Skip to content
 

Un tributo a Linda Ronstadt

Carla Morrison, La Marisoul, Joy Huerta y Gaby Moreno rinden homenaje a la estrella que ha influido en su música y sus vidas.

Como muchas otras cantantes de su generación, Marisol Hernández, conocida como La Marisoul, descubrió la música de Linda Ronstadt en la década del 90, cuando en su casa de Los Ángeles se escuchaba el clásico LP Canciones de mi padre. Una vez que creció y se convirtió en la aclamada vocalista del grupo La Santa Cecilia, Hernández empezó a explorar intensamente la discografía de Ronstadt.

“Hace un tiempo descubrí un video de ella cantando el tema ‘Desperado’ de la banda de rock Eagles”, dice con entusiasmo. “Se ve tan joven —toda una vida por delante para conocer y descubrir— pero interpreta una canción sobre una persona que lleva mucho tiempo en el camino. Ese contraste me pareció fascinante. Linda es una reina, una pionera. Ha sido desde siempre una gran inspiración para mí”.

Este mes Hernández tendrá la oportunidad de expresar su admiración en persona. El 6 de octubre participará en un tributo musical cuando Ronstadt reciba el premio Leyenda durante la 33a. entrega de los Premios a la Herencia Hispana, otorgados por la Fundación para la Herencia Hispana todos los años. El video muestra un segmento del tributo.


Recibe contenido similar, suscríbete a nuestro Boletín


Otros artistas que dirán presentes para celebrar las canciones de Ronstadt son la cantante mexicana Carla Morrison, la cantautora guatemalteca Gaby Moreno, el grupo estadounidense The Mavericks y la estrella del pop mexicano Joy Huerta —integrante del dúo Jesse & Joy— entre otros.

“Crecí escuchando la música de Ronstadt a través de mi padre, que tocaba en el auto un disco de sus grandes éxitos”, dice Morrison.  “Me enamoré del sonido de su voz, que evoca en mí el sentimiento de estar en casa. Me siento honrada de poder participar en este tributo a una artista que nunca tuvo miedo de levantar la voz cuando había una injusticia que era necesario corregir”.

Al recordar la influencia que tuvo la música de Ronstadt en su desarrollo como artistas, los participantes del tributo destacan la pureza de sus cuerdas vocales.

“Su voz es sumamente impresionante”, dice Moreno desde su casa en Guatemala. “Expresa dulzura y delicadeza, pero también tiene tanta potencia. Linda me influenció mucho como cantante, especialmente a la hora de pensar cómo serían mis presentaciones en vivo. No sólo su técnica o cómo maneja su voz, sino toda ella; su energía”.

“Crecí formando mi oído musical con la voz de Linda”, explica Huerta, quien a su vez recibió el premio Visión por el compromiso social y humanitario de los Premios a la Herencia Hispana en el 2018. “Su voz tiene una cualidad muy especial. Es casi como si fuera cristal de lo clara que es. Pero también me hace pensar en esos pisapapeles que son hechos de puro cristal, pero increíblemente duros y resistentes. La voz de Linda es como la voz de Karen Carpenter. Tiene un sello distintivo, una personalidad que aflora a través de su sonido. Casi como una espada. Estas voces pueden ir a la guerra y romper todo con una nota alta”, agrega entre risas.

 

Carla Morrison, Marisol Hernández, Joy Huerta, Gaby Moreno

CORTESÍA DE HISPANIC HERITAGE FOUNDATION

(De izq. a der. siguiendo las manecillas del reloj) Carla Morrison, Marisol Hernández, Joy Huerta y Gaby Moreno son algunas de las artistas que participarán en el homenaje a Linda Ronstadt en los Premios a la Herencia Hispana.

“Linda tiene un don muy especial”, dice Hernández. “La capacidad de interpretar canciones que no fueron escritas por ella y hacerlas suyas. Se me ocurre el ejemplo de Canciones de mi padre. Cuando era niña, crecí escuchando música tradicional mexicana en mi casa. Al grabar ese material, es como si ella se hubiera adueñado de estas mismas canciones, a su manera. No cualquiera puede hacer eso”.

La versatilidad estilística de Ronstadt es otro detalle que impresiona a las participantes del tributo. Cuando se cansó de la particular fusión de rock y country que había innovado en la década del 70, la cantante se atrevió a grabar canciones mexicanas con un mariachi, y también a revisitar el gran cancionero estadounidense acompañada por las suntuosas orquestaciones del arreglista Nelson Riddle, conocido por su trabajo con Frank Sinatra.

“A veces como mujer te cansas de vestirte con la misma ropa con la que vas a trabajar y tienes éxito”, explica Hernández. “A veces quieres ponerte un traje divino de un color que no usaste, o un corte que nunca pusiste en tu cuerpo. Cuando te atreves a hacer ese tipo de cosas, puede surgir algo mágico. Siento que Linda quiso vestirse con esos viejos clásicos del cancionero americano y el cambio le quedó hermosísimo. Porque Linda siempre tuvo ese poder de hacer lo que le daba la gana”.

Ronstadt estará presente para recibir el premio Leyenda, pero lamentablemente no podrá cantar dado que padece de una enfermedad degenerativa que le impide entonar la voz. Un detalle que no deja indiferentes a los jóvenes participantes en este tributo.

“No puedo imaginar qué sería de mi vida si no pudiese cantar”, confiesa Moreno. “Es algo devastador. Pero a la vez, me inspira cómo Linda ha salido adelante, encontrando nuevos propósitos en la vida, buscando la pasión en otros aspectos. También me parece maravilloso que haya creado un legado tan increíble. Por esto siento que es importante seguir grabando discos y dejar todo este arte para las generaciones del futuro”.

La ceremonia virtual de entrega de los Premios a la Herencia Hispana se transmitirá el martes 6 de octubre a las 8 p.m. hora del este, por PBS.