Javascript is not enabled.

Javascript must be enabled to use this site. Please enable Javascript in your browser and try again.

Dayanara Torres gana primera batalla contra el cáncer Skip to content
 

Heroínas de la vida real: Dayanara Torres gana primera batalla contra el cáncer

“Ojalá que, a través de mi historia, muchas personas se den cuenta que es importante cuidar de ellos mismos”.

Dayanara Torres

Mezcalent

Dayanara Torres se vuelca en el tratamiento para curar el cáncer de piel que le diagnosticaron a principios de año; con una fe inquebrantable en su recuperación, y con un apoyo total de sus seguidores en las redes sociales.

En entrevista con AARP en español, la ex Miss Universo puertorriqueña, compartió que después de dos intervenciones quirúrgicas comenzó el tratamiento de radioterapias que se extenderá hasta principios del 2020. Confesó que la primera batalla ganada es que los doctores le confirmaron que el cáncer no se ha extendido a otros órganos.


Recibe contenido similar, suscríbete a nuestro Boletín


La también actriz y modelo, quien reside en Los Ángeles, reveló que su error fue no prestarle atención a los síntomas que indicaban la posible presencia de un melanoma. Y ahora se asegura de enviar un mensaje claro a su público: hay que cuidarse.

Los tipos principales de cáncer de piel son el carcinoma de células escamosas, el carcinoma de células basales y el melanoma. El más peligroso es este último porque puede invadir otros tejidos y diseminarse a otras partes del cuerpo. De acuerdo con el Instituto Nacional del Cáncer (en inglés), en 2018 se estima que hubo 91,270 casos nuevos de melanoma y lamentablemente aproximadamente 9,320 personas murieron de esta enfermedad. Hablamos con Torres y esta es su historia:

Admiramos y confiamos —como tú misma lo has dicho— que después de este tratamiento vas a estar libre de cáncer.

No me suelten, sus oraciones son muy, muy necesitadas. Hay varios tratamientos y a uno dijimos que no porque implicaba otra cirugía. El tratamiento al que me voy a someter es un tratamiento por boca e intravenoso, combinado con estudios como MRI, CT scan, PET scan, que se van a estar haciendo cada dos meses.

Ya estoy recibiendo un tipo de radiación que es más localizada. Me va a poner un poco débil y quizás me hinche en ciertas áreas, pero vamos a controlarlo y vamos a salir del cáncer. Ojalá que al año puedan decirme que ya no existe, que no está en mi cuerpo y así va a ser. Yo confío mucho en Dios.

¿Por qué finalmente decides ir al médico y revisarte el lunar que mostraba señales sospechosas?

Mi prometido, desde que nos conocemos, siempre me decía: ‘eso no se ve bien, te lo tienes que chequear’, y le decía: ‘sí, sí, la semana que viene’, y después la semana que viene: ‘estoy muy ocupada, estoy viajando’.

Al final, él mismo hizo la cita, y fuimos al doctor y pasó lo que ya saben, pero gracias a él que me empujó.

¿Qué características tenía ese lunar para levantar sospechas?

Hace ya más de siete años que ese lunar apareció. Era totalmente nuevo en mi cuerpo y estaba bien oscuro. Seguía creciendo y tenía un borde que no era derechito. No era un círculo, sino que tenía otra forma, diferentes tonalidades, relieve. Todas esas cosas que indicaban que no era bueno.

Pero como madre ajetreada, trabajando, de aquí para allá, uno se olvida de cuidarse y pues nunca hice nada. Ese fue mi error.

¿Cómo detectaron el cáncer?

Pues me hicieron una biopsia, sacaron el lunar, pero lamentablemente los resultados fueron positivos; era maligno, un melanoma, cáncer de la piel. Y lo increíble es que la gente a veces piensa que el cáncer de la piel es un puntito que te pueden sacar y se acabó. Sin embargo, no es así. El cáncer de la piel está corriendo por todo tu cuerpo y se estaciona donde le da la gana, en áreas específicas, en todo tu cuerpo o en órganos, que es lo peor.

¿Crees que tu experiencia puede servir como lección para otros?

Ojalá que, a través de mi historia, muchas personas se den cuenta que es importante cuidar de ellos mismos. Si ven algo extraño en su cuerpo, ya sea un puntito, un lunar, algo nuevo, chequéenlo. Lo más seguro es que no sea nada, pero si lo es se puede controlar a tiempo y destruirlo.

¿Cómo han reaccionado tus hijos?

Mis niños están bien. He recibido cariño extra y yo aprovechándome. Están asustados. Son niños y por más seguridad que les doy de que vamos a estar bien, soy su mamá y soy su todo, la persona que está con ellos todo el tiempo.

Trato con mucha calma y tranquilidad de explicarles que todo va a salir bien. Oramos, y espero que estén confiados. Es difícil quitarles ese miedo, pero lo vamos a lograr. Vamos a estar bien porque somos un equipo.

¿Qué es lo que más te ayuda, lo que te da fuerza?

Mis hijos. Por ellos he superado cuanto cantazo (golpe) me ha tocado vivir. Son mi arma, mi fuerza, mi roca. Por ellos no me dejo caer, nunca me he dejado caer. Siempre me levanto más fuerte que nunca.

¿Qué mensaje tienes para la avalancha de apoyo que has recibido a través de las redes sociales?

Que los quiero mucho, los quiero con el alma. No les digo gracias, simplemente gracias, les digo de corazón y desde mi alma, muchísimas gracias por su apoyo y por su cariño.

¿Qué opinas?

0 | Add Yours

Deje su comentario en el campo de abajo.

Debe registrarse para comentar.