Skip to content

Es el momento de reevaluar tu cobertura de Medicare: Revisa esta guía sobre el período de inscripción abierta.

 

Cuidado con las compañías de mudanzas que no te entregan tus artículos del hogar

Una agencia federal recibe más quejas sobre los casos conocidos como de “cargas secuestradas”.

Jenifer Henline con su mascota en un apartametno casi vacío

Cortesía de JENIFER HENLINE

In English | Jenifer Henline, de 60 años, duerme en un colchón inflable en su apartamento en el noroeste de Ohio, y se las arregla con un sofá usado, un televisor prestado y utensilios de cocina de una tienda de artículos por un dólar. Tres meses después de que los empleados de la compañía de mudanzas empacaran sus pertenencias para el viaje de 2,300 millas desde Everett, Washington, todavía no las ha recibido.

Henline, quien trabaja en rehabilitación física canina, vivió en el área metropolitana de Seattle durante 30 años antes de mudarse de regreso a Ohio, su estado natal. Dice que los trabajadores de la compañía de mudanzas llegaron con cuatro días de retraso, se llevaron sus cosas el 3 de mayo y prometieron entregarlas en un plazo de dos semanas. A la mañana siguiente, ella se fue para Ohio con su perro.

Henline, preocupada porque no le habían entregado nada, llamó una y otra vez a su empresa de mudanzas y al agente de mudanzas que había contratado. Un agente es un intermediario que organiza las mudanzas, pero no se encarga ni de la mudanza ni del transporte. Durante semanas, a Henline no le resolvieron y le pidieron que tuviera paciencia. Pero a esas alturas, ella ya estaba fastidiada.


Ahorra un 25% el primer año cuando te unes a AARP con opción de renovación automática. Obtén acceso al momento a descuentos, programas, servicios y toda la información que necesitas para mejorar tu calidad de vida.


 

Aumentan los casos de “cargas secuestradas”

Ella no es la única. Cuando alguien paga por la mudanza de los artículos de su hogar y, en incumplimiento del contrato, no le entregan sus artículos, los reguladores federales lo conocen como una “carga secuestrada”. Estos casos han subido drásticamente en los últimos años. Este año, hasta el 25 de julio, se presentaron 932 denuncias sobre cargas secuestradas al Departamento de Transporte de EE.UU. (DOT), lo que sobrepasó las 899 denuncias recibidas en todo el 2020, según Duane DeBruyne, vocero de la Administración Federal de Seguridad de Autotransportes (FMCSA) del DOT. Esto representa un aumento de las 495 denuncias sobre cargas secuestradas en el 2019, 409 en el 2018 y 364 en el 2017.

 Denuncias sobre las “cargas secuestradas” al Departamento de Transporte de EE.UU.

Los clientes presentan estas denuncias, que han venido aumentando, cuando una compañía de mudanzas no les entrega sus pertenencias o se niega a informarles dónde están.

Estadística de quejas por servicio de transporte recibidas por el Departamento del Transporte

AARP

Fuente: Administración Federal de Seguridad de Autotransportes, que forma parte del Departamento de Transporte. Las compañías de mudanzas interestatales deben estar registradas con el Gobierno federal, el cual recibe las quejas sobre el servicio. **Quejas hasta la fecha

Henline llamó a la línea directa de la Red contra el Fraude, de AARP (877-908-3360), y habló sobre su situación para este artículo. Otros tres consumidores que dijeron que los habían estafado, y un hombre que representaba a una cuarta persona, también fueron entrevistados para el artículo. Los cinco usaron la misma compañía de mudanzas para mudarse desde Oregón o el estado de Washington. Aunque parezca extraño, si bien los cinco consumidores primero contrataron a agentes de mudanzas, todos terminaron teniendo la misma compañía de mudanzas registrada en Illinois. Archivos del Gobierno federal muestran que hasta finales de junio de este año, se habían recibido hasta 14 denuncias contra la compañía, que tiene un camión en su flota, debido a una variedad de acusaciones. Seis de ellas se debieron a lo que se conoce como cargas secuestradas.

Por lo general, los casos de cargas secuestradas evolucionan de esta manera:

Los consumidores, quienes buscan una buena oferta, comparan precios en línea y contratan a un agente que les promete un buen precio. El agente envía un contrato. Henline cuenta que usó una tarjeta de crédito para pagarle al agente $1,856 solo por sus servicios, no por el transporte propiamente dicho. Ella y las otras cuatro personas entrevistadas dijeron que les programaron un plazo de dos a tres días para la recolección, pero que en todos los casos, el o los empleados de la compañía de mudanzas llegaron tarde. Henline dice que después de que los de la mudanza habían cargado todo en el camión, se quejaron de que ella agregó más pertenencias de las incluidas en su cotización. A la larga, ella les pagó a los trabajadores de la compañía de mudanzas $2,572 en efectivo; la misma cantidad es pagadera contra la entrega, que no ha ocurrido. Si le hubieran entregado sus pertenencias, el costo total de la mudanza habría sido de $7,000.

