Skip to content

¡Bienvenido! AARP es tu guía para navegar la vida y planear tu futuro con Salud, Dinero y Amor. Conócenos mejor

 

Las mujeres afroamericanas tuvieron que luchar en dos frentes por el derecho al voto

Sufragistas que combatieron el racismo y el sexismo mucho después de que se ratificara la 19.ª Enmienda.

Mary Church Terrell e Ida B. Wells

Corbis Historical/Chicago History Museum/Getty

Mary Church Terrell (izquierda) con Ida B. Wells.

In English | En una tarde del pasado noviembre en Baltimore, dos casas que no se distinguen en nada de las demás, 1532 y 1534 Druid Hill Ave., aseguraron su lugar en la historia del sufragio.

Ese día se descubrió una señal conmemorativa que rinde homenaje a Augusta T. Chissell y Margaret Gregory Hawkins, dos vecinas que organizaban reuniones sobre el sufragio en 1915 y 1916, en un momento en el que la lucha nacional por el sufragio femenino estaba en marcha.

"Lo que intentamos compartir con la gente de todas las edades, jóvenes y mayores, es que todavía estamos parados sobre estos hombros", dice Diana M. Bailey, directora ejecutiva del Maryland Women's Heritage Center, que patrocinó el tributo. Esta es la última de una serie de señales instaladas en homenaje a la historia del sufragio en el estado.


Recibe contenido similar, suscríbete a nuestro Boletín


Augusta Chissell

Courtesía de Mark Young

Augusta T. Chissell

A medida que se acerca el 100.º aniversario de la ratificación de la 19.ª Enmienda, investigadores e historiadores dicen que reconocer las contribuciones de las sufragistas negras como Chissell y Hawkins sigue siendo más importante que nunca.

"Tenaz no es una palabra lo suficientemente fuerte"

Honrar a las sufragistas negras significa primero reconocer la manera en la que fueron marginadas del movimiento sufragista principal, cuyos líderes temían alienar a las mujeres blancas y perder apoyo en el sur, explica Ida Jones, archivista universitaria en Morgan State University en Baltimore.

A veces la discriminación era explícita, como cuando los organizadores del desfile por el sufragio femenino de 1913 en Washington, D.C., ordenaron a los participantes negros a marchar al final. En otros momentos, era más sutil: la National American Woman Suffrage Association (Asociación estadounidense pro sufragio de la mujer), creada en 1890, se negó a incluir grupos sufragistas o mujeres negras en sus filas.

Esa exclusión incitó a la formación de distintas organizaciones, como la National Association of Colored Women (Asociación nacional de mujeres de color), fundada en 1896 en la capital del país. Las sufragistas negras prominentes, como Mary Church Terrell, nacida en 1864 de padres que habían sido esclavos, dirigió el grupo y ayudó a fundar la National Association for the Advancement of Colored People (Asociación nacional para el progreso de las personas de color) en 1909 en la ciudad de Nueva York.

Las líderes como Terrell "no pidieron un lugar en el movimiento sufragista. Tomaron su lugar en el movimiento de varias maneras", dice Jinx Broussard, profesora en Louisiana State University en Baton Rouge y autora de Giving a Voice to the Voiceless: Four Pioneering Black Women Journalists. "Tenaz no es una palabra lo suficientemente fuerte para describirlas".

Mientras enfrentaban lo que Broussard llama "la doble atadura del racismo y el sexismo", las sufragistas negras participaron en el movimiento a través de cualquier medio disponible, particularmente el periodismo y la "prensa negra".

Sojourner Truth

MPI/Getty Images

Sojourner Truth (1797-1883)

Fechas clave para las sufragistas afroamericanas

* 29 de mayo de 1851: la abolicionista y exesclava Sojourner Truth habla en una Convención sobre los Derechos de la Mujer en Akron, Ohio, y pronuncia un discurso que luego se conoció como "Ain't I a Woman".

