Skip to content
 

9 estados que no cobran impuestos sobre la renta

Los cheques de pago y los beneficios de jubilación estarán salvo de impuestos estatales si vives aquí.

Ilustración de una señal de carretera que dice en inglés libre de impuestos, siguiente salida.

ISTOCK / GETTY IMAGES

In English | Ahorrar para la jubilación es importante, pero también lo es el ahorrar dinero cuando ya estás jubilado. Una posible forma de ahorrar dinero es mudarte a un estado que no cobra el impuesto estatal sobre la renta. Para los jubilados, eso puede significar beneficios del Seguro Social sin impuesto estatal, así como pensiones y otras fuentes de ingresos jubilatorios libres de este impuesto.

Nueve estados —Alaska, Florida, Nevada, Nuevo Hampshire, Dakota del Sur, Tennessee, Texas, Washington y Wyoming— no tienen impuestos sobre la renta. New Hampshire, sin embargo, impone un gravamen de intereses y dividendos, según la Tax Foundation. Aprobó legislación para comenzar a eliminar ese impuesto en el 2024 y terminar en el 2027.

Estados sin impuestos estatales sobre la renta

Otros impuestos estatales llenan la brecha de ingresos

Los estados tienen múltiples maneras de aumentar sus recaudaciones, y aquellos que no tienen impuestos estatales sobre la renta encuentran diferentes formas de pagar por carreteras, escuelas y otros. Una fuente típica es el impuesto sobre las ventas. Florida, por ejemplo, recauda un impuesto sobre las ventas del 6% y, por lo general, las localidades añaden un 1.08%, según la Tax Foundation, para un promedio combinado de 7.08%. Tennessee, con un 9.55%, tiene el impuesto sobre las ventas combinado más alto de cualquier estado de la nación. El estado de Washington impone un impuesto de 49.4 centavos por galón a la gasolina, uno de los más altos del país.

Alaska no tiene un impuesto estatal sobre las ventas, pero algunas localidades sí lo tienen. Nuevo Hampshire no tiene ningún impuesto sobre las ventas.

Otros estados utilizan los impuestos sobre la propiedad como flujo de ingresos. Lo que pagas en impuestos sobre la propiedad depende de la tasa impositiva estatal y del valor de tu vivienda. Las viviendas tienden a costar más en las áreas urbanas, por lo que las personas que viven en las ciudades tienden a tener facturas de impuestos a la propiedad más altas. Los seis condados con los pagos medios de impuestos a la propiedad más altos (es decir, que la mitad son más altos y la otra mitad más bajos) tienen facturas que superan los $10,000 y todos están cerca de la ciudad de Nueva York: los condados de Bergen, Essex y Union en Nueva Jersey, y los condados de Nassau, Rockland y Westchester en Nueva York . Todos estos condados tienen valores de vivienda medios altos.


Ahorra un 25% el primer año cuando te unes a AARP con opción de renovación automática. Obtén acceso al momento a descuentos, programas, servicios y toda la información que necesitas para mejorar tu calidad de vida.


Los estados con las tasas más altas de impuestos sobre la propiedad son Nueva Jersey (2.13%), Illinois (1.97%) y Nuevo Hampshire (1.89%). Las tasas más bajas están en Luisiana (0.51%), Alamaba (0.37%) y Hawái (0.31%).

Recuerda que muchos estados ofrecen un alivio en los impuestos sobre la prpiedad para las personas de 65 años en adelante. El programa Property Tax-Aide (en inglés) de la Tax Foundation, de AARP, puede ayudarte a averiguar si existe alguna ayuda con tus impuestos que no has aprovechado.

Si deseas ser muy consciente de los impuestos, debes tomar en consideración todas las diversas maneras en que pudieras pagar impuestos. WalletHub califica al estado de Nueva York como el que tiene la carga tributaria total más alta, igual al 12.8% de los ingresos aproximadamente, seguido de Hawái con el 12.2%. Alaska tiene la carga impositiva más baja (cerca del 5.1%); Tennessee, con el 5.7%, se ubica en segundo lugar.

Los impuestos no son la única razón 

Es cierto que los impuestos son una gran parte del presupuesto de la mayoría de las personas. Pero puede que tengas otras razones para mudarte que no dependan de tus impuestos. Por ejemplo, es posible que necesites atención médica en un área que tiene impuestos más altos. O quizás desees vivir cerca de tus hijos o nietos. O simplemente te guste el paisaje que ves desde tu ventana trasera. Algunas cosas son difíciles de resolver en una hoja de cálculo.

John Waggoner escribe para AARP sobre temas financieros, desde presupuestos e impuestos hasta el Seguro Social y la planificación de la jubilación. Anteriormente fue periodista para Kiplinger's Personal Finance y USA Today, y ha escrito libros sobre inversión y la crisis financiera del 2008. La columna sobre inversión de Waggoner para USA Today se publicó en docenas de periódicos durante 25 años.