Javascript is not enabled.

Javascript must be enabled to use this site. Please enable Javascript in your browser and try again.

Crea un acuerdo para cuidar de un familiar Skip to content
 

Cómo crear un acuerdo de cuidado personal como cuidador familiar

Qué considerar antes de cobrar un sueldo.

Mujer y un hombre leyendo un documento

FRED FROESE/GETTY IMAGES

In English | Cerca de 40 millones de personas ayudan a cuidar de algún familiar o amigo mayor. Algunos dejan sus trabajos para hacerlo, y otros terminan viviendo en la casa de la persona que cuidan. Todos renuncian a gran parte de su libertad personal. ¿Se les debe pagar por su trabajo?

Esa es una pregunta muy controversial. A menudo, las familias piensan que brindar cuidados no remunerados es parte de ser buen hijo o buena hija. Eso tiene sentido cuando se trata de unas pocas horas de vez en cuando —por ejemplo, ayudar a pagar las cuentas y hacer mandados.

Pero, ¿qué sucede si los padres necesitan que se les prepare la comida, supervisión al tomar sus medicamentos y ayuda para vestirse o bañarse? Según Genworth, los servicios domésticos o de asistencia médica tienen un costo promedio de alrededor de $170 por ocho horas al día. No muchos de nosotros podemos costear este tipo de precios.


Recibe contenido similar, suscríbete a nuestro Boletín


Para resolver el problema del cuidado, un hijo adulto puede decidir mudarse a la casa de los padres. En ese momento es cuando puede surgir el problema de la remuneración. El cuidador podría estar renunciando a oportunidades de trabajo, ganancias del Seguro Social y la posibilidad de aumentar sus ahorros para la jubilación. Cuando el padre muere, el cuidador puede quedarse sin hogar y sin oportunidades. Un sueldo, o alguna otra forma de compensación financiera, parece justo. Lo mismo puede corresponder para los hijos adultos con recursos modestos que reciben a un padre enfermo a vivir a su hogar.

Los adultos mayores con ingresos limitados podrían tener acceso a programas públicos para pagar a los cuidadores, como a algún miembro de la familia (aunque generalmente no el cónyuge), dice Leah Eskenazi, de la Family Caregiver Alliance. Para obtener una lista de los programas disponibles en tu estado, visita payingforseniorcare.com (en inglés). Algunas pólizas de seguro de cuidados a largo plazo también cubren una parte de los costos de atención domiciliaria. A falta de estas opciones, la familia tiene que pagar.

Esto es lo que no debería suceder: una hija, por ejemplo, se muda con mamá, quien le paga en secreto. Eso podría causar problemas cuando los hermanos se enteren. Además, sin un acuerdo por escrito, Medicaid puede considerar estos pagos como regalos —y eso podría retrasar el acceso de mamá a la cobertura para hogares de ancianos de Medicaid si alguna vez lo necesita, dice Michael Amoruso, presidente de la National Academy of Elder Law Attorneys (Academia nacional de abogados especializados en derechos de adultos mayores).

Por más difícil que sea, la familia debe negociar un acuerdo financiero. Para un cuidador que viva en la casa, ¿es suficiente no pagar por alojamiento y comida, o también es necesario recibir un pago en efectivo? ¿Pagará la familia el seguro de salud del cuidador? ¿Qué pasa con el tiempo libre para el hermano que lleva a mamá a vivir a su casa? ¿Qué pueden hacer los otros hermanos para ayudar?

Para tener todo claro, se necesita un contrato firmado y con fecha que incluya el salario y los deberes específicos. Visita caregiver.org (en inglés) para obtener consejos sobre acuerdos personales.

Ten en cuenta que un cuidador remunerado a menudo se considera empleado del beneficiario, lo que hace que su ingreso sea tributable. Y eso puede requerir que mamá presente la documentación necesaria y pague impuestos de empleador, o que contrate a una compañía de nóminas para administrar los detalles. Para más información, visita irs.gov. Los contratos y formularios de impuestos pueden parecer excesivos, pero hacerlo de la manera correcta te evitará problemas en el futuro.

Jane Bryant Quinn es una experta en finanzas personales y la autora de How to Make Your Money Last.

¿Qué opinas?

0 | Add Yours

Deje su comentario en el campo de abajo.

Debe registrarse para comentar.

LEE ESTE ARTÍCULO