Skip to content
 

Aumento en precios de 7 medicamentos le costó a EE.UU. casi $1,700 millones en el 2020

Informe revela que los precios son más altos a pesar de que no hay mayor beneficio de estas medicinas.

Una caja del medicamento Humira

Jb Reed/Bloomberg via Getty Images

In English

Según un informe reciente del Institute for Clinical and Economic Review (en inglés), los aumentos en los precios de 7 de los 10 medicamentos recetados más vendidos le costaron al sistema de atención médica de EE.UU. casi $1,700 millones en el 2020.

El instituto examinó 10 de los 250 medicamentos recetados más vendidos el año pasado y descubrió que 7 de los 10 aumentos en los precios no se produjeron porque la eficacia de estos medicamentos haya mejorado. El informe calificó estos aumentos de precios como “no justificables”.

Solo un medicamento —Humira, que se usa para la artritis— representó $1,400 millones del aumento de $1,670 millones del gasto en medicamentos en Estados Unidos.

Si bien muchos medicamentos de marca continúan afectando el mercado con precios muy altos, los aumentos anuales de precios se han moderado, según el instituto. “Sin embargo, quedan muchos medicamentos de marca de alto costo que continúan experimentando aumentos anuales de precios”, dijo en un comunicado David Rind, director médico del instituto. “El más extremo de estos es Humira, con un precio cada vez mayor en Estados Unidos que contrasta marcadamente con su precio cada vez menor en todos los países donde Humira enfrenta una competencia biosimilar”. Los biosimilares son alternativas genéricas a los medicamentos biológicos.

¿Estás cansado de los altos precios de los medicamentos?

Dile al Congreso que es hora de que Medicare negocie precios más bajos por los medicamentos.

Hazte escuchar

A continuación, un vistazo a los siete medicamentos que analizó el instituto. Los costos para el sistema de atención médica de EE.UU. se calcularon después de tener en cuenta los reembolsos de las compañías farmacéuticas y otros descuentos. 

  • El precio de Humira, que trata la artritis, aumentó un 9.6%. Costo para EE.UU.: $1,400 millones
  • El precio de Promacta, para tratar un trastorno sanguíneo llamado púrpura trombocitopénica inmunitaria crónica (ITP), aumentó un 14.1%. Costo para EE.UU.: $100 millones.
  • El precio de Tysabri, un anticuerpo monoclonal que se usa para tratar la esclerosis múltiple, aumentó un 4.2%. Costo para EE.UU.: $44 millones.
  • El precio de Xifaxan, que se usa para tratar el síndrome del intestino irritable, aumentó un 3%. Costo para EE.UU.: $44 millones.
  • El precio de Trokendi, que se usa para prevenir las migrañas, aumentó un 12.4%. Costo para EE.UU.: $36 millones.
  • El precio de Lupron Depot, que se usa para tratar la endometriosis en las mujeres y el cáncer de próstata en los hombres, aumentó un 5.9%. Costo para EE.UU.: $30 millones.
  • El precio de Krystexxa, que se usa para tratar la gota crónica, aumentó un 5.2%. Costo para EE.UU.: $19 millones. 

AARP continúa luchando por precios más bajos de los medicamentos

Los hallazgos del informe son coherentes con los informes de AARP Price Watch que muestran que los aumentos en los precios de los medicamentos de marca continúan superando la inflación. El último informe de AARP encontró que, en el 2020, los precios de 260 medicamentos de uso común cuyos precios ha estado rastreando AARP desde el 2006 aumentaron un 2.9%, mientras que la tasa general de inflación fue del 1.3%.

La campaña Fair Rx Prices Now de AARP para exigir precios justos para los medicamentos recetados se ha centrado en convencer a los legisladores federales y estatales de que tomen medidas para reducir los precios de los medicamentos recetados.  

El 19 de noviembre, la Cámara de Representantes de EE.UU. aprobó una legislación que brindaría algo de alivio financiero a los pacientes. Con la ley Build Back Better, la cual AARP apoya, Medicare podría por primera vez negociar el precio de algunos medicamentos, el costo de algunos tipos de insulina se limitaría a $35 al mes, los fabricantes de medicamentos enfrentarían multas impositivas si aumentaran los precios más que la inflación, y los costos de bolsillo de los medicamentos recetados de la Parte D se limitarían a $2,000 al año. El proyecto de ley ahora ha pasado al Senado de Estados Unidos.

Dena Bunis informa sobre temas relativos a Medicare, atención de la salud, políticas en materia de salud y el Congreso estadounidense. Además, es autora de la columna “Medicare Made Easy” para AARP Bulletin. Galardonada por su labor periodística, Bunis trabajó durante décadas para periódicos en grandes ciudades. Entre los puestos que ocupó se incluyen los de jefa de la oficina de Washington del Orange County Register y reportera sobre temas de salud y entorno laboral para Newsday.