Skip to content

Es el momento de reevaluar tu cobertura de Medicare: Revisa esta guía sobre el período de inscripción abierta.

 

6 maneras de alargar la temporada al aire libre

Cómo mantener la temperatura agradable en un espacio al aire libre durante la temporada de frío.

Patio al aire libre con asientos alrededor de una fogata

Courtesy of Paradise Restored

In English | Desde que muchas personas se vieron obligadas a socializar al aire libre a causa del coronavirus, se han dedicado a reevaluar —y mejorar— los espacios exteriores.

Si estás buscando maneras de no pasar frío afuera y socializar sin riesgo, o si eres de los que se escapan del invierno, pero quieres quedarte en casa este año, posiblemente tenga sentido invertir en accesorios para disfrutar del aire libre en estos momentos. 

Así es como puedes ampliar la temporada en la terraza y el patio en invierno.

1. Ponle un techo

"Aquí en la región noroeste del país, la temporada de verano termina a mediados de octubre, pero muchos de mis clientes prefieren estar afuera todo el año", dice Micah Dennis, presidente de Paradise Restored Landscaping & Exterior Design en Happy Valley, Oregón.


Recibe contenido similar, suscríbete a nuestro Boletín


Las estructuras cubiertas, como los porches con mosquiteras o las pérgolas adosadas o separadas de la casa, se prestan para definir el área exterior y protegerte de las inclemencias del tiempo, explica Dennis. Señala que las más económicas son las cubiertas para patio apoyadas contra la estructura de la casa: una superficie de 10 a 14 pies, inclinada, que brinda un área techada para disfrutar el año entero.

"Estas estructuras apoyadas contra la casa son fantásticas para áreas pequeñas; podemos construir bancos fijos o una barra a lo largo de los postes para aprovechar al máximo el espacio", comenta Dennis y calcula que los costos oscilan entre $4,000 y $8,000. "Le agregan estilo a tu área exterior".

También puedes colgar cortinas económicas impermeables para disfrutar del patio con comodidad. Estas cortinas para exteriores pueden conservar el calor (en particular si pones un calentador portátil) y protegerte de la lluvia y otras inclemencias.

Un patio exterior con chimenea e iluminación exterior

Cortesía de Paradise Restored

Transforma el patio con estos elementos:

• Mantas acogedoras

• Calentador para patio

• Cadenas de luces colgantes

• Bar de chocolate caliente

• Muebles acolchados

• Fogata

• Cortinas con mosquiteras para porches o estructuras techadas

• Muebles calefactables

2. Calefacciona el área

Si pones algún tipo de calefacción afuera, será más fácil recibir invitados cuando se pongan más fríos los días, dice Sharon McCormick, directora ejecutiva de Sharon McCormick Design en Hartford, Connecticut.

A los propietarios que planean pasar mucho tiempo en el patio les convendría gastar en una chimenea de leña o gas para exteriores, que cuesta desde $3,000, señala ella. Las chimeneas crean un ambiente acogedor y la oportunidad de incorporar opciones como un horno para pizza.

Si prefieres una fogata móvil, los pozos de fuego portátiles son una manera económica de crear un lugar para que los familiares y amigos se reúnan al aire libre. McCormick recomienda comprar una con un borde amplio para poder apoyar los pies sin peligro.

"Es posible encontrar un kit de fogata por $200”, explica, aunque en este momento están en gran demanda. Y si eres habilidoso, hasta puedes construir una versión más permanente.

Para los que viven en departamentos o ciudades donde las asociaciones de propietarios o municipalidades locales no permiten productos de leña, McCormick sugiere comprar las mesas de centro o mesillas con tanques de propano ocultos, que también funcionan como mesas con pozo de fuego cuando llega el tiempo frío. Estas mesas multifuncionales ofrecen el calor y el ambiente de una fogata en el momento oportuno o puedes dejarle puesta la tapa para servir comida.

¿No quieres estar pendiente del fuego? En su lugar, instala calefactores para exteriores. Puedes comprar calentadores colgantes económicos u optar por los calentadores para patio tipo hongo, diseñados para uso residencial, que calientan hasta un área de 10 pies. Pero pídelos ya porque estos artículos se están agotando y es cada vez más difícil encontrarlos.

Dennis ha estado instalando calefactores montados en los techos o vigas de las estructuras techadas. "Forman una manta de calor o un muro de calor", explica.

3. Compra muebles resistentes a la intemperie

Las mesas y sillas de plástico blanco o los muebles de metal sin acolchado no son la mejor opción cuando llega el invierno; necesitarás asientos robustos impermeabilizados para recibir gente afuera en esos meses. Moderniza con sofás seccionales afelpados y compra almohadones para tus sillas Adirondack de madera.