* 10 de mayo de 1866: la abolicionista y poeta Frances Ellen Watkins Harper habla en la 11.ª Convención Nacional sobre los Derechos de la Mujer en la ciudad de Nueva York.

* Mayo de 1866: se forma la American Equal Rights Association (Asociación estadounidense por la igualdad de derechos) como resultado de la unión de la National Women's Rights Convention y la American Anti-Slavery Society. El grupo se disuelve unos cuatro años después debido a desacuerdos continuos sobre priorizar raza o género en la lucha por el derecho al voto.

* Julio de 1896: se funda la National Association of Colored Women (Asociación nacional de mujeres de color). El grupo apoyó el sufragio femenino en 1912.

* 18 de agosto de 1920: Tennessee se convierte en el 36.º estado en ratificar la 19.ª Enmienda de la Constitución, que garantiza el derecho de la mujer al voto.

* 6 de agosto de 1965: el presidente Lyndon Johnson firma la Ley de Derecho al Voto, que ilegalizó las prácticas discriminatorias de voto que muchos estados del sur adoptaron después de la Guerra Civil para evitar que la población negra —tanto hombres como mujeres— votara.

Ida B. Wells (en inglés), una periodista pionera y defensora contra el linchamiento, ayudó a fundar el Club de Sufragio Alfa de Chicago en 1913, que ayudó a inscribir a miles de mujeres negras para votar mediante esfuerzos de campañas de reclutamiento.

"Usaron la poesía", dice Broussard. "Usaron discursos, eventos, conferencias, todas las vías disponibles para unirse al movimiento y asegurar su derecho a votar por su gente".

Las raíces antiesclavistas del movimiento del sufragio

Los historiadores también resaltan una diferencia importante entre la motivación de los sufragistas blancos, que trabajaban principalmente pensando en la igualdad de género, y los sufragistas negros, que veían el derecho al voto como una parte esencial de la igualdad racial y como una manera de mejorar sus comunidades.

De hecho, las raíces del movimiento del sufragio se pueden remontar al movimiento abolicionista, cuyos defensores pidieron igualdad de género junto con el fin de la esclavitud desde mediados del siglo XIX, cuando la abolicionista Sojourner Truth pronunció su histórico discurso "Ain't I a Woman" (¿No soy una mujer?) en la Convención de Mujeres de 1851 en Akron, Ohio. En 1866, la poeta y abolicionista Frances Ellen Watkins Harper pronunció un inspirador discurso en la Convención Nacional de los Derechos de la Mujer en la ciudad de Nueva York.

"Estamos todos unidos en un gran vínculo de humanidad", dijo. "Y la sociedad no puede abusar de sus miembros más débiles sin maldecir su propia alma".

Las mujeres afroamericanas aún luchan por su voto después de 1920

A pesar de los logros del movimiento sufragista, seguía habiendo obstáculos después de 1920, dice Jones, quien lleva el nombre de la activista Ida B. Wells.

"Cuando damos una mirada retrospectiva a la 19.ª Enmienda, aunque se aprobó por escrito, a las mujeres afroamericanas no les permitían ejercer ese derecho libremente", dice.

En gran parte del país, las barreras como los impuestos al sufragio y las pruebas de alfabetización mantenían marginados a los votantes negros hasta que se aprobó la Ley de Derecho al Voto de 1965, que ilegalizó las prácticas discriminatorias de voto.

Según Jones, los obstáculos a la votación persisten hasta el día de hoy. Y una nueva generación de políticos, como Stacey Abrams, de Georgia, ha emprendido la lucha contra la supresión de votantes.

"Las mujeres afroamericanas continuaron defendiendo y luchando por los que no tienen voz, los pobres en las zonas urbanas y rurales, los que carecen de educación y la comunidad de inmigrantes", dice Jones. "Todo esto se combina y forma parte de un gran tema: la verdadera democracia".

¿Qué opinas?

0 | Add Yours

Deje su comentario en el campo de abajo.

Debe registrarse para comentar.