Skip to content

Es el momento de reevaluar tu cobertura de Medicare: Revisa esta guía sobre el período de inscripción abierta.

 

5 maneras de afinar tus habilidades sociales después del aislamiento

Podría ser agotador, incómodo o estresante socializar tal como lo hacías antes de la pandemia.

3 mujeres sonríen mientras están en un espacio exterior

Getty Images

In English | Como hay más personas que han recibido la vacuna contra la COVID-19, Tami Hackbarth sabe que pronto recibirá las llamadas de sus amistades, la invitarán a salir a cenar, a ir al cine o a asistir a conciertos en vivo.

Sin embargo, después de pasar meses limitando sus interacciones sociales, la idea de volver a relacionarse en persona le genera ansiedad.

"Existe la expectativa de que volveremos a reunirnos en espacios cerrados", dice Hackbarth, de 51 años y residente de Sacramento, California. "Con tan solo pensarlo, me pongo a sudar".

Aunque las autoridades médicas ya han dado la luz verde para que se reúnan las personas vacunadas en pequeños grupos, y aunque muchos sentirán más confianza para salir a cenar o volver a reunirse con familiares y amigos, el haber pasado más de un año de cuarentena y distanciamiento social ha tenido cierto impacto. En lo que se refiere a las situaciones sociales, tal vez no sea simplemente agendar una cita en el calendario.

Podría resultar muy extraño e incómodo volver a entrar al mundo social, por más natural que se haya sentido alguna vez.

"La COVID-19 de verdad ha alterado nuestra manera de interactuar con los demás (...) y hay cierto estrés en las redes [y en] las relaciones sociales", dice Matthew Lee Smith, codirector del Center for Population Health and Aging en Texas A&M University. "Cuando llegamos a un punto en que [las cosas] empiezan a abrir (...) aparece la ansiedad (...) y la pregunta es: ¿vale la pena asumir el riesgo [de salir en una situación social]?"

Aceptar que será incómodo

En el momento más intenso de la pandemia, muchas personas se sintieron más aisladas y solas que nunca. Se contrajeron los círculos sociales, y las conversaciones del día a día —con amigos, conocidos y extraños— en muchos casos fueron limitadas. Por ejemplo, en una investigación realizada por AARP Foundation y la United Health Foundation se reveló que casi 3 de cada 10 mujeres no tuvieron ninguna interacción social con personas fuera de su hogar o de su trabajo durante un período de hasta tres meses.

A medida que las personas empiecen a reunirse de nuevo, las conversaciones podrían ser algo incómodas. Es posible que la gente olvide hacer contacto visual o que sienta ansiedad al estar en un grupo de personas vacunadas, a pesar de que se ha asegurado que ello constituye un bajo nivel de riesgo de exposición a la COVID-19.

Hackbarth dice que su círculo social “se ha reducido mucho” desde que comenzó la pandemia, y que podría reducirse aún más porque sospecha que la mayoría de sus amigos estarán listos para reanudar las reuniones sociales antes de que ella se sienta cómoda. A Hackbarth, quien se describe como introvertida, le preocupa sentirse incómoda estando cerca de otras personas y que las interacciones sociales le resulten agotadoras después de haber pasado un año en casa durante la cuarentena.

Cuando empiece a recibir invitaciones para hacer actividades sociales, Hackbarth intentará reorientar la propuesta y sugerir reuniones más pequeñas que tal vez no sean tan agotadoras.

"No me molesta decirles que (...) aún no estoy lista", dice Hackbarth.

Tami Hackbarth

CORTESÍA DE TAMI HACKBARTH

Tami Hackbarth planea comenzar a socializar lentamente.

Los confinamientos han cambiado las redes sociales y, en algunos casos, han provocado estrés en las relaciones. Un grupo de investigadores en University College London descubrió que el 22% de los adultos dijeron que sus amistades se habían deteriorado (en inglés) durante la pandemia, lo que podría representar un obstáculo a la hora de comunicarse.

"Ahora, cuando salgamos de la pandemia, nuestras interacciones van a ser más difíciles", dice Timothy Levine, presidente y profesor distinguido de Comunicaciones en University of Alabama at Birmingham. "Se sentirá un poco incómodo al principio, pero muy pronto se sentirá más familiar".

En vez de seguir aislándote una vez que se puedan realizar reuniones de forma segura, Levine recomienda hablar francamente de tus necesidades. Está bien decirles a tus amigos que estás dispuesto a reunirte con una sola persona a la vez, o únicamente al aire libre, o solo con las mascarillas puestas, si eso te alivia la ansiedad en cuanto al reinicio de las interacciones sociales.

Reiniciar la vida social poco a poco

A lo mejor te sientes entusiasmado ante la posibilidad de volver a las cenas, las fiestas y las reuniones, pero no llenes tu calendario con demasiada rapidez. Así nos advierte la Dra. Aderonke Pederson, psiquiatra y docente de la Facultad de Medicina Feinberg en Northwestern University. En vez de hacer fiestas y excursiones de fin de semana, empieza por un café.

"Existirá la tentación de volver inmediatamente a nuestras rutinas normales”, dice Pederson. "No somos robots; no tenemos un interruptor de encendido y apagado".

