Skip to content
 

Cómo recargar los vehículos eléctricos

Consejos para preparar las baterías de los vehículos eléctricos en casa y en la carretera.

Hombre sostiene un cargador eléctrico mientras se prepara para cargar su vehículo

Getty Images

In English

Como el precio de la gasolina en el surtidor está en aumento y casi todas las fábricas de automóviles y camiones, de Ford a Volvo, tienen nuevos vehículos eléctricos, tal vez estés pensando que ha llegado el momento de hacer el cambio. Pero antes de lanzarte por un automóvil de batería, prepárate para hacer algunos ajustes y para conocer las mejores maneras de recargar tu vehículo eléctrico y de encontrar estaciones de carga en la carretera.

La mayoría de los vehículos eléctricos del mercado actual pueden recorrer entre 250 y 300 millas con una sola carga. Eso es perfecto para moverse por la ciudad, pero los viajes largos por carretera requieren un poco de planificación para encontrar paradas convenientes para cargar la batería. Se requiere un mayor esfuerzo para encontrar las todavía escasas estaciones de recarga que para encontrar gasolineras tradicionales, que aparecen en la mayoría de los cruces y las áreas de descanso de las autopistas. El proyecto de ley bipartidista de infraestructura de $1.2 billones, promulgado el año pasado, incluye $7,500 millones para construir una red nacional de recarga para vehículos eléctricos, lo que debería ayudar.

"Pero conseguir la aprobación de los Gobiernos locales y estatales lleva tiempo", dice Brendan Jones, presidente de Blink Charging. Por lo tanto, no esperes que empiecen a brotar nuevas estaciones en las carreteras interestatales de la noche a la mañana.



Ahorra un 25% el primer año cuando te unes a AARP con opción de renovación automática. Obtén acceso al momento a descuentos, programas, servicios y toda la información que necesitas para mejorar tu calidad de vida.


Mientras tanto, ¿cuál es el mejor plan para recargar tu vehículo eléctrico?, ¿cómo puedes encontrar estaciones de recarga cuando estás de viaje? y ¿qué necesitas para instalar un cargador en casa?

Conceptos básicos de la recarga de vehículos eléctricos

La buena noticia es que, tras años de discusiones, los fabricantes de automóviles han llegado a un acuerdo sobre un enchufe común para todos los vehículos eléctricos en Estados Unidos, con una excepción. El enchufe común en la industria se llama puerto J1772, y generalmente está situado justo donde se encuentra el tapón del tanque de gasolina. Sin embargo, Tesla utiliza su propio enchufe, lo que significa que sus autos solo pueden cargarse en las estaciones de esa marca y que otros vehículos eléctricos no pueden cargarse en las estaciones de Tesla, a menos que tengas un adaptador. El precio de los adaptadores puede llegar a los $200, y no siempre funcionan bien.

La mala noticia es que la autonomía de los vehículos eléctricos sigue siendo limitada. El clima frío y las colinas pueden agotar la batería más rápidamente que conducir con clima templado por las praderas. Y como el llenado del primer 10% y del último 20% de la capacidad de las baterías lleva más tiempo y supone un mayor esfuerzo, si haces un viaje largo, tu vehículo eléctrico con frecuencia va a sugerir que te detengas a cargar antes de bajar del 15% de la capacidad de la batería, y luego te recomendará que cargues solo hasta el 80%. La recarga del vehículo eléctrico al 100% suele ser mejor si se hace en casa, por la noche.

Cargadores residenciales

Para casi todos los propietarios de vehículos eléctricos, la solución más sencilla es cargar en casa. Por lo general, un cargador residencial se conoce como cargador de nivel 2 (a diferencia de la carga de nivel 1, que se refiere a la conexión a un tomacorriente doméstico normal de 120 voltios, y de los cargadores públicos de nivel 3, que utilizan sistemas de corriente continua más rápidos). Un cargador residencial puede cargar un vehículo desde casi cero hasta el 100% de su capacidad en aproximadamente siete horas. Estos cargadores, que son relativamente fáciles de instalar y cuestan entre $500 y $650, son más pequeños que una caja de pan y se conectan a un enchufe de 240 voltios y cuatro puntas conocido como NEMA 14-50. Las casas más nuevas ya tienen tomacorrientes NEMA 14-50 (normalmente en el sótano) para las estufas eléctricas. Si no tienes un enchufe 14-50 cerca de la caja de circuitos de tu garaje, la instalación profesional de uno cuesta entre $200 y $800. (Los vehículos eléctricos normalmente incluyen un adaptador que permite conectarlos a un tomacorriente doméstico convencional de 110 voltios, pero se tardan horas en añadir unos pocos kilómetros de autonomía).

