Skip to content

¡Bienvenido! AARP es tu guía para navegar la vida y planear tu futuro con Salud, Dinero y Amor. Conócenos mejor

 

El regreso de Shania Twain a la música

La estrella de música country retoma los escenarios con un espectáculo en Las Vegas y una nueva película.

 

In EnglishAlgo estaba mal. Cuando trataba de cantar, no tenía la fuerza de antes. El tono era tembloroso. Su voz estaba entrecortada. Y nada parecía ayudar.

En el 2003, Shania Twain, ganadora de cinco premios Grammy y la artista femenina de música country con las mayores ventas en la historia, empezó a perder el don que la había llevado de la pobreza al estrellato. Ella no sabía si podría volver a cantar de nuevo.

"Poco a poco perdía mi voz y mi confianza", ha expresado sobre ese momento de su vida. "Y nada que pudiera lograr en mi carrera me hacía sentir lo suficientemente bien".

¿Qué podía ser peor que perder la voz que te había salvado la vida? Quizás perder tu matrimonio. Un par de años después de dejar la vida pública, el esposo de Twain, Robert John "Mutt" Lange, quien también era su coautor y productor, le dijo que su matrimonio de 14 años había terminado. Después de varias semanas se enteró de la razón: él la había estado engañando con su mejor amiga.

Twain se hundió en una depresión. "Hubo días en los que no me importaba si habría un mañana", admitió una vez.

Pero esta historia no es una canción country triste, sino un himno pop para sentirse bien. Unos 16 años después de los tiempos difíciles, Twain regresa con una voz revitalizada, un feliz segundo matrimonio, un espectáculo en Las Vegas e incluso una incipiente carrera cinematográfica. El título de su segunda película, I Still Believe (video en inglés), que estrena el 20 de marzo, puede describir su propia historia de regreso.

"La supervivencia lo es todo", expresa Twain mientras bebe una copa de vino blanco. "Estaba en arena movediza. Entré en pánico, como todos lo hacen, pero no me di por vencida. Encontré una salida".

Estamos sentados en una mesa larga de madera en el cuarto de costura de su hogar, una granja de caballos en las afueras de Las Vegas. Aquí es donde Twain diseñó los vestuarios para su espectáculo actual en Las Vegas, Let's Go! (video en inglés), que se basa en gran medida en sus muchos éxitos (como "Forever and for Always", "Whose Bed Have Your Boots Been Under?" y "Man! I Feel Like a Woman!").

Shania Twain en una granja de caballos en Las Vegas.

JIM WRIGHT

"Cuando llegas a una edad mayor, tienes mucha experiencia en caerte y levantarte. No dejarás de caerte. Pero serás mejor al levantarte y seguir adelante. Creo eso. Lo he vivido".

—Shania Twain

Hoy, Twain luce una gorra marrón y una sudadera blanca con capucha que su hijo Eja (se pronuncia "Eisha"), de 18 años, le dio. Sin embargo, en el escenario, su vestuario es más elegante que nunca. Con 54 años, Twain no se avergüenza de tener al descubierto el abdomen que una vez puso nerviosos a los tradicionalistas de Nashville.

"Ahora me siento más cómoda con mi cuerpo que cuando era más joven. En realidad, se me hacía difícil en aquel tiempo", dice. "Pero con la edad te preguntas, Bueno, ¿cuántos años más tengo para vivir?, y ¿quiero vivirlos sintiéndome negativa sobre mí misma y las cosas que no puedo cambiar?".

Se ríe. "Pienso que no vale la pena. La edad brinda perspectiva", agrega. "Cada día aprendo algo nuevo. Y seguiré haciéndolo hasta el día que muera".

Twain, cuyo nombre de nacimiento era Eilleen Regina Edwards, creció en Ontario, Canadá, y tuvo una infancia desdichada. Su padre abandonó a la familia, y después de que su madre, Sharon, se casó con Jerry Twain, no siempre había suficiente dinero para la calefacción o para comidas adecuadas. La familia también sufrió violencia doméstica. A los 4 años, Eilleen vio cuando su padrastro golpeó a su mamá contra el asiento de un inodoro hasta que quedó inconsciente y trató de ahogarla. "Así fue mi niñez desde ese momento", dice. "No sé cómo sobrevivimos".

Eilleen tenía una voz bonita, pero le aterrorizaba cantar frente a un público. Aun así, su madre se aferró al talento de la niña como si fuera su salvación; la llevaba a cantar en bares en medio de la noche. A los 8 años, Eilleen era una cantante de música country-folk; a los 17, estaba de gira con una banda de rock. En 1987, Sharon y Jerry murieron en un accidente automovilístico, y Eilleen, a los 22 años, se encargó de sus tres hermanos menores. Cuando fue descubierta por un abogado de Nashville que le consiguió un contrato discográfico, "Eilleen" se convirtió en "Shania", para reflejar su conexión con la tribu ojibwe mediante su padrastro.


Recibe contenido similar, suscríbete a nuestro Boletín


Shania Twain con un vestido de colores en una granja de caballos en Las Vegas.

JIM WRIGHT

Cómo prepararse para regresar al escenario

Duele perder terreno, pero raramente es demasiado tarde para recuperarse

1. Llora, pero sigue adelante.

Sentirse desanimado es normal, informa la investigadora de resiliencia Angela Duckworth. Con el tiempo, esa emoción puede inspirarte a tomar acción.

2. Redefine tus expectativas.

Después de un despido, considera cambiar de industria, sugiere el experto en manejo de crisis Michael Sitrick. Las clases nocturnas pueden cerrar la brecha.

