Skip to content

¡Bienvenido! AARP es tu guía para navegar la vida y planear tu futuro con Salud, Dinero y Amor. Conócenos mejor

 

Qué hacer si tienes coronavirus y ningún cuidador que te ayude

Expertos brindan consejos sobre a quién recurrir cuando necesitas cuidados y no tienes familiares cerca.

Un hombres convaleciendo en un hospital

IMAGE SOURCE/GETTY IMAGES

In English | La buena noticia es que la COVID-19 no era un problema cuando Ginny Valenze, quien entonces tenía 64 años, tuvo que conseguir ayuda pronto y por su cuenta a raíz de una emergencia médica muy grave mientras estaba fuera de la ciudad.

La mala noticia es que tuvo que hacer varias llamadas (con frecuencia confusas) y contactar a amigos y vecinos que la hicieron sentir totalmente vulnerable y, según ella, “aterrorizada”. No importó que durante más de veinte años se hubiera dedicado a defender pacientes para las empresas farmacéuticas.

“Nunca te imaginas que te puede suceder a ti… hasta que te sucede”, señala Valenze, quien ahora tiene 70 años, nunca se casó y vive sola en Whippany, Nueva Jersey. A pesar de haberse hecho cargo del cuidado de su difunto padre, de su madre y de una de sus hermanas, quienes murieron cuando ella era adolescente, nunca había preparado un plan para su propio cuidado. Otra de sus hermanas vive demasiado lejos como para ayudarla cada día. “El mundo puede darse vuelta en un instante, y cuanto más envejeces, más probable es que suceda”.

Ginny Valenze

CORTESÍA DE GINNY VALENZE

Mientras se recuperaba de una operación, Ginny Valenze se apresuró a reunir un equipo de cuidadores.

Su mejor consejo es trazar un plan. Esto es especialmente importante durante la pandemia de COVID-19.

A continuación te presentamos las sugerencias que cinco expertos en cuidados ofrecen para el caso de una persona mayor que contrae el coronavirus y no tiene cónyuge ni familiares cercanos que la ayuden con el cuidado. Sus consejos y sugerencias también son útiles para una emergencia que no se deba a la COVID-19.

• Comienza por llamar al médico. Si tienes médico y sospechas que estás enfermo de COVID-19, la primera llamada debe ser a tu médico, señala Amy Goyer, experta de AARP en asuntos de la familia y el cuidado familiar. Después de la cita, y suponiendo que no tengas que hospitalizarte, probablemente sea el consultorio del médico quien te ayude con la atención médica en el hogar, si la necesitas. Ten en cuenta, señala Goyer, que si es tu médico quien indica que necesitas atención médica en el hogar, es más probable que tu compañía de seguros cubra el costo.

• Recurre al trabajador social del hospital. Si estás hospitalizado por COVID-19, el trabajador social del hospital debería estar trabajando en tu plan de alta mucho antes de que te marches, indica Goyer. De esa manera, cuando te dan de alta el día que vuelves a casa no tienes que apresurarte a hacer arreglos para el cuidado, que con frecuencia son complejos. A veces tendrás que solicitarle o recordarle al trabajador social que realice esta tarea, en particular si no tienes un familiar que interceda.

• Consulta con el VA si eres veterano. Si eres un veterano y tienes COVID-19, puedes tener derecho a recibir atención médica en tu hogar por medio del Departamento de Asuntos de los Veteranos, advierte Goyer. Sin embargo, antes debes estar inscrito en el sistema de atención médica del VA, incluso si no lo has usado anteriormente. El sitio web es caregiver.va.gov (en inglés), y el número para llamar sin cargo es 855-260-3274. También hay un número de teléfono de atención para casos de crisis de veteranos que tienen problemas de salud mental: 877-222-8387.


dynamic a logo mark for a a r p

Ahorra un 25% el primer año cuando te unes a AARP con opción de renovación automática. Obtén acceso al momento a descuentos, programas, servicios y toda la información que necesitas para mejorar tu calidad de vida.


• Llama a la agencia estatal sobre el envejecimiento. Una buena manera de encontrar asistencia para el cuidado es llamar a la oficina estatal sobre el envejecimiento, dice Pamela Wilson, activista y experta en cuidados. Puedes encontrar la información de contacto en internet en el buscador de recursos comunitarios (en inglés).

• Busca información en la asociación médica estatal o local. Si no tienes un médico que te ayude a conseguir referencias de un cuidador, consulta con la asociación médica estatal o local, sugiere Michael Trahos, especialista en medicina geriátrica en Alexandria, Virginia. Puedes encontrar la información de contacto si buscas en internet el nombre de tu estado con las palabras “medical society”.

• Ponte en contacto con un centro comunitario para adultos mayores. Las comunidades para adultos mayores con frecuencia pueden ayudar con el envío de alimentos, señala John Schall, director ejecutivo de Caregiver Action Network, una organización sin fines de lucro que se especializa en informar a los adultos necesitados sobre las opciones de cuidado. Para encontrar tu centro local para adultos mayores, visita eldercare.acl.gov (en inglés) e ingresa tu código postal.

• Consulta con las organizaciones de asistencia para cuidadores. Socializar es una parte esencial de la atención en el hogar. Mi Comunidad con AARP te puede poner en contacto con un grupo que puede ayudar con el acceso a la socialización, señala Goyer.

Encuentra un administrador de atención geriátrica. Los administradores de atención geriátrica pueden ser de gran ayuda para obtener cuidados en el hogar, señala Nancy Kriseman, consultora geriátrica y autora del libro The Mindful Caregiver: Finding Ease in the Caregiving Journey. Consulta con la Aging Healthcare Association en aginglifecare.org (en inglés).

• Ponte en contacto con tu iglesia o sinagoga. Según Kriseman, tu lugar de culto es una fuente esencial de ayuda para encontrar cuidadores, en especial durante la pandemia de COVID-19. Muchos tienen voluntarios que llevan comidas y comestibles y visitan a los miembros que están confinados en su hogar. También pueden recomendar servicios de cuidadores.

• Encuentra un grupo de cuidadores por medio de tu hospital. Eso fue lo que hizo Valenze. El hospital la puso en contacto con Visiting Nurse Associations of America (en inglés), y señala que tuvo la suerte de que su compañía de seguros cubriera el cuidado. Los cuidadores iban dos veces al día para ayudarla, y dice que fueron “fenomenales”.

• Recurre a amigos y vecinos. Incluso para aquellos que padecen de COVID-19, esta podría ser la ayuda más importante de todas. Tu comunidad de amigos y vecinos puede cocinar, comprar comestibles y hacer mandados por ti mientras mantiene un distanciamiento social apropiado. Hace seis años, después de que Valenze tuvo una operación de colon de emergencia para la cual tuvo tres meses de recuperación en casa, señala que básicamente designó un “jefe de personal” entre sus amigos para que se ocupara de asignar tareas, como recoger el correo, comprar alimentos y traer el periódico por la mañana. “Nunca temas pedirles a tus amigos”, dice. “Te sorprenderá lo mucho que quieren ayudar”.

¿Qué opinas?

0 | Add Yours

Deje su comentario en el campo de abajo.

Debe registrarse para comentar.

LEE ESTE ARTÍCULO