Javascript is not enabled.

Javascript must be enabled to use this site. Please enable Javascript in your browser and try again.

La vacuna Prevnar 13 no sería necesaria para adultos sanos Skip to content
 

Se revisa la recomendación para la vacuna contra la neumonía

La vacuna Prevnar 13 ya no sería necesaria para los adultos sanos mayores de 65 años.

Persona sostiene una vacuna de Pneumococcal

Getty Images

In English | Si bien la enfermedad neumocócica suele ser leve, algunas veces tiene repercusiones graves e incluso mortales para las personas mayores de 65 años, particularmente cuando la bacteria que la causa invade los pulmones y produce neumonía. Para ponerlo en perspectiva: se reportaron casi 3,000 muertes a causa de enfermedad neumocócica invasiva (ENI) en el 2014, el año más reciente del que los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) ofrece datos.

Los CDC han recomendado desde hace tiempo que para recibir la mejor protección contra todas las cepas de las bacterias que causan neumonía, todos los adultos mayores de 65 años deben recibir dos vacunas antineumocócicas: la vacuna antineumocócica conjugada (PCV13 o Prevnar 13), seguida de la vacuna antineumocócica de polisacáridos (PPSV23 o Pneumovax) en una consulta posterior.

Sin embargo, a partir de la semana pasada, el Advisory Committee on Immunization Practices (ACIP) (Comité Asesor sobre Prácticas de Inmunización) —un grupo conformado por especialistas médicos y de salud pública— recomienda que la PCV13 no sería necesaria para los adultos sanos mayores de 65 años, lo que sugiere que la decisión se les deja a los pacientes y a sus médicos para que determinen si es adecuado recibir un pinchazo de más. (Los CDC suelen aceptar las pautas sugeridas por el ACIP).

¿Cuál es uno de los motivos más grandes de este cambio? “Por medio de una campaña de vacunación infantil, se logró detener la diseminación de la bacteria al grupo de mayor edad”, afirma el Dr. William Schaffner, director médico de la National Foundation for Infectious Diseases (Fundación Nacional para las Enfermedades Infecciosas), profesor de medicina preventiva y enfermedades infecciosas del Centro Médico de Vanderbilt University en Nashville (Tennessee) y miembro del panel del ACIP.


Recibe contenido similar, suscríbete a nuestro Boletín


Según explica, desde que la PCV13 se añadió al programa de vacunación y se administra habitualmente a los niños a partir del 2010, ha sido muy eficaz y ha hecho que la ENI en los niños de Estados Unidos disminuya drásticamente (casi un 80%). Pero no son solo los pequeños los que se han beneficiado. La vacuna protege indirectamente a los adultos al reducir su exposición a las bacterias neumocócicas.

“Los niños solían ser portadores de neumococos”, dice el Dr. Schaffner. “Por medio de besos, abrazos y contacto, les trasmitían los neumococos a los mayores. Si la vacuna elimina el estado de portador, los mayores ya no se enferman de esas 13 cepas”. Lo que es más, añade, la recomendación que siguió en el 2014 de vacunar a las personas mayores no tuvo ningún efecto adicional en las tasas de enfermedad.

Sin embargo, el ACIP continúa recomendando la primera vacuna antineumocócica, la PPSV23, para los adultos mayores de 65 años. Asimismo, la nueva decisión no cambia la postura de los CDC en cuanto a que la PCV13 y la PPSV23 se administren en serie a los adultos con mayor riesgo de contraer una enfermedad neumocócica.

“Toda persona que cumpla 65 años y que sea de alguna forma inmunodeficiente, o que tenga alguna de las indicaciones enumeradas para la vacuna antineumocócica debido a que se encuentra en un grupo de riesgo alto —por ejemplo, si tiene diabetes, enfermedad cardíaca, enfermedad pulmonar o fuma—, debe continuar recibiendo ambas vacunas”, indica el Dr. Schaffner, que observa que esto en realidad incluye una parte considerable de la población de adultos mayores.

En definitiva: habla con tu médico. “Si a tu médico le gustaría adoptar una estrategia más conservadora y administrarte las dos vacunas, las puedes recibir”; afirma el Dr. Schaffner. “Simplemente no se recomienda en forma universal para personas sanas mayores de 65 años. Retrocedieron medio paso: no dijeron ‘no lo hagas’, sino ‘puedes considerarlo’”.

Las personas que decidan recibir la vacuna deben seguir observando el programa de vacunación recomendado anteriormente: una vacuna de PCV13 seguida de una de PPSV23 un año después.

¿Qué opinas?

0 | Add Yours

Deje su comentario en el campo de abajo.

Debe registrarse para comentar.

LEE ESTE ARTÍCULO