3. Avanza poco a poco.

Céntrate en lo que Duckworth llama submetas —como comunicarte con un contacto en LinkedIn—. Un gran progreso se logra al acumular submetas.

4. La mejor política.

"Nunca mientas; no adornes", aconseja Sitrick. Si cometiste un error, admítelo e indica cómo has cambiado. Así es como ganas respeto.

5. Demuéstrales a los opositores que están equivocados.

"Sentir como que llevas las de perder puede ser muy motivador", dice Duckworth, quien escribió el exitoso libro Grit para probar que un escéptico no tenía la razón.

Su primera gira de música country a principios de 1993 fue con Toby Keith, quien recuerda la generosidad y la seriedad de propósito de Twain durante los ensayos. "Ella no transigía", expresa él.

El primer álbum de Twain no tuvo ningún gran éxito. Pero Mutt Lange, el productor de AC/DC y Def Leppard, escuchó algo en su voz, y cuando se ofreció a coescribir y producir su próximo álbum, The Woman in Me, Twain aprovechó la oportunidad y creó canciones con melodías pegadizas y juegos de palabras ingeniosos. Su siguiente álbum, Come On Over de 1997, también producido por Lange, ayudó a redefinir la música country moderna. Ellos se casaron en 1993, y Eja, su único hijo, nació en el 2001.

Twain estaba de gira en el 2003 cuando su voz comenzó a fallar. Fue diagnosticada con disfonía —un trastorno neurológico de la laringe—, aunque se desconocía la causa. Pensó que su carrera había terminado, así que se dedicó a criar a Eja en el castillo suizo de la pareja.

Pero la situación en el hogar se volvía cada vez más tensa, y a principios del 2008 confió en la asistente personal de la pareja, Marie-Anne Thiébaud, a quien consideraba una gran amiga. Thiébaud le aseguró que no se tenía que preocupar; era "absurdo" pensar que Lange le era infiel.

Luego, Lange le dijo a Twain que su matrimonio había terminado —y el esposo de Thiébaud, Fred, le reveló la razón: Mutt estaba involucrado con Marie-Anne. Devastada, Twain encontró apoyo en Fred, y con el tiempo forjaron una profunda amistad que se convirtió en amor. Se comprometieron en el 2010 (que terminemos juntos es "un enredo, pero es un enredo hermoso", dice ella) y se casaron en el 2011.

Hoy, Twain parece haberse recuperado totalmente de su angustia —y también, por fin, de sus problemas vocales—. Consultó con muchos médicos durante los años, y más de uno sugirió que la causa principal de su problema era el estrés emocional. Investigó técnicas de relajamiento, terapias de duelo y libros de autoayuda; a la larga, pudo volver al escenario, aunque tuvo que dedicar mucho tiempo a los calentamientos vocales.

El tiempo que estuvo fuera dejó una huella en ella. Cuando empezó a escribir canciones para su álbum del 2017, Now —su primero en más de una década— sentía bastante estrés. Las canciones que escribió eran francas, descarnadas y llenas de dolor. El disco debutó en el número 1 en las listas de éxitos de country y pop de Billboard.

No llegas a donde Twain ha llegado —dos veces— sin persistencia, y ella nunca dejó de buscar la causa principal de su disfonía. Fue el otorrinolaringólogo Robert Sataloff, de Filadelfia, quien finalmente descifró el problema: un caso de la enfermedad de Lyme había causado daño en los nervios. En el 2018, Sataloff implantó quirúrgicamente estabilizadores GoreTex en la garganta de Twain para que sus músculos vocales no se esfuercen tanto. Pero mantener la musculatura en forma para cantar sigue siendo "una batalla constante", admite Twain.

"La edad brinda perspectiva. Cada día aprendo algo nuevo. Y seguiré haciéndolo hasta el día que muera".

—Shania Twain

Además de trabajar para recuperar el terreno que perdió en el mundo de la música, Twain ahora entra en un nuevo ámbito, como actriz de cine. En el 2019, interpretó su primer papel dramático, con John Travolta como su interés romántico, en la película de autos de carreras Trading Paint. Travolta dice que ella tiene talento natural —"es intuitiva y atenta"—. De hecho, Travolta la consideró como "la joya de la película".

Ahora, Twain aparecerá en I Still Believe, la historia de la vida real del cantautor de música cristiana Jeremy Camp, quien perdió a su esposa de 21 años, Melissa, a causa del cáncer. En la película, la seductora Twain es casi irreconocible como una madre del Medio Oeste. Su coprotagonista, Gary Sinise, quien interpreta a su esposo, dice que los dos tuvieron una conexión positiva de inmediato: "Fue magnífico pasar tiempo con ella".

En la actualidad, Twain escribe música nueva, y muchas de sus canciones reflexionan sobre su niñez. Ella espera continuar actuando y le encantaría tener el papel de un personaje muy diferente, como una villana en una película de terror. No está conforme con una sola nueva carrera en sus 50 años, así que también ha empezado a componer música para películas.

Después de todo lo que ha sufrido, se puede perdonar a Twain por querer ir a lo seguro con su carrera y su vida. Pero ella revela que mientras más envejece, más cómoda se siente al tomar riesgos.

"A veces me siento abrumada cuando tengo que afrontar situaciones, pero la experiencia también te enseña cómo manejarlas", dice. "Cuando llegas a una edad mayor, tienes mucha experiencia en caerte y levantarte. No dejarás de caerte. Pero serás mejor al levantarte y seguir adelante. Creo eso. Lo he vivido".

¿Qué opinas?

0 | Add Yours

Deje su comentario en el campo de abajo.

Debe registrarse para comentar.

LEE ESTE ARTÍCULO