Skip to content
 

Abogada y carpintera empodera a las mujeres con viviendas

Shelley Halstead salva propiedades en ruinas y ayuda a mujeres para que se conviertan en propietarias.

Shelley Halstead sobre una tarima

Cortesía de Matt Roth

Halstead, arriba, y la gerente de programas, Tonika Garbaldi, trabajan en la renovación de una propiedad en el vecindario de Druid Heights en Baltimore.

In English

Shelley Halstead era abogada especializada en corporaciones, pero no sentía que fuera su vocación. Un día se le ocurrió la idea de ayudar a las mujeres a renovar casas en ruinas en Baltimore. Fue entonces que Halstead, de 52 años, sintió que había encontrado su verdadero trabajo.

Halstead, quien es la fundadora y directora ejecutiva de Black Women Build-Baltimore, no llegó al proyecto sin preparación. Tenía experiencia como carpintera, así como una pasión por ayudar a las comunidades. En sus palabras, Halstead habla del cambio de carrera y la evolución hasta encontrar su vocación.

Shelley Halstead: cerca de mi casa en West Baltimore, vi un jardín en una manzana que estaba programado para ser demolido. Alguien vivía allí y cuidaba del jardín, a pesar de que todo lo demás estaba cubierto con tablas. Y pensé: “Voy a luchar por este jardín”.

Esto fue en el 2018. Después de 13 años como carpintera sindical, había ido a la facultad de derecho y había trabajado como abogada, pero me di cuenta de que la vida corporativa no era para mí. En Baltimore había visto manzanas enteras con hileras de casas abandonadas en barrios negros que habían estado sujetos durante mucho tiempo a prácticas discriminatorias. La ciudad iba a derribar las casas. Tuve la idea de ayudar a mujeres a restaurar las propiedades y comprarlas para vivir en ellas, y fundé una organización sin fines de lucro para lograrlo. Baltimore es un lugar donde puedes soñar en grande, porque la necesidad es muy grande.


Oferta especial de la membresía de AARP durante la Semana Cibernética. Únete a AARP - Solo $9 al año cuando te inscribes por un período de 5 años.


Los funcionarios de vivienda de la ciudad me dijeron que era demasiado tarde para salvar el grupo de casas. Dijeron: “Es parte del plan”. Y les respondí: “Bueno, ahora yo soy parte del plan”. A última hora, los funcionarios accedieron y pude adquirir las cuatro casas vacantes por un total de $5,000. ​

Las mujeres en nuestro programa trabajan conmigo durante cuatro meses para rehabilitar estas estructuras. En el camino, aprenden destrezas relacionadas con la carpintería, las instalaciones eléctricas y la fontanería, así como las finanzas personales. La venta promedio es de entre $80,000 y $95,000. Hemos completado siete casas desde el 2019.

Ahora sé quién cuidaba ese jardín. Se trata de la señorita Poinsetta, quien se mudó a la manzana en 1945, a los dos años. Estas son vidas reales, no solo estadísticas. Mi padre era ministro y provengo de una tradición de facultar a las personas para tomar el control de su vida. Yo he tenido esa oportunidad y quiero que otras mujeres también la tengan.

— Según relatado a Jennifer E. Mabry

Jennifer E. Mabry es una colaboradora que cubre arte y cultura, estilo de vida y diseño del hogar. Su trabajo ha sido publicado en USA Today y The New York Times. 

La abogada y carpintera Shelley Halstead, de 52 años, es la fundadora y directora ejecutiva de Black Women Build–Baltimore.