Javascript is not enabled.

Javascript must be enabled to use this site. Please enable Javascript in your browser and try again.

Consejos para evitar incendios en casa Skip to content
 

8 consejos para evitar incendios en casa

De los detectores de humo a los cables sueltos, cómo monitorear tu hogar y trazar un plan de seguridad.

Ilustración gráfica de una casa con diferentes habitaciones explicando los riesgos de incendio

AARP

In English | La semana de prevención de incendios es importante para que las personas mayores tomen medidas de seguridad en sus hogares. Las estadísticas muestran que el riesgo de muerte por incendios en residencias aumenta en la vejez debido a las limitaciones físicas y cognitivas de las personas, dice la Administración de Incendios de Estados Unidos (en inglés), que forma parte de FEMA, la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias.

Los funcionarios dicen que algunos de los factores que pueden dificultar que alguien reaccione ante un incendio son el deterioro de la vista o la audición, la artritis, la demencia y los efectos adversos de los medicamentos. "Cuando suena el detector de humo tenemos unos dos minutos para escapar. Debemos considerar cómo estos cambios físicos pueden afectar nuestra capacidad de escapar rápidamente", dice la especialista en programas de incendios Teresa Neal, de la Administración de Incendios.

Entre el 2007 y el  2017, murieron unas 12,572 personas mayores de 65 años a causa de incendios en Estados Unidos. Eso es un promedio de más de 1,250 muertes al año. Las personas de ese grupo de edad tuvieron 2.6 veces más probabilidades de morir en un incendio que la población en general, dice la Administración de Incendios.

Unas 12,572 personas de 65 años o más murieron en incendios del 2007 al 2017. 

Entre el 2007 y el  2017, murieron unas 12,572 personas mayores de 65 años a causa de incendios en Estados Unidos. Eso es un promedio de más de 1,250 muertes al año. Las personas de ese grupo de edad tuvieron 2.6 veces más probabilidades de morir en un incendio que la población en general, dice la Administración de Incendios.

Neal dice que las casas antiguas tienen más probabilidades de incendiarse por causas eléctricas, y puede que no tengan la capacidad para soportar los electrodomésticos nuevos en forma segura. Pero las casas nuevas también tienen sus propios riesgos.

"Los nuevos estilos, métodos y materiales de construcción, al igual que los materiales que ya tenemos en casa, hacen que se expanda el fuego con mayor rapidez", dice Neal. "Arden más rápido y con temperaturas más altas. Estas llamas crean un humo tóxico que puede superarnos con facilidad y puede ser letal".

Aquí tienes ocho consejos para tomar en cuenta y recursos que puedes consultar para protegerte y proteger tu hogar.

1. Revisa los detectores de humo

  • Debe haber detectores de humo instalados en cada dormitorio, fuera de cada zona de descanso y en cada piso de la casa.
  • Para más protección, los detectores de humo deberían estar interconectados para que, si empieza a sonar uno, suenen todos los de la casa.
  • Desempolva o pásales la aspiradora a los detectores de humo por lo menos una vez al año, cuando cambies la batería. Reemplaza los detectores cada 10 años.
  • Si tienes problemas auditivos, instala un detector de humo que vibre o encienda una luz parpadeante para avisar que hay humo. 

2. Ten cuidado con las llamas expuestas

  • Enciende velas solo cuando tú estés en el cuarto y usa portavelas estables.
  • Si fumas, hazlo fuera de casa y usa ceniceros hondos y sólidos. Asegúrate de que las colillas estén frías antes de tirarlas.
  • Evita las llamas expuestas en cualquier lugar donde se esté usando oxígeno medicinal.

3. Ten cuidado en la cocina

  • Gira las asas de las ollas hacia la parte de atrás de la cocina para evitar que se caigan si alguien las golpea.
  • No te vayas de la cocina si estás cocinando algo sobre las hornallas o en el horno.
  • Ten una tapa de olla cerca cuando cocines. Si la olla o sartén se prenden fuego, puedes deslizar la tapa por encima y apagar la hornalla.

Recibe contenido similar, suscríbete a nuestro Boletín


4. Usa la calefacción tomando precauciones

  • Mantén cualquier cosa que pueda arder por lo menos a tres pies de los radiadores, calentadores portátiles, chimeneas, estufas y calderas.
  • Usa un calentador portátil que pare automáticamente si se cae o se calienta demasiado. 
  • Apaga y desenchufa los calentadores cuando salgas de casa o te vayas a dormir. 
  • Asegúrate de que un profesional limpie las chimeneas todos los años.

5. Planea una ruta de escape

  • Conoce y practica dos maneras de salir de cada habitación de tu casa.
  • Despeja cualquier desorden que pudiera obstaculizar tu vía de escape y asegúrate de que todas las puertas y ventanas se abran con facilidad.
  • Practica un simulacro de incendio en casa por lo menos dos veces al año.
  • Si usas una silla de ruedas o piensas que podrías tener algún problema para escapar en caso de incendio, planifica e informa al departamento de bomberos y a los vecinos.

6. Revisa los materiales de electricidad 

  • Si se suelen quemar los fusibles o los interruptores se disparan con frecuencia, haz que un electricista con licencia revise el sistema eléctrico.
  • Reemplaza los tomacorrientes si los enchufes no quedan ajustados.
  • No sobrecargues los circuitos eléctricos y evita usar alargadores. Si hace falta, pídele a un electricista que instale más tomacorrientes.
  • Usa bombillas de la potencia (vatios) recomendada para cada dispositivo de iluminación.
  • Limpia los ventiladores de los baños de polvo y pelusas, que podrían sobrecalentar el motor y hacer que se prenda fuego.

7. Regístrate para recibir alertas de emergencia

  • Regístrate para recibir llamadas o mensajes de texto sobre tormentas o incendios forestales próximos. Los rayos pueden provocar incendios en casas y edificios.
  • En caso de un desastre, sigue las órdenes de evacuación y los consejos de las autoridades. 

8. Protégete en caso de incendio

  • Mantén la calma, sal rápidamente y quédate fuera de la casa. 
  • Toca el picaporte de la puerta y las ranuras alrededor de la puerta antes de abrirla. Si sientes calor, no la abras. Las puertas cerradas evitan que se extienda el fuego.
  • Si es indispensable escapar a través del humo, agáchate y muévete bajo el humo hacia la salida.
  • Si no puedes salir, llama al 911. Quédate donde estás y señala tu ubicación sosteniendo una linterna o algún objeto colorido a través de una ventana.

Fuente: U.S. Fire Administration (Administración de Incendios de Estados Unidos)

¿Qué opinas?

0 | Add Yours

Deje su comentario en el campo de abajo.

Debe registrarse para comentar.

LEE ESTE ARTÍCULO