, el cuerpo dice: oye, tú no tienes nada que hacer aquí y ataca los folículos pilosos con unas células inflamatorias llamadas linfocitos", explica Ekpo. "Se trata de un mecanismo de protección porque el cuerpo percibe los folículos pilosos como algo extraño".

Como la alopecia areata se considera no cicatricial (lo que significa que los folículos pilosos no quedan permanentemente dañados), es posible que el cabello vuelva a crecer. "Les digo a mis pacientes: 'En cuanto empiecen a notar que se les cae más pelo de lo habitual, vengan'", dice Ekpo, que advierte que la alopecia areata puede volverse resistente al tratamiento si no se atiende.

Las señales

La aparición de la alopecia areata con frecuencia es muy repentina y puede extenderse rápidamente, según la tricóloga certificada Penny James. La señal más común es la aparición de pequeñas calvas de forma redonda en el cuero cabelludo, pero la pérdida de pelo también puede producirse en otras partes del cuerpo. Además, pueden aparecer cabellos blancos (enlace en inglés) en las zonas calvas del cuero cabelludo, así como trozos de cabello rotos que se estrechan hacia el cuero cabelludo, llamados cabellos peládicos o en signo de exclamación. Los afectados pueden ver cambios hasta en las uñas, que pueden tener una apariencia picada, con manchas blancas y con crestas.


Recibe contenido similar, suscríbete a nuestro Boletín


Para algunas personas, la intervención puede no ser necesaria, ya que el pelo a menudo vuelve a crecer por sí solo en pocos meses. Para otras personas, los episodios de caída del cabello aparecen y desaparecen a lo largo de la vida, lo que hace que este trastorno sea especialmente frustrante. En algunos casos, la alopecia areata localizada puede evolucionar a alopecia areata total (pérdida de pelo en todo el cuero cabelludo) o a alopecia areata universal (pérdida completa del pelo de todo el cuerpo).

¿Quién está en riesgo?

La alopecia areata puede afectar a cualquiera, en cualquier momento. Pero un pequeño estudio, publicado en Annals of Dermatology, sugiere que cuando se produce más tarde en la vida, es más leve.

Aunque se desconoce la causa exacta de la enfermedad, se cree que es genética. Tener antecedentes familiares de otras enfermedades autoinmunitarias, y tener tú mismo una enfermedad autoinmunitaria subyacente, puede aumentar tu susceptibilidad a la alopecia areata, dice Ekpo. Por este motivo, es fundamental que le pidas al médico que te haga un análisis de sangre para descartar otros trastornos del sistema inmunitario, como las enfermedades de la tiroides, el lupus y el vitiligo.

¿Otras posibilidades? "Las infecciones víricas, los acontecimientos estresantes o la exposición a cualquier sustancia que pueda convertirse en un antígeno para el organismo son algunos factores a tener en cuenta", dice James. "Alrededor del 3% de las personas con alopecia areata son celíacas, y cerca del 40% de los pacientes padecen enfermedades atópicas, [como] alergias y asma". 

Tratamiento

Ten en cuenta que el tipo de tratamiento necesario depende de la gravedad de la enfermedad, por lo que conviene consultar con un dermatólogo para determinar el mejor plan. "Es posible que una solución no funcione para todos", dice Ekpo. "Con mis pacientes, todo tratamiento es personalizado". Y aunque el tratamiento puede estimular el crecimiento del cabello, es posible que este vuelva a caerse una vez finalizada la terapia.

Además del Olumiant, los pacientes con casos graves pueden beneficiarse de la inmunoterapia tópica (también conocida como inmunoterapia de contacto), que consiste en aplicar sustancias químicas sensibilizadoras en las zonas calvas del cuero cabelludo para provocar una reacción alérgica. El objetivo final es alterar la respuesta inmunitaria.

Además, los corticoesteroides se utilizan habitualmente para calmar la inflamación y estimular el crecimiento del cabello. En los casos leves de alopecia areata, el minoxidil tópico combinado con corticoesteroides tópicos puede ser eficaz. Como lo explica James, el minoxidil, impulsa la fase activa del cabello, lo que estimula su crecimiento. Además, muchos tricólogos recomiendan tomar L-tirosina, un aminoácido que "reduce la inflamación alrededor del folículo piloso y puede ser beneficioso para la alopecia areata, a menos que la persona necesite intervenciones más agresivas", dice James.