Incluso las interacciones sociales breves con los mejores amigos podrían parecer agotadoras al principio. Durante el último año, las personas han estado en situación de alerta máxima, con la advertencia de evitar a los demás y evitar las multitudes y los grupos grandes de personas. Pederson advierte que, a causa del efecto emocional de la ansiedad social provocada por la pandemia, es posible que las interacciones sociales te agoten con mayor rapidez que de costumbre.

"Es muy importante ser pacientes con nosotros mismos y con la gente que nos rodea. (...) Necesitamos tomarnos nuestro tiempo a lo largo de este proceso", dice Pederson. “El agotamiento y el riesgo de los síntomas depresivos y la ansiedad ocurren al tratar de obligarte a sentirte de cierta manera a pesar de que el efecto emocional [de la pandemia] es muy real".

Robin Smith, psicóloga y autora de Inspirational Vitamins: A Guide to Personal Empowerment —quien fue la terapeuta principal en The Oprah Winfrey Show—, dice que la pandemia constituye una forma de trauma. En estas primeras interacciones sociales, ella recomienda la perseverancia, y agrega: "No podemos suponer que ahora seremos igual que hace un año".

Smith dice que es "valiente" volver a las interacciones sociales.

"Han llegado las vacunas y la gente se siente emocionada, (…) pero un año de aislamiento, sin contacto social ha tenido cierto impacto”, dice Smith. “Debemos ser amables y considerados y bondadosos, tanto con nosotros mismos como con los demás, a la hora de reanudar” las interacciones sociales.

Poornima Apte, de 55 años, siguió lo que ella describe como un “absolutismo en materia de COVID-19” durante el último año, donde limitó el contacto con sus amigos. Convirtió el garaje de su casa en Walpole, Massachusetts, en una sala al aire libre, donde podía reunirse con sus amigos (principalmente) al aire libre, todos con mascarilla y respetando el distanciamiento social.

Las infrecuentes interacciones sociales en persona, sumadas al uso de mensajes de texto y muchas reuniones por Zoom, ayudaron a Apte a combatir la soledad y mantenerse en contacto con sus amigos, pero ella reconoce que “algunos amigos desparecieron y fue —y sigue siendo— difícil”.

Si bien Apte compara el regreso a las interacciones tal como eran antes de la pandemia con una situación en la que nos dicen que tenemos que “saltar de un tren de alta velocidad sin contar con ninguna red de seguridad”, ella tiene muchas ganas de volver a ver a sus seres queridos, pero no tiene ninguna prisa para hacer planes. “Definitivamente se siente abrumador volver a las actividades normales”, dice Apte. “Tratar de entender las nuevas reglas va a ser difícil, y espero que mis amigos me esperen con paciencia al otro lado".

5 consejos para relacionarse con éxito

1. Comunicación

Antes de hacer planes con un amigo, pregúntale qué tan cómodo se siente con distintos tipos de interacciones sociales: ¿se anima a tener una actividad que dure todo el día con sus amigos, o preferiría hacer una actividad más breve con una sola persona para reiniciar paulatinamente las interacciones sociales?

"Se siente mucha ansiedad social que acompaña el reinicio de las actividades sociales, [y] la comunicación es clave", dice Smith. “Recomiendo hacer preguntas, respetar las respuestas que den las personas (...) y saber lo que tú mismo quieres y poder comunicarlo a los demás".

2. No evites los momentos incómodos

Te acercas a una amiga para abrazarla, pero ella se aleja. Hay muchas pausas en la conversación durante el almuerzo. Puede ser que tus habilidades sociales estén un poco desafinadas tras un año de cuarentena y que las primeras interacciones no sean tan cómodas, dice Levine.

Pero no te sientas tan apenado por una interacción incómoda al punto que te dé miedo volver a intentarlo. Si estuviste hablando al mismo tiempo que otra persona, u olvidaste hacer contacto visual o te quedaste sin nada que decir, recuerda que se necesita práctica para recuperar las habilidades sociales.

Y si se da una pausa en la conversación, recuerda preguntar sobre la vida de la otra persona y practicar tus habilidades para escuchar. Esa es siempre una buena manera de continuar la charla.

3. Sé tolerante con los demás

Por otro lado, si te reúnes con un amigo al que no has visto desde hace mucho tiempo y la conversación parece ser muy unilateral y sus interacciones no parecen ser tan fáciles como las que recuerdas, no lo juzgues duramente. Sé tolerante al principio.

"Para muchas personas, el reajuste será rápido”, dice Levine. “Hasta entonces, hay que tener algo más de tolerancia con la gente".

4. Escucha a tu cuerpo

La pandemia ha afectado la salud física y mental. El aislamiento social está asociado con un aumento del riesgo de enfermedades cardíacas, derrame cerebral, demencia, depresión y muerte precoz por cualquier causa en los adultos mayores; además, las comunidades de color corren mayor riesgo, según una investigación realizada por AARP. Si no te sientes bien, si las interacciones sociales te resultan muy estresantes o si observas cambios en tu estado de ánimo o conducta, haz una cita con el médico.

5. No te des por vencido

Cuando una interacción social no va bien, no abandones las actividades sociales ni vuelvas al aislamiento. Date cuenta de que, para muchas personas, las habilidades sociales están desafinadas. “Tenemos que entender, como algo normal, que nadie está muy bien a causa de la pandemia”, dice Smith. "Requiere coraje intentar de nuevo".

Jodi Helmer escribe sobre jardinería, salud y medio ambiente. También ha escrito para Scientific American, National Geographic Traveler y NPR.