Skip to content

Es el momento de reevaluar tu cobertura de Medicare: Revisa esta guía sobre el período de inscripción abierta.

 

10 errores de seguridad alimentaria que todo cocinero puede cometer durante las fiestas

Consejos para que los cocineros caseros eviten que una enfermedad transmitida por alimentos arruine tu celebración.

Fotografía aérea de una mesa con la cena navideña servida

COUNTER/GETTY IMAGES

In English | El corazón de un hogar durante la temporada navideña sigue siendo la cocina, incluso en medio de una pandemia, cuando es posible que celebres con menos amigos y familiares de lo habitual. Pero la cocina también es el lugar donde pueden ocurrir errores que, sin saberlo, contaminan los alimentos y provocan que las personas se enfermen. Es importante tener en cuenta la seguridad alimentaria, incluso si este año vas a cocinar para un grupo más reducido de personas —especialmente cuando cocinas para adultos de 65 años o más, que son más propensos a sufrir complicaciones graves a causa de una enfermedad transmitida por alimentos—.

"Una persona más joven puede enfermarse y no sentirse bien durante 24 o 48 horas", dice Jennifer Quinlan, profesora del departamento de Ciencias de la Nutrición de Drexel University en Filadelfia. "Pero con los adultos mayores, puede convertirse potencialmente en una infección sistémica; podrían terminar en el hospital". Los niños menores de 5 años, las mujeres embarazadas y las personas con sistemas inmunitarios debilitados también corren un mayor riesgo de sufrir casos graves de intoxicación alimentaria.


Recibe contenido similar, suscríbete a nuestro Boletín


Aquí hay 10 consejos de expertos en seguridad alimentaria que todo cocinero debe seguir para evitar errores en la cocina que puedan llevar a una enfermedad transmitida por alimentos.

1. Lávate las manos

Pueden pasar muchas cosas en la cocina mientras haces malabares con una comida festiva. Por lo tanto, es importante que te asegures de lavarte las manos a menudo y minuciosamente durante 20 segundos con agua y jabón, especialmente antes y después de manipular mariscos y carnes crudas, advierten los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC). Un simple descuido, como poner un plato cocinado en la mesa inmediatamente después de tocar la carne cruda sin lavarse las manos, puede propagar fácilmente los gérmenes.

2. Lava las frutas y verduras

Incluso si vas a pelar o cortar las frutas y verduras, lávalas primero para evitar que los gérmenes de la superficie se transfieran a la pulpa del producto con el cuchillo o el pelador. Asegúrate de lavar todos los productos bajo agua corriente. Para lavar frutas y verduras firmes, como aguacates o melones, usa un cepillo para verduras limpio.

3. No laves el pavo para la cena

Lavar el pavo para la cena de Navidad en el fregadero antes de cocinarlo supone un riesgo de contaminación cruzada, ya que se podrían salpicar y propagar los gérmenes del pavo crudo en las manos, en las encimeras o en otros alimentos, dice Brigette Gleason, directora médica de la división de Epidemiología de Enfermedades Entéricas, de los CDC. Lo mismo ocurre con el lavado de otras aves y carnes crudas. Cocinar la carne y las aves a la temperatura interna correcta y segura matará cualquier bacteria peligrosa sin necesidad de lavarlas.

4. Usa un termómetro de cocina

Los cocineros caseros suelen preparar cortes de carne más grandes para las fiestas, como un asado o un pavo entero, y platos de acompañamiento en grandes cantidades. Estos son más difíciles de calentar a la temperatura de cocción adecuada. La única manera de saber con seguridad que la comida cocinada ha alcanzado una temperatura segura para su consumo es usar un termómetro de cocina. "Para las aves de corral y para el relleno dentro de las aves de corral, así como para cualquier guiso, la temperatura que queremos alcanzar es de 165 ºF", dice Gleason.

Temperaturas de cocción mínimas seguras

• Carne molida de res, cerdo, ternera y cordero: 160 ºF

• Carne molida de pollo y pavo: 165 ºF

• Bistecs, carne al horno y chuletas: 145 ºF

• Aves: 165 ºF

• Cerdo y jamón fresco: 145 ºF

• Jamón precocinado: 165 ºF

• Platos de huevos: 160 ºF

• Sobras y guisos: 165 ºF

• Pescado con aletas: 145 ºF

Fuente: foodsafety.gov

5. No comas masa o mezcla cruda

Hornear es sinónimo de las fiestas, pero los huevos y la harina crudos, los principales ingredientes de las mezclas y masas, pueden estar contaminados con salmonela, una bacteria que causa diarrea, fiebre y calambres estomacales. Evita la tentación de probar la masa de galletas cruda o cualquier otra cosa que pueda tener huevos o harina crudos, como el ponche de huevo crudo, el mousse y el merengue, dice Gleason. La E. coli es otra bacteria que puede causar intoxicación alimentaria y se encuentra en la harina cruda.