Hasta podrías darte el lujo de comprar muebles calefactables, dice McCormick, pero no son baratos: los sofás con calefacción eléctrica cuestan unos $8,000. De todos modos, para no pasar frío afuera, ella sugiere decorar con almohadones peludos y mantas de tejido grueso, de vellón o eléctricas. Otra opción que no te dejará los bolsillos vacíos es el cálido abrazo de una silla de acampar calefactable, de $200, que permite controlar la temperatura.

Incorpora tonalidades cálidas en tu decoración, como rojo oscuro, naranja tostado y amarillo. Guarda tus accesorios en una caja u otomana impermeable en el porche para que no se mojen.

Un patio trasero con fogata, asientos al aire libre y mantas

Cortesía de Paradise Restored

4. Dales comodidad a los pies con un piso impermeable

Para agregar calidez y definir el área de reunión, extiende un piso impermeable sobre tu patio de cemento o baldosas, sugiere McCormick.

"Hoy en día se vende una infinidad de pisos y alfombras para exteriores de cualquier tamaño o por rollo para adaptarlos a tu área", explica McCormick. "La mayoría tiene un tejido plano para evitar los tropezones, pero algunos son más acolchados. También puedes colocar una almohadilla debajo de la alfombra para agregar otra capa de aislamiento del cemento o piedra".

5. Ambienta con más luz

Como la puesta del sol se da cada día más temprano, la iluminación exterior brinda un ambiente acogedor, dice McCormick.

"Las luces colgantes o las luces solares que parecen cadenas fluorescentes son económicas. Cuélgalas en todo el perímetro del patio", explica ella. "En un área techada, puedes colgar candelabros de techo si este tiene la altura suficiente".

Incluye lámparas hechas especialmente para uso en exteriores; algunas hasta funcionan con batería y te olvidarás del riesgo de tropezarte con los cables.

Al igual que lo harías adentro, coloca distintos tipos de luces estratégicamente: lámparas de pie, faroles, velas o velas votivas de LED distribuidas por todo el espacio. Envuelve cadenas de luces por los árboles o arbustos para destacar el diseño de tu jardín. Considera decorar también con antorchas tiki de mesa a fin de crear puntos focales para cenar a la luz del fuego.

6. Instala un bar de chocolate caliente

Transforma la barra o un carrito rodante en un bar de chocolate caliente. Para ello, calienta el chocolate en un quemador lateral de la parrilla y prepara tazones con ingredientes como malvaviscos y palitos de canela. Este bar invernal también podría ofrecer sidra de manzana caliente u otras bebidas festivas. Destina una cómoda de mimbre vieja para guardar los utensilios hasta el próximo encuentro.

Modernizar tu espacio exterior para disfrutarlo el año entero produce un excelente rendimiento de tu inversión, dice Dennis.

"He tenido clientes que vendieron su casa en un segundo: en cuanto sale a la venta, se la disputan por más precio porque todo el mundo anhela la vida al aire libre", explica.

Patio al aire libre con un calentador de ambiente

Cortesía de Bromic Heating

Cómo elegir un calentador para el patio

Primero, piensa dónde quieres colocar el calentador. “No olvides que el calentador necesita espacio”, dice Karla Crosswight-Chigbue, portavoz de la Comisión de Seguridad de Productos del Consumidor. Mantenlo a una distancia de al menos 3 pies de cualquier combustible, las sombrillas, la ropa y los papeles. Si eliges un calentador de propano, nunca lo uses en interiores, porque emitirá monóxido de carbono. Piensa también en lo siguiente:

• Portátil o permanente. Esto depende de tu presupuesto y tu disposición para tenerlo al aire libre todo el año. Los calentadores permanentes son fuertes y costosos (cuestan unos $1,000) y deben instalarse profesionalmente. Las unidades portátiles son menos costosas.

• ¿Propano o eléctrico? Los modelos portátiles de propano producen más calor que las unidades eléctricas que son fáciles de usar, pero un tanque estándar de 20 libras se agota después de 10 horas de uso.

• Concéntrate en la seguridad. Para reducir el riesgo de incendio, busca calentadores de patio con interruptores que se apagan automáticamente si la unidad se vuelca y evita usar cables de extensión o tiras eléctricas para reducir el riesgo de incendio. Nunca dejes los calentadores del patio desatendidos, especialmente cerca de mascotas o niños pequeños.

—Helen Olsson

Nota de redacción: este artículo se publicó originalmente el 6 de octubre de 2020. Ha sido actualizado con nueva información. 

Wendy Helfenbaum colabora con artículos sobre mejoras del hogar, jardinería, autos, bienes raíces y turismo. Sus trabajos han aparecido en medios como Apartment Therapy, Houzz, BBC.com, WomansDay.com y Costco Connection.

Nota: Estamos en proceso de reemplazar nuestro servicio de comentarios para usuarios. De este modo, es posible que los comentarios previos tomen algunos días en aparecer. Inicia sesión o regístrate gratis con AARP.org para compartir tus comentarios.