Skip to content

Es el momento de reevaluar tu cobertura de Medicare: Revisa esta guía sobre el período de inscripción abierta.

 

El arrendamiento de audífonos ofrece una opción más económica

Pagarás más en total, pero no tendrás que pagar miles de dólares por adelantado por los dispositivos.

Manos de un médico que muestran diferentes tipos de audífonos

GETTY IMAGES

In English | Los audífonos, que pueden costarte hasta $6,000 el par porque Medicare no paga por ellos, ahora pueden arrendarse, de la misma manera que puedes arrendar un automóvil.

Algunos audiólogos y fabricantes de audífonos que los distribuyen en todo el país han comenzado a ofrecer arrendamientos, por lo general mediante un plan de suscripción de un paquete de dispositivos y servicios. Pero arrendar audífonos aún es algo relativamente nuevo y nada común.

“Se ha hablado de los sistemas de suscripción en el cuidado de la audición por mucho tiempo, pero se ha usado muy poco”, dice Jim Kothe, jefe de ventas de la empresa emergente de audífonos Whisper en Silicon Valley, que vende sus audífonos solamente por suscripción. “Una de las razones es sencillamente la inercia; esta es la manera en que los audífonos siempre se han comprado. Nadie sabe con exactitud qué porcentaje del mercado se maneja por suscripción o arrendamiento, pero yo estimaría que es menos del 5% en la actualidad”.

La pérdida auditiva se presenta como consecuencia común del envejecimiento y es un factor de riesgo de la demencia si no se trata. Aproximadamente un tercio de las personas de 65 a 74 años tienen un cierto nivel de pérdida auditiva, y cerca de la mitad de las personas mayores de 75 años tienen dificultad para oír.

Se anticipa que las personas que tienen una pérdida auditiva pequeña se beneficiarán de una nueva generación de audífonos más económicos de venta libre que fueron aprobados por la Administración de Alimentos y Medicamentos de EE.UU. y podrían llegar a las estanterías de las tiendas este año. Sin embargo, los audífonos de grado médico —más costosos— que un audiólogo o distribuidor de audífonos ajusta específicamente a tus oídos funcionarán mejor en los restaurantes u otros ambientes ruidosos, un beneficio para las personas que tienen problemas auditivos más serios.  Algunos audífonos no son tan eficaces en bajar el volumen del ruido de fondo para que esos ruidos no ahoguen lo que quieres oír.

Arrendar audífonos tiene algunos beneficios obvios y ciertas desventajas. A continuación, te presentamos por qué arrendar y por qué no hacerlo.

Ventaja: puedes hacer pagos mensuales en lugar de pagarlo todo de una vez

Kathleen Page, audióloga y dueña de H.E.A.R.S. Audiology en Smithtown, Nueva York, entiende por qué algunas personas no se ocupan de su audición.

“Tener que pagar unos cuantos miles de dólares de una vez no es fácil”, dice. En pocas palabras, tal vez arrendar se ajuste mejor a tu presupuesto.

Así es cómo generalmente se obtienen los audífonos: visitas al audiólogo o distribuidor de audífonos para que evalúen tu audición, determinen el tipo de audífono más adecuado para ti y analicen las opciones de financiamiento. Puede que esto incluya el arrendamiento u otro tipo de crédito que distribuya los pagos a lo largo de varios meses o tal vez años.

Ventaja: se incluyen los ajustes y las reparaciones

A principios del 2020, Page comenzó a ofrecer planes de suscripción de tres años que oscilan entre $100 y $175 al mes, dependiendo de la tecnología, para todos los audífonos disponibles a través de su consultorio. Los cargos cubren las consultas médicas, las baterías y las reparaciones, incluso la posibilidad de reprogramar un audífono a mitad del arrendamiento.

“Es menos que la factura del cable” con servicio de internet, dice Page sobre los cargos mensuales.

Lo que un comprador debe tener en cuenta

• Todo arrendamiento es una obligación financiera. Deberían darte tiempo para determinar el costo total de tus audífonos, comparar la oferta con una compra directa y ver si los cargos mensuales se ajustan a tu presupuesto. Busca si tienen quejas en la Better Business Bureau o en la junta de licencias de distribuidores de audífonos de tu estado. Aléjate de las tácticas de venta agresivas.

