Skip to content
 

Noviembre es el Mes Nacional de los Cuidadores Familiares

La denominación presidencial honra a los héroes cotidianos que hacen sacrificios para ayudar a sus seres queridos.

Un hombre en silla de ruedas acompañado por su esposa y nieta

KALI9/GETTY IMAGES

In English

La denominación presidencial honra a los héroes cotidianos que hacen sacrificios para ayudar a sus seres queridos

Desde 1997, los presidentes han designado el mes de noviembre como el Mes Nacional de los Cuidadores Familiares para honrar a los más de 50 millones de cuidadores alrededor del país que brindan apoyo a sus padres ancianos, sus cónyuges enfermos u otros seres queridos mayores o con discapacidades para que puedan permanecer en sus hogares.

Los adultos que brindan cuidados pertenecen a todos los grupos de edad, según el estudio El cuidado de los seres queridos en Estados Unidos (en inglés) realizado por de AARP y la National Alliance for Caregiving (NAC) en el 2020. Más de un tercio de los cuidadores tienen entre 50 y 64 años, aproximadamente una cuarta parte de ellos tienen entre 35 y 49 años, otra cuarta parte tienen entre 18 y 34 años y el 7% tienen 75 años o más.


Ahorra un 25% el primer año cuando te unes a AARP con opción de renovación automática. Obtén acceso al momento a descuentos, programas, servicios y toda la información que necesitas para mejorar tu calidad de vida. 


#CaregivingHapens

En el 1994, la organización sin fines de lucro Caregiver Action Network (entonces conocida como la National Family Caregivers Association - en inglés) comenzó a promover la idea de dedicar un mes para reconocer a quienes solían llamarse cuidadores “informales” para crear conciencia sobre el apoyo que brindan y los problemas que enfrentan.

El esfuerzo dio frutos tres años después, cuando el presidente Bill Clinton designó el mes de noviembre como el Mes Nacional de los Cuidadores Familiares.

En una proclamación que hizo después, Clinton llamó a los cuidadores familiares “héroes cotidianos” que, al proporcionar cuidados no remunerados que equivalen a miles de millones de dólares, “reducen drásticamente las demandas del sistema del cuidado de la salud de nuestro país y hacen una contribución extraordinaria a la calidad de vida de sus seres queridos”.

“Estos actos de amor, compromiso y compasión permiten a sus familiares recibir el apoyo que necesitan para vivir una vida con dignidad”, dijo el presidente Joe Biden en su proclamación del 2021 sobre el mes. “Esto ha sido especialmente cierto durante la pandemia de COVID-19, durante la cual las personas de todas las edades han hecho sacrificios considerables para mantener a los familiares seguros y saludables”.

La Caregiver Action Network continúa eligiendo un tema anual para el mes; el tema del 2022 es #CaregivingHapens (en inglés).

Equilibrar el trabajo con el cuidado y enfrentar el aislamiento

“Si bien la oportunidad de brindar cuidados a un ser querido puede ser una bendición y una fuente de conexión, a menudo requiere sacrificio”, afirma la proclamación de Biden. “Millones de personas en Estados Unidos han sacrificado empleos y han cambiado sus carreras para llevar a cabo tareas de cuidado”.

La mayoría de los cuidadores familiares —más del 60%, según el informe de AARP/NAC del 2020—equilibran el trabajo con las necesidades de los seres queridos a quienes cuidan.

Muchos también enfrentan el aislamiento. Aunque la mayoría de los cuidadores les informaron a investigadores de AARP en el 2019 que tenían a un amigo o un pariente en quien confiar y con quien socializar, uno de cada once dijo que no tenía a nadie con quien hablar de asuntos privados y uno de cada cinco dijo que no tenía a quién llamar si necesitaba ayuda.

Ese aislamiento empeoró durante el confinamiento causado por la pandemia en la primavera del 2020, cuando el 77% de los cuidadores informaron sentirse solos y más de la mitad dijeron que carecían de suficiente apoyo para su salud mental y emocional, según un estudio de University of Utah (en inglés) publicado en la revista Gerontology and Geriatric Medicine.

Si bien el 51% de los cuidadores familiares dicen que encuentran significado o propósito en su función, según el estudio de AARP/NAC, para el 36% de ellos su papel es muy estresante emocionalmente, y casi uno de cada cinco dice que siente una gran presión económica.

“Este mes, a medida que continuamos luchando para ampliar el acceso a la prestación de cuidados, reconocemos a nuestros cuidadores que se despiertan cada día para hacer esta labor física y emocionalmente exigente pero de vital importancia”, dijo Biden.