Skip to content

¡Bienvenido! AARP es tu guía para navegar la vida y planear tu futuro con Salud, Dinero y Amor. Conócenos mejor

 

¿Cuánto sabes realmente sobre la salud de tus ojos?

Una encuesta descubre que las personas desconocen la información básica que podría protegerlas contra la pérdida de la vista.

Una optómetra le muestra un modelo de un ojo a un paciente

ERIC AUDRAS/ONOKY/GETTY IMAGES

In English | Por supuesto que todos sabemos que unas gotas de lágrimas artificiales pueden aliviar los ojos secos y cansados, y que usar gafas de sol en un día soleado es una muy buena idea. Pero aparte de lo básico, ¿cuánto sabemos realmente sobre la salud de los ojos? Aparentemente, no tanto como creemos, según una nueva encuesta nacional en línea que llevó a cabo The Harris Poll en nombre de la American Academy of Opthalmology (AAO).

Por no decir más, los resultados nos abrieron los ojos.

Si bien alrededor del 80% de los 3,500 adultos encuestados dijeron que "sabían" sobre la salud ocular, los resultados de la encuesta no reflejaron exactamente esa afirmación categórica. Menos de 1 de cada 5 (o sea menos del 20%) pudo identificar las tres causas principales de ceguera en Estados Unidos. Solo el 3% fue capaz de identificar todas las amenazas comunes para la salud ocular. Y apenas un 11% sabía cuáles eran todos los signos iniciales de la pérdida de la vista. No cabe duda de que "existe una gran disparidad entre lo que la gente cree que sabe y lo que realmente sabe", afirma la Dra. Andrea Tooley, médica becaria en la subespecialización de cirugía oftálmica plástica y reconstructiva de Columbia University en la ciudad de Nueva York, y portavoz de la AAO.


Recibe contenido similar, suscríbete a nuestro Boletín


Fue especialmente inquietante descubrir que solo el 37% sabía que no siempre sientes síntomas antes de perder la vista por una enfermedad ocular. “El glaucoma, la degeneración macular y la enfermedad ocular diabética —las tres causas principales de la pérdida de la vista— pueden estar causando daño sin que siquiera te des cuenta”, explica Tooley, quien además señala que el cerebro sabe compensar la insuficiencia en la vista. Lo mismo sucede cuando el ojo fuerte hace el trabajo del débil. "Tuve una paciente que hacía mucho tiempo que venía perdiendo la vista de un ojo, pero no fue hasta que se le metió champú en el ojo bueno y tuvo que cerrarlo un rato, mientras miraba por el otro, que se dio cuenta de que tenía un problema", dice Tooley. "Pude diagnosticar un problema con el nervio óptico que probablemente venía ocurriendo durante un año o más".

Además, si bien alrededor de 12 millones de personas mayores de 40 años en el país tienen deterioro visual, solo el 37% de los encuestados supo que la pérdida de la vista no es "inevitable" al ir envejeciendo. "Nuestros ojos pueden cambiar con la edad", comenta Tooley. “Quizás necesitemos anteojos para leer o una luz más fuerte para ver. Sin embargo, algunos de mis pacientes creen que la disminución de la vista con el correr del tiempo es un proceso normal de la vejez, pero no es realmente así". De hecho, observar unas reglas sencillas puede ayudarte a seguir viendo claramente y a reducir el riesgo de los problemas de la vista más adelante.

Deja los cigarrillos

"Es lo más importante que puedes hacer no solo por tu salud general, sino también por la salud de tus ojos", afirma Tooley. En efecto, los estudios han revelado que existe una conexión entre el tabaco y la degeneración macular relacionada con la edad, las cataratas, el glaucoma y la retinopatía diabética.

Evita el sol

La exposición diaria a los rayos ultravioleta aumenta tu riesgo de tener cataratas. Busca gafas de sol que ofrezcan el 100% de protección al bloquear los rayos UVA y UVB. Y si vas a estar cerca de materiales que vuelan por el aire, ya sea al cortar madera, esparcir abono o cortar el césped, considera usar gafas de seguridad o protección.

Come sano

En cuanto al poder de las zanahorias para aumentar la visión, la evidencia es debatible. Sin embargo, los especialistas en ojos, incluida Tooley, les dan el visto bueno a los vegetales de hoja verde. Según un artículo publicado en ScientificAmerican.com, la espinaca, la col rizada y la acelga están repletas de luteína y zeaxantina, que pueden ayudar a proteger los ojos al actuar como una especie de filtro contra las ondas de luz de gran energía capaces de dañar la retina. Y otra noticia optimista: seguir una dieta sana —y el ejercicio físico regular— puede ayudarte a mantener un peso ideal y a reducir tu riesgo de diabetes tipo 2, que es la causa principal de ceguera en adultos.

Descansa bien

Un estudio realizado en el 2019 entre más de 6,700 personas mayores de 40 años en Estados Unidos reveló una posible conexión entre el glaucoma y los problemas del sueño. Para los que dormían tres horas o menos —o más de 10— por noche, los problemas de la vista se triplicaban en comparación con los que dormían la cantidad recomendada de siete horas.

Dale un descanso a tus ojos. Pasar mucho tiempo con la vista fijada en la pantalla de una computadora o de un teléfono puede causar fatiga visual, visión borrosa y ojo seco. Haz una pausa siguiendo la regla 20-20-20. Desvía la vista de la pantalla de la computadora cada 20 minutos y enfócate en un objeto a 20 pies de distancia durante 20 segundos.

Hazte un examen de la vista de referencia

Otro hallazgo de la encuesta de The Harris/AAO fue que, si bien casi el 70% de los adultos ve con cierta frecuencia a un médico de atención primaria o de medicina familiar, solo el 52% de los encuestados visita con regularidad a un profesional del cuidado de los ojos. De sensato, eso no tiene nada. La mayoría de las enfermedades oculares serias, como el glaucoma y la degeneración macular, pueden tratarse con mejores resultados si se diagnostican temprano.

"Por lo general recomendamos un examen de referencia a los 40 años y luego, a partir de los 65 años, un examen anual o cada dos años", explica Tooley. "Si tienes un historial personal o antecedentes familiares de problemas oculares, quizás quieras hablar con tu oftalmólogo para que te examine los ojos con más frecuencia".

¿Necesitas otro motivo para hacer una cita? Considera lo siguiente: los exámenes de la vista no solo detectan trastornos ópticos. "Los ojos son la ventana de todo el cuerpo", comenta Tooley. "Con solo mirar dentro del ojo, podemos detectar diabetes y hasta ciertas enfermedades autoinmunitarias".

Para más información sobre cómo mantener la vista sana, consulta aao.org/eyesmart (en inglés).

Nota: Haz clic en el botón de “CC” y selecciona el idioma español.

¿Qué opinas?

0 | Add Yours

Deje su comentario en el campo de abajo.

Debe registrarse para comentar.

LEE ESTE ARTÍCULO