Javascript is not enabled.

Javascript must be enabled to use this site. Please enable Javascript in your browser and try again.

Consejos para viajar con problemas de la vista Skip to content
 

Sugerencias para viajar si padeces de problemas de la visión

Consejos prácticos para sobrellevar los viajes por avión, autobús o tren cuando no puedes ver bien.

Aeropuerto en visión borrosa

SARAH PENG/AARP

Ejemplo de cómo las personas con problemas de la visión pueden percibir los centros de transporte tales como los aeropuertos.

In English |  Cuando padeces de una discapacidad visual, viajar puede suponer un desafío o hasta puede agobiarte. Pero con estos consejos de expertos y un poco de planificación con antelación, puedes cómodamente —y con seguridad— llegar a donde deseas ir.

¿Cuál es la clave? "Planifica con anticipación", dice Carol A. Moog, instructora sénior de movilidad en Lighthouse Guild (en inglés): "Reúne tanta información como puedas antes de salir de casa. Visita sitios web para obtener indicaciones de trenes o autobuses, planifica tu ruta y siempre permítete más tiempo del que piensas que necesitarás". 

Lo básico

Lleva documentos que detallen tu pérdida de visión. Ranjoo Prasad, optometrista y directora del Penn Center for Low Vision Rehabilitation de University of Pennsylvania Scheie Eye Institute en Filadelfia, les da a sus pacientes viajeros una carta que expone su diagnóstico. Puede no ser obvio que tengas una discapacidad visual, dice ella, así que una carta de un proveedor de atención ocular puede aclarar que tienes derecho a recibir ayuda.


Recibe contenido similar, suscríbete a nuestro Boletín


Comparte tu itinerario. Asegúrate de que alguien —un ser querido o una amistad a quien estarás visitando— conozca tus planes, dice Prasad. (Puedes considerar usar la aplicación Life360 (en inglés), que les permite a otras personas seguir todos tus pasos).

Consulta con expertos. Si tienes una discapacidad visual y esta es la primera vez que viajas, considera consultar con un asesor especialista en movilidad, un profesional que les enseña a las personas con problemas de visión cómo viajar con seguridad, confianza y de manera independiente. Puedes encontrar uno a través de la Oficina de Rehabilitación Vocacional o la Comisión estatal para los ciegos de tu estado (haz una búsqueda en internet (en inglés) para encontrar el de tu estado).

Sé flexible. Haz todo lo posible por aceptar que las cosas no siempre suceden según lo planeado, dice Moog: "Eso es una parte natural de los viajes, independientemente de tu situación".

 

Si viajas por avión

Llama antes de viajar. Todos los aeropuertos deben tener un programa para recibir y ayudar a los viajeros con lo que necesiten, desde el registro y el abordaje hasta para reclamar su equipaje, dice Miguel Reyes, asesor y especialista en movilidad acreditado por Blind & Vision Rehabilitation Services, en Pittsburgh. Conforme con la ley, necesitas darles a los aeropuertos por lo menos 48 horas de aviso para que puedan garantizar los servicios que necesitas. "Aconsejo a los viajeros llamar y mencionar cuando inicien la conversación: 'Hola, tengo una discapacidad visual'". Reyes dice que esto dirigirá tu llamada directamente a los recursos apropiados para obtener lo que necesitas. 

Los viajeros ciegos o con problemas de la visión también pueden recibir ayuda para navegar los aeropuertos a través de la tecnología de asistencia de Aira (en inglés). Aira, una empresa de tecnología de conexión a través de teléfonos y anteojos inteligentes, conecta a las personas ciegas o con problemas de la visión con agentes capacitados que puedan ayudarlos a navegar. Está disponible gratis en muchos aeropuertos por todo el país; solo necesitas descargar la aplicación de Aira para teléfonos inteligentes y registrarte como visitante. En otros aeropuertos puedes acceder Aira, pero necesitas suscribirte al servicio. 

Trae una lupa o telescopio para viajes. Tu proveedor de atención ocular puede ayudarte a obtener un dispositivo de magnificación que puedas guardar en tu equipaje de mano.

Etiqueta tus maletas. Coloca algún tipo de marca obvia en tu equipaje —como cinta adhesiva resistente de color alrededor del asa— para que el personal del aeropuerto (o tú) pueda identificarlo más fácilmente al reclamar el equipaje.

Defiéndete. Asegúrate de no elegir un asiento ubicado en las salidas de emergencia. Solicita ayuda cuando la necesites y no temas defenderte. "Los empleados del programa que recibe y ayuda a los viajeros podrían desear ponerte en una silla de ruedas, pero si no te agrada esa idea, tienes derecho a solicitar otro tipo de ayuda", dice Reyes.

 

Si viajas por autobús

Solicita la ayuda del personal de atención al cliente para navegar por la estación. Las estaciones de autobús de múltiples niveles, que esencialmente son grandes garajes de estacionamiento, pueden ser confusas y frecuentemente tienen escaleras eléctricas o escaleras empinadas. Si prefieres un elevador, no dudes en pedirle al personal de atención al cliente que te indiquen o guíen hasta uno, dice Moog. 

Habla con el conductor. Al subir al autobús, comunícale al conductor que padeces de una discapacidad visual, y pídele que te informe cuando haya llegado a tu parada. Si debes hacer una conexión de autobús, pregunta dónde debes hacerlo, dice Reyes. 

Agárrate de la barandilla. Hasta los autobuses que bajan los escalones en las paradas pueden suponer un peligro para los pasajeros al subir o bajar del vehículo. 

 

Si viajas por tren

Solicita la ayuda del personal de atención al cliente. Las estaciones de trenes pueden ser caóticas, y las plataformas frecuentemente no se anuncian hasta unos cuantos minutos antes de la hora de salida. Moog dice que los representantes de atención al cliente con gusto te trasladarán a tu plataforma a tiempo. 

Haz preguntas. Cuando se abran las puertas del tren mientras esperas en la plataforma, es perfectamente aceptable preguntar en el vagón antes de entrar si este es el tren que esperas. Muchas personas lo hacen, independientemente de si tienen pérdida de la visión, dice Moog: "Es simplemente parte de la cultura [ferroviaria]".

Elige un asiento junto a una puerta. Así no tendrás que pasarles por arriba a otros pasajeros cuando el tren llegue a tu parada. 

Familiarízate con el nombre de la parada antes de la tuya. Te dará tiempo para prepararte y estar listo para bajarte cuando llegues a tu parada.

¿Qué opinas?

0 | Add Yours

Deje su comentario en el campo de abajo.

Debe registrarse para comentar.