Skip to content

Es el momento de reevaluar tu cobertura de Medicare: Revisa esta guía sobre el período de inscripción abierta.

 

Lo que sabemos sobre mezclar las vacunas contra la COVID

Recibir una dosis de refuerzo de una marca diferente podría aumentar la protección contra la COVID-19 para algunos.

Una mujer recibe la vacuna contra la COVID-19

JUSTIN SULLIVAN/GETTY IMAGES

In English

Decenas de millones de personas en Estados Unidos vacunadas ahora reúnen los requisitos para recibir una vacuna de refuerzo contra la COVID-19 de Pfizer, Moderna y Johnson & Johnson (J&J). Y las nuevas recomendaciones de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) indican que las personas puedan elegir el refuerzo que desean, incluso si es una marca o una tecnología diferente de su vacuna original. Esto es lo que sabemos sobre mezclar las vacunas, y por qué los funcionarios de salud le están dando el visto bueno.

Otros países ya permiten mezclarlas

Varios países, entre ellos el Reino Unido, Alemania y Canadá, han permitido durante meses que sus residentes mezclen las series primarias y las dosis de refuerzo de los diferentes fabricantes de vacunas, incluso si una es una vacuna de vector viral, como las de Johnson & Johnson y AstraZeneca (una opción de dos dosis disponible fuera de EE.UU.), y la otra es una vacuna ARNm, como las de Pfizer y Moderna.


Para información actualizada sobre la COVID-19 visita aarp.org/ElCoronavirus


De hecho, debido a que mezclar las vacunas contra la COVID-19 “es cada vez más común en muchos países fuera de Estados Unidos”, los CDC actualizaron recientemente sus pautas de viajes internacionales para considerar a las personas completamente vacunadas dos semanas después de la vacuna de inyección única de J&J o de cualquier combinación de los productos de dos dosis autorizados.

Un nuevo estudio en EE.UU. muestra resultados favorables al mezclar las vacunas

Los resultados preliminares de un estudio de los Institutos Nacionales de la Salud (NIH) muestran que recibir una vacuna de refuerzo diferente a la vacuna inicial aumenta los niveles de anticuerpos, en particular entre los que recibieron la vacuna de J&J.

Los investigadores descubrieron que las personas a quienes se les administró la vacuna de J&J de una sola dosis y recibieron la dosis de refuerzo de la misma marca vieron que sus niveles de anticuerpos se cuadruplicaron en un plazo de 15 días. No obstante, las que recibieron la vacuna de J&J y la dosis de refuerzo de Moderna, vieron niveles de anticuerpos 76 veces mayores, y tras recibir la dosis de refuerzo de Pfizer, los niveles de anticuerpos aumentaron aproximadamente 35 veces; esto es según el estudio, que no ha sido revisado por pares, pero se presentó a un panel de asesores de la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA, en inglés) el 15 de octubre.

Las personas que recibieron una vacuna ARNm la primera vez y luego recibieron una dosis de refuerzo de un producto ARNm de otra marca vieron aumentos similares en los niveles de anticuerpos después del refuerzo.

“Hay algo que tiene sentido”, dice la Dra. Monica Gandhi, experta en enfermedades infecciosas y profesora de medicina en University of California, San Francisco. Eso se debe a que la vacuna de vector viral de J&J y las vacunas ARNm de Pfizer y Moderna “en realidad no lidian exactamente con la misma parte de la proteína S”, dice.

Es decir, si bien las dos tecnologías de vacunas diferentes funcionan de manera similar —dirigen al cuerpo a crear una parte inofensiva de la proteína S característica del coronavirus para que el sistema inmunitario pueda aprender a reconocerla como un invasor y atacarla si alguna vez se enfrenta al virus verdadero—, les dan instrucciones a las células para producir partes distintas de la proteína.

¿Quién puede recibir una vacuna de refuerzo? 

Si recibiste una vacuna de Pfizer o Moderna, puedes recibir un refuerzo si:

  • Completaste tu serie primaria hace al menos seis meses
  • Tienes 65 años o más 
  • Tienes 18 años o más y tienes una enfermedad subyacente
  • Tienes 18 años o más y trabajas o vives en entornos de alto riesgo

Si recibiste la de J&J, puedes recibir un refuerzo si: 

  • Te vacunaste inicialmente hace al menos dos meses
  • Tienes 18 años o más 

Fuente: CDC

“Así que se espera obtener una respuesta más fuerte al administrar ambas porque cubren más de la proteína S. Se ven diferentes antígenos [sustancias extrañas que inducen una respuesta inmunitaria]”, dice Gandhi.

Ten en cuenta también que la vacuna de J&J nunca ha generado una respuesta inmunitaria tan fuerte como las vacunas ARNm, dice el Dr. Isaac Weisfuse, epidemiólogo médico y profesor adjunto de Cornell University Public Health. Y “si recibes una dosis de refuerzo de algo que históricamente es más eficaz”, verás un nivel de anticuerpos más alto.