• Con frecuencia, los detalles están en la letra pequeña. Antes de firmar, consulta cuidadosamente toda la documentación para asegurarte de que la entiendes. Verifica si incurrirás en cargos adicionales si el arrendamiento se cancela por anticipado por distintos motivos, incluida la muerte.

• Es importante contar con un período de prueba. Asegúrate de tener al menos 30 días y, preferiblemente, 45 o más. Pruébate los audífonos en ambientes tranquilos y ruidosos, al hablar por teléfono, cuando estás en grupos grandes y cuando miras televisión. Averigua cuántas consultas médicas se incluyen para fines de ajuste de los dispositivos y si puedes devolverlos (o debes cambiarlos por otro modelo que ofrezca el mismo distribuidor de audífonos).

Los pacientes también tienen un período de prueba de 45 días y deben recibir aprobación del financiamiento. En el consultorio de Page, Allegro Credit, que se encuentra en proceso de ser adquirido por Synchrony con sede en Stamford, Connecticut, maneja los detalles financieros.

Elkhart Audiology Rehab en Elkhart, Indiana, también ofrece una suscripción de audífonos a través de Allegro. Los pagos mensuales oscilan entre $129 y $179 por un plazo de 48 meses.

Ventaja: obtienes la última tecnología

Los audífonos suelen durar entre cuatro y siete años, según señalan los fabricantes. Los audífonos que se acomodan completamente dentro del oído suelen tener una vida útil más corta porque están expuestos a una mayor cantidad de cera, suciedad y sudor dentro del canal auditivo.

Parecido al arrendamiento de un automóvil, una de las ventajas de arrendar audífonos es la posibilidad de obtener un nuevo modelo, junto con un nuevo arrendamiento, al finalizar el plazo.

Debido a los recientes adelantos en audífonos, incluso los dispositivos de tan solo tres años de antigüedad no necesariamente cuentan con la última tecnología, tal como sucede con un teléfono celular de tres años. Los modelos más nuevos tienen funciones que pueden ayudar a un paciente cuya audición esté empeorando gradualmente.

El beneficio que promete el sistema de audífonos que recientemente lanzó la empresa emergente Whisper es que el dispositivo se volverá más inteligente cuanto más se use. Aprovechando la inteligencia artificial, la empresa Whisper, con sede en San Francisco, actualiza el sistema informático de los audífonos cada varios meses.

Su sistema tiene tres componentes: 

  • los auriculares que usas
  • un Whisper Brain de bolsillo, inalámbrico y recargable, que procesa y “separa” los sonidos a tu alrededor, y
  • una aplicación para iPhone solamente (la versión para Android llegará más adelante).

El modelo Lyric del fabricante suizo Phonak se acomoda tan cerca del tímpano que el anuncio de la compañía lo llama “invisible”. Está diseñado para permanecer en su sitio durante meses, incluso cuando duermes, usas auriculares o te duchas. Se reemplaza cuando la batería se debilita. Si un usuario tiene que quitarse el dispositivo, se le inserta uno nuevo en el consultorio del audiólogo o del distribuidor de audífonos como parte del precio de la suscripción.

Lyric es el único audífono de los productos de Phonak que se vende a través de una suscripción anual, por lo que es más como una factura anual de impuestos sobre la propiedad que una factura mensual de servicios públicos. Las suscripciones de uno, dos y tres años de Lyric a través de un proveedor certificado tienen un costo anual promedio de entre $1,700 y $1,900 por oído.

Ventaja: puedes reemplazar un audífono perdido 

La suscripción de Whisper cubre los servicios del audiólogo, que encontrará el dispositivo que se ajuste a tus necesidades de audición, y una garantía ilimitada por pérdida o daños.