6. No confíes solo en el gusto o el olfato

No puedes probar, oler o ver los gérmenes que causan la intoxicación alimentaria, e incluso una pequeña cantidad de alimentos contaminados puede enfermarte mucho. Cuando guardes las sobras en el refrigerador, anota la fecha en que se cocinó en el recipiente para que sepas cuándo tirarlo. Consulta estas recomendaciones federales para los límites de tiempo para refrigerar o congelar las sobras. Por ejemplo, las sobras de pizza se pueden guardar en el refrigerador por hasta tres o cuatro días; un paquete abierto de fiambres, por hasta tres a cinco días.

7. No dejes la comida cruda descongelándose o marinándose en la encimera

Cualquier alimento que se deje a temperaturas entre 40 y 140 ºF durante más de dos horas puede desarrollar bacterias. Este rango de temperaturas es lo que los expertos en seguridad alimentaria llaman la "zona de peligro" para la intoxicación alimentaria. En su lugar, descongela la comida en el refrigerador, en agua fría o en el microondas. Asegúrate de que la comida siempre se marine en el refrigerador también.

8. Guarda la comida preparada después de dos horas

Las comidas festivas se sirven a menudo al estilo bufé y se disfrutan durante el día o la noche. Sin embargo, a menos que puedas mantener los alimentos perecederos a una temperatura segura, deben guardarse en el refrigerador dentro de dos horas. "Si tienes un termómetro para alimentos y puedes verificar que la temperatura de la comida se mantenga por encima de los 140 °F, entonces puede ser seguro", dice Gleason. "Pero una vez que empiezas a dejar que el alimento entre en esa zona de peligro [entre 40 y 140 grados], ahí es donde pueden crecer las bacterias".

9. ¿Vas a conducir una larga distancia para la celebración? Primero enfría la comida

"Si no vas a viajar muy lejos, mantenla caliente. Sin embargo, si vas a viajar una larga distancia, prepara la comida, refrigérala y si es posible ponla en una heladera durante el viaje", dice Quinlan, de Drexel University. Los alimentos horneados, como las galletas de Navidad o el pan, suelen estar bien a temperatura ambiente porque no contienen suficiente líquido para que las bacterias crezcan durante ese período de tiempo, añade.

10. Si estás enfermo, no prepares comida para los demás

La diarrea o los vómitos pueden indicar que estás enfermo con el norovirus, mejor conocido como la gripe estomacal. (Las personas se enferman más a menudo a causa del norovirus durante los meses de invierno). El virus se transmite fácilmente si una persona infectada manipula o prepara alimentos. Los CDC recomiendan que si has estado enfermo, esperes dos días después de que los síntomas disminuyan antes de cocinar para otros. Siempre lávate bien las manos con agua y jabón para evitar la propagación del norovirus.

Consejos para las reuniones festivas

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades recomiendan no viajar durante las fiestas ni celebrar con personas que no vivan contigo. Los CDC tienen estas recomendaciones para aquellos que eligen celebrar con personas que no viven en el mismo hogar:

• Limitar el número de invitados

• Establecer expectativas sobre el distanciamiento social y requisitos con respecto a las mascarillas con anticipación

• Usar una mascarilla, tanto en el interior como en el exterior

• Mantenerse a seis pies de distancia de los demás

• Evitar vociferar y cantar

• Reunirse al aire libre, si el clima lo permite

• Abrir las ventanas y las puertas si la celebración es en un lugar cerrado

• Limpiar y desinfectar las superficies que se tocan con frecuencia

"Trae tu propia comida y utensilios para servir, de manera que no los compartas con otros y te encuentres potencialmente a menos de seis pies de distancia", añade Brigette Gleason, directora médica de la división de Epidemiología de Enfermedades Entéricas, de los CDC. "Pero lo más seguro sería celebrar las fiestas solo con quienes viven en tu hogar".

Fuente: CDC

¿Qué opinas?

0 %{widget}% | Add Yours

Debe registrarse para comentar.