Las vacunas también dependen de estrategias completamente diferentes para generar esa respuesta inmunitaria, señala Weisfuse. “Las vacunas ARNm son una estrategia relativamente más reciente”; funcionan al enseñar al cuerpo a producir una proteína que desencadena una respuesta inmunitaria. La vacuna de J&J, que usa una versión modificada de un virus diferente para dar instrucciones para crear proteínas, “es una estrategia un poco más antigua que se ha usado antes”, dice Weisfuse. “Y uno podría argumentar que generar una reacción inmunitaria a partir de dos estrategias diferentes es más beneficioso que usar solo una”.  

Algunas cosas que debes tener en cuenta: los niveles de anticuerpos registrados en el estudio de los NIH son solo una manera de medir la eficacia de una vacuna. Las respuestas inmunitarias celulares y de células B (las cuales producen anticuerpos para combatir las infecciones) todavía se están analizando, según la Dra. Kirsten Lyke, coautora del estudio y profesora de la Facultad de Medicina de University of Maryland, que proporcionará más información sobre cómo las diversas combinaciones protegen contra enfermedades graves y sobre la duración de esa protección. Además, el refuerzo de Moderna es la mitad de la dosis (50 microgramos) de las primeras dos dosis de la serie de vacunas primarias, pero en el estudio de los NIH se probó una dosis completa de refuerzo. 

Los funcionarios de salud no han ofrecido ninguna orientación sobre qué combinación proporciona la mejor protección, pero se espera que los CDC aclaren pronto los consejos para mezclar las vacunas. Mientras tanto, si estás pensando en recibir un refuerzo que sea diferente de tu vacuna original y tienes preguntas o inquietudes, habla con tu médico, le dijo a AARP el Dr. Mohammad Sobhanie, experto en enfermedades infecciosas en el Ohio State University Wexner Medical Center. 

“Creo que es increíblemente importante que tengas estas conversaciones con tu médico de atención primaria para que te pueda dar los mejores consejos en función de tus enfermedades”, dice.

No se han identificado preocupaciones de seguridad

Mezclar productos no es algo que se suele hacer en otras series de vacunas, dice Gandhi. Pero “usualmente no tenemos esta situación en la que de repente hay varias vacunas disponibles para una pandemia”, agrega. “Esto es bastante nuevo”.

Dicho esto, parece seguro hacerlo. Lyke dijo a los asesores de la FDA que “no se identificaron preocupaciones significativas de seguridad” en el período de tiempo del estudio de los NIH. Y los efectos secundarios reportados reflejaron los síntomas similares a los de la gripe que muchos sienten después de las vacunas en una serie homóloga —entre los más comunes, fatiga, dolor de cabeza, escalofríos y dolores musculares—.


Ahorra un 25% el primer año cuando te unes a AARP con opción de renovación automática. Obtén acceso al momento a descuentos, programas, servicios y toda la información que necesitas para mejorar tu calidad de vida.


Además, los estudios realizados en el Reino Unido, junto con datos reales, no señalan ninguna preocupación nueva, lo que es “otro punto alentador”, dice Weisfuse.

Recibir una dosis de refuerzo de otra marca también podría disminuir el riesgo de efectos secundarios poco comunes relacionados con las vacunas, incluida la miocarditis en hombres jóvenes que recibieron las vacunas ARNm, y coágulos de sangre y bajo contenido de plaquetas en mujeres menores de 50 años que recibieron la vacuna de J&J o AstraZeneca. Al ofrecer a las personas de alto riesgo una vacuna de refuerzo que es diferente a la original, “esperarías que tal vez se disminuya la tasa de ambos”, dice Gandhi.

Mezclar las vacunas podría brindar otros beneficios

El suministro de vacunas en EE.UU. no es un problema tan apremiante ahora, en comparación con las fases iniciales de la distribución de la vacuna. Pero la disponibilidad de las tres vacunas todavía puede ser limitada en algunas zonas, y permitir la flexibilidad en las opciones de la dosis refuerzo hace que sea más fácil que las personas en EE.UU. reciban esa vacuna adicional y que los proveedores de atención médica la administren.  

Otra ventaja: mezclar las vacunas podría llevar a tasas de transmisión más bajas en todo el país. Eso se debe a que si tienes niveles más altos de anticuerpos —como se vio cuando J&J fue reforzada con Pfizer o Moderna—, es menos probable que contraigas una infección posvacunación y que transmitas el virus a otros, dice Gandhi, quien agrega que vacunar a las personas no vacunadas es el paso principal para reducir la transmisión comunitaria.

Rachel Nania escribe sobre atención médica y políticas de salud para AARP. Anteriormente fue reportera y editora de WTOP Radio en Washington, D.C. Recibió un Premio Gracie y un Premio Regional Edward R. Murrow, y también participó en un programa sobre demencia con la National Press Foundation.

Nota: Estamos en proceso de reemplazar nuestro servicio de comentarios para usuarios. De este modo, es posible que los comentarios previos tomen algunos días en aparecer. Inicia sesión o regístrate gratis con AARP.org para compartir tus comentarios.