Skip to content

Es el momento de reevaluar tu cobertura de Medicare: Revisa esta guía sobre el período de inscripción abierta.

 

La directora ejecutiva de AARP insta al presidente a reducir el costo de los medicamentos recetados

Se debe considerar la negociación de precios por parte de Medicare y los límites a los gastos de bolsillo.

Botellas con pastillas de medicamentos.

Getty Images

In English | Jo Ann Jenkins, directora ejecutiva de AARP, insta encarecidamente al presidente Joe Biden a que continúe su apoyo a las políticas que ayudarán a que los adultos mayores del país puedan costear los medicamentos vitales que necesitan, en momentos en que el precio de los medicamentos recetados continúa aumentando, dice en su carta del 23 de abril al principal ejecutivo de la nación (en inglés).

“Los adultos mayores simplemente no pueden costear los precios descontrolados de los medicamentos recetados, y quienes sufren de trastorno crónicos enfrentarán estos altos costos crecientes año tras año durante el resto de su vida”, dice Jenkins. “Es alarmante que una de cada tres personas en el país no tome sus medicamentos recetados porque no puede pagarlos”.

La carta de Jenkins llega en momentos en que tanto legisladores demócratas como republicanos están volviendo a presentar versiones actualizadas de proyectos del último Congreso diseñados para reducir el costo de los medicamentos recetados, aunque para hacerlo siguen diferentes caminos. Biden hablará en una sesión conjunta del Congreso el 28 de abril, antes de lanzar su Plan para las Familias de Estados Unidos (American Families Plan), pero no está claro si esa iniciativa incluirá alguna de las propuestas para el cuidado de la salud que promocionó durante su campaña electoral.

En su carta, Jenkins pide especialmente políticas que permitan que Medicare negocie el precio de los medicamentos, en particular de los medicamentos de marca, y que se establezcan límites a lo que los beneficiarios de Medicare pagan de su bolsillo por sus fármacos en la Parte D del programa, que cubre los medicamentos recetados. Las personas inscritas en Medicare, en promedio, toman entre cuatro y cinco medicamentos recetados cada mes. Según las investigaciones de AARP, el precio de los medicamentos más utilizados aumentó al doble de la tasa de inflación en el 2018, un patrón de aumentos de precios por encima de la inflación que ha continuado durante más de una década.

“Estas reformas marcarán una gran diferencia en la vida de los adultos mayores de 50 años, quienes con demasiada frecuencia deben elegir entre tomar sus medicamentos o pagar sus facturas”, dice Jenkins.

Las propuestas del Congreso

Los legisladores de ambos partidos debatieron cómo proporcionar alivio para el costo de los medicamentos recetados en el último Congreso, pero no se tomaron medidas finales.

Los demócratas en los comités de Medios y Arbitrios, Educación y Trabajo, y Energía y Comercio de la Cámara de Representantes han vuelto a presentar la ley Elijah E. Cummings Lower Drug Costs Now, llamada así por el fallecido congresista de Maryland. Esta ley permitiría limitar los costos de bolsillo de la Parte D a $2,000 al año, autorizaría al Secretario de Salud y Servicios Humanos a negociar los precios de los medicamentos recetados de Medicare y exigiría que los fabricantes de medicamentos paguen un reembolso al Gobierno federal si aumentan sus precios a un ritmo mayor al de la inflación. AARP apoyó el proyecto de ley, que fue aprobado por la Cámara de Representantes en diciembre del 2019.

Por su parte, líderes republicanos de Energía y Comercio en la Cámara de Representantes han vuelto a presentar la ley Lower Costs, More Choice (Menores costos, más opciones). Esta medida limitaría los costos de bolsillo para las personas inscritas en el programa de medicamentos recetados de la Parte D de Medicare y limitaría también el costo de la insulina para los beneficiarios de esos planes. Además, facilitaría la introducción al mercado de versiones genéricas de medicamentos recetados de marca. Pero la medida no incluye otorgar a Medicare la capacidad de negociar precios de medicamentos recetados ni limita los aumentos de precios.

“Sabemos que esta será una lucha dura, pero el momento de actuar es ahora”, dice Jenkins en su carta a Biden. “No podemos perder esta oportunidad de brindar alivio a los adultos mayores del país”.

Nota: Estamos en proceso de reemplazar nuestro servicio de comentarios para usuarios. De este modo, es posible que los comentarios previos tomen algunos días en aparecer. Inicia sesión o regístrate gratis con AARP.org para compartir tus comentarios.