“Si tu abuela es propensa a dejar el audífono en el taxi o en la casa de su amiga adonde fue a jugar a las cartas, tal vez este sea el dispositivo para ella, porque no nos importa cuántas veces lo pierde”, dice Dwight Crow, cofundador y director ejecutivo de Whisper. Los clientes pagan por el reemplazo de las baterías estándar del auricular, que duran de cuatro a cinco días. 

Una suscripción de Lyric también incluye el reemplazo y el mantenimiento. El consultorio de la audióloga Page cubre una sola pérdida en el plazo de tres años, después de pagar un deducible. Un cliente que pierda los audífonos más de una vez tendrá que pagar el reemplazo.

Ventaja: tal vez te preocupe no llegar a usarlos lo suficiente

Otro asunto delicado podría motivar a alguien a arrendar: una persona con otros problemas médicos tal vez no desee pagar mucho dinero para comprar audífonos por miedo a no vivir lo suficiente para aprovechar todos sus beneficios. Asegúrate de que el texto del contrato de arrendamiento cancele el contrato en caso de fallecimiento.


Recibe contenido similar, suscríbete a nuestro Boletín


Desventaja: pagarás más

Cuando sumas todo, probablemente pagues más que si hubieras comprado los audífonos directamente, hasta $300 más por sus dispositivos, dice Page. Al finalizar el arrendamiento, el paciente tiene la opción de pagar el monto “residual” y quedarse con los audífonos, los que, por un costo que oscila entre $1,200 y $2,000 por el par, terminarán costando mucho más que si la persona los hubiera comprado desde un principio. O el paciente puede cambiar los audífonos en buenas condiciones por unos de tecnología más reciente y seguir haciendo los pagos mensuales por otro plazo de tres años.  

La suscripción introductoria de Whisper de $139 al mes termina costando un poco más de $5,000 después de un plazo de tres años, así que no es económica. Y el precio, con el tiempo, aumentará a $179 al mes.

“Va mejorando a medida que haces los pagos. Si continúas con los pagos, obtienes un equipo completamente nuevo cada tres años”, dice Crow. 

Desventaja: te gusta ser dueño de tus cosas

Pagar por adelantado significa que no tienes que asumir una carga financiera continua. Y a algunas personas les gusta la idea de ser dueñas del producto en lugar de tomarlo en préstamo. 

Si no quieres incluir en tu presupuesto un cargo mensual eterno, algunos planes de Medicare Advantage ofrecen un beneficio para ayudarte a comprar los audífonos directamente. Pero, incluso si necesitas ayuda con la audición y tienes un plan de seguro privado, sin tener un seguro especial similar a los planes dentales y de la visión, las aseguradoras generalmente no pagan por los dispositivos.

Hay otras maneras de financiar los audífonos. Los audífonos que descansan detrás de la oreja, compatibles con bluetooth, de la marca Kirkland de Costco, que cuestan aproximadamente $1,500 por adelantado por el par, recibieron la clasificación más alta de nivel de satisfacción general en una encuesta de los miembros de Consumer Reports realizada entre el 20 de abril y el 20 de junio del 2018.

Eargo, con sede en San José, California, que vende su propia marca de audífonos solo en internet e incluye la cita con un audiólogo por teléfono o Zoom, ofrece planes de financiamiento de hasta dos años para los tres modelos que vende a un costo que oscila entre $1,850 y $2,950 (sin financiación) por el par. El costo mensual del plan de financiamiento del modelo más económico es de $86, unos $214 adicionales durante 24 meses en comparación con la compra al contado. La expectativa de vida útil de los dispositivos que van dentro del oído es de tres años.

“Siempre nos referimos a la pérdida de la audición y a los audífonos como la tragedia de la salud de la que nadie se ha enterado, porque de los 43 millones de personas en el país con pérdida de la audición, solo un tercio hacen algo al respecto”, dice Christian Gormsen, director ejecutivo de Eargo. “[Eso] simplemente no está bien desde ningún punto de vista”.

Edward C. Baig es un escritor que colabora con artículos sobre tecnología y otros temas del consumidor. Anteriormente trabajó para USA Today, BusinessWeek, U.S. News & World ReportFortune; es autor de Macs for Dummies y coautor de iPhone for Dummies y iPad for Dummies.