Actualmente, hay una creciente gama de cargadores de vehículos eléctricos de nivel 2, como el JuiceBox 40 y el HomeStation (ambos con un precio superior a $600). Estos cargadores normalmente cuentan con una aplicación para teléfonos inteligentes que te permite programar las cargas a distancia, seleccionar las horas de menor consumo para que la carga sea más barata y enfriar o calentar el auto antes de subirte. La aplicación también te notificará cuando la batería esté completamente cargada.

Cargadores públicos

Los cargadores públicos de vehículos eléctricos siguen siendo escasos en muchas partes del país, con unas 48,000 estaciones de recarga y 120,000 puertos de carga individuales disponibles, según datos del Departamento de Energía de EE.UU. Sin embargo, hay más por llegar. GM dice que tiene previsto instalar más de 2,700 estaciones en los próximos tres años, mientras que Volvo está trabajando con Starbucks para instalar estaciones de recarga en las tiendas a lo largo de una ruta de 1,350 millas desde Seattle hasta Denver, y 7-Eleven ha anunciado planes para añadir al menos 500 puertos de carga en 250 tiendas de EE.UU. y Canadá para finales de este año.

Y aún mejor, un número cada vez mayor de cargadores públicos ofrece las llamadas estaciones de recarga rápida de corriente continua, que son mucho más rápidas que los cargadores domésticos de nivel 2 y pueden incrementar la carga de un vehículo del 15 al 80% en solo 30 o 40 minutos. Sin embargo, la tasa de carga puede variar según el vehículo. El nuevo Hyundai Ioniq 5, por ejemplo, pasó del 10 al 80% en unos 18 minutos cuando se sometió a una prueba, pero eso se debe a que es uno de los pocos modelos de vehículos eléctricos que tienen un nuevo sistema de carga más rápida de 800 voltios.

Hay ofertas especiales que pueden ayudar a reducir el costo de la carga. Por ejemplo, si los propietarios del Hyundai Ioniq 5 utilizan las estaciones de Electrify America, la carga allí es gratuita durante los dos primeros años. Aunque los propietarios de vehículos eléctricos tengan que pagar la tarifa completa, una carga típica cuesta mucho menos que llenar un tanque de gasolina. En una reciente parada para cargar un Ford Mach-E, se necesitaron 37 minutos para que la batería pasara del 23 al 80% de su capacidad y el costo fue de solo $12.94.


Recibe contenido similar, suscríbete a nuestro Boletín


Cómo encontrar una estación para vehículos eléctricos

La mayoría de las fábricas de automóviles se han asociado con una empresa de redes de carga, como ChargePoint, EVgo o Electrify America. Las empresas de automóviles facilitan el proceso al máximo con aplicaciones en el tablero que te indican cuándo debes cargar y te recomiendan paradas a lo largo de tu ruta si utilizas su sistema de navegación.

Desafortunadamente, no existe una base de datos universal que contenga todas las estaciones de recarga del país. Así pues, si utilizas, por ejemplo, la aplicación de Ford o los mapas de Google o de Apple, estos no cubrirán todas las estaciones cercanas. Lo peor es que no es raro llegar a una estación para la que te has desviado 10 minutos y descubrir que está fuera de servicio u ocupada.

Es más útil empezar con la aplicación del fabricante de automóviles y luego complementarla con otra aplicación para teléfono inteligente. Los operadores de redes, como ChargePoint y Blink, ofrecen aplicaciones Android y Apple iOS cuidadosamente diseñadas que muestran información sobre la ubicación, además de fotos recientes de las instalaciones y las tarifas. Además, hay aplicaciones móviles gratuitas, como PlugShare, Open Charge Map y ChargeHub. Por ejemplo, PlugShare tiene una sólida base de datos de sitios de recarga que van desde estacionamientos de Walmart hasta garajes cerrados.

El futuro de los vehículos eléctricos

Las empresas siguen tratando de predecir cómo utilizarán los consumidores las estaciones de recarga en los próximos años. ¿Elegirán las personas cargar sus vehículos eléctricos en casa, o esperarán utilizar las estaciones del centro comercial local o de las supertiendas? ¿Buscarán los usuarios estaciones de recarga que se parezcan más a las gasolineras actuales? Robert Barrosa, director principal de ventas, desarrollo empresarial y mercadeo de Electrify America, dice que la empresa está considerando añadir a sus actuales 800 estaciones de recarga nuevas estaciones que tengan sala de espera, refrigerios y baños.

Así que, aunque la forma y el momento de recargar nuestros vehículos están destinados a desarrollar con el tiempo, hay algo que es muy cierto, nuestro futuro automovilístico se dirige hacia lo eléctrico.

John R. Quain es un colaborador que cubre temas de tecnología de vehículos, tecnología personal y cuestiones de privacidad. Sus trabajos también aparecen en The New York Times y PC Magazine, así como en CBS News.