Una vez transcurrido el plazo de entrega, Henline, desde Ohio, empezó a llamar al agente y al gerente de la compañía de mudanzas; sin embargo, nunca recibió sus posesiones. Luego, presentó quejas a las autoridades del orden público en Washington e Illinois, y lo denunció al FBI, la Comisión Federal de Comercio y la FMCSA.

Encontró a otras personas en Facebook

Steve Larson en las montañas

Cortesía de Steve Larson

Steve Larson, del norte del estado de Nueva York, fundó un grupo de Facebook para personas que dicen que fueron estafadas por la misma compañía de mudanzas.

Entonces, descubrió un grupo de Facebook con un foro de quejas sobre su compañía de mudanzas. Steve Larson, de 67 años, un profesional de informática que vive en el norte del estado de Nueva York, fundó el grupo de Facebook después de que la hija de 30 años de su novia tuvo una experiencia “horrible” con la misma compañía de mudanzas en mayo, con una mudanza que debía ser desde Portland, Oregón hasta Rochester, Nueva York.

Algunos de los cinco consumidores dijeron que el FBI y la policía local están investigando los casos. El FBI no ofreció comentarios. El gerente de la compañía de mudanzas no pudo ser contactado para que comentara. Una mujer que contestó el teléfono de su oficina dijo que ninguna de las pertenencias de los consumidores estaba perdida. Algunas de esas entregas estaban programadas para abril. “Todo ha estado muy ajetreado por la pandemia; tengan paciencia”, dijo. “No tengo ninguna información para ustedes. Estamos haciendo lo mejor que podemos. Las cosas de ellos no están perdidas”.

Muchas señales de alerta

Larson cuenta que fue a Portland con su novia, quien iba a pagar por la mudanza de su hija. Cuando los empleados de la compañía de mudanzas no llamaron por adelantado ni llegaron durante el plazo de tiempo designado, ellos llamaron desesperados al agente porque no tenían el nombre de la empresa de mudanzas. Después, a las 8 una mañana, apareció un empleado de mudanzas sin un ayudante, almohadillas de mudanza ni ningún equipo aparte de una carretilla de mudanzas con las llantas pinchadas. Larson incluso ayudó a cargar el camión. El empleado de mudanzas no aceptó un cheque bancario pagadero al agente, así que tuvieron que obtener otro cheque del banco, dice.

Larson dice que el empleado de mudanzas no dio una lista detallada de inventario de los objetos cargados en el camión. Señala: “El chofer dijo que solo tenía una copia del conocimiento de embarque [un contrato de mudanza y recibo por las pertenencias], así que tuve que tomarle una foto”. Y la hija de su novia todavía está esperando que le entreguen sus cosas, cuenta.

Unos cuantos autores de estafas y muchas quejas

En un informe del 2012 del Comité de Comercio, Ciencia y Transporte del Senado (en inglés), se indicó que un número significativo de consumidores se quejaron de la forma de operar de algunas compañías de mudanzas. Los consumidores describieron una estafa de “gato por liebre”, en la que una empresa acepta mudar los artículos domésticos por un precio, pero aumenta drásticamente sus cargos después de que tiene en su poder las pertenencias de un consumidor. Además, según el informe, en algunos casos la empresa de mudanzas se negó a entregar los artículos en los nuevos hogares de los clientes a menos que ellos pagaran cargos adicionales exorbitantes, una práctica conocida como tener “secuestradas” las pertenencias.

¿Dónde está todo lo que hace falta?

Henline no sabe dónde están sus pertenencias desaparecidas. Igualmente, Larson dice que la hija de su novia no tiene idea de dónde se encuentran sus cosas. Sin embargo, otro de los consumidores entrevistados por AARP fue contactado hace poco por la policía de Portland, Oregón, donde hace tiempo había presentado una denuncia sobre sus pertenencias faltantes. Señala que la policía indicó que encontraron algunas de sus pertenencias en un depósito, pero que al parecer sus objetos de valor no estaban ahí. Cuenta que le dijeron que lo que quedaba de sus pertenencias estaba a punto de subastarse, porque no se había pagado el alquiler del depósito.

Otra consumidora le contó a AARP que la policía de Renton, Washington, donde se recuperó de un depósito mercancía que se sospechaba era robada, se comunicó con ella. Ella tiene esperanzas de que sus pertenencias estén entre los artículos escondidos.

Un detective de Portland que está investigando el caso no pudo ser contactado para que comentara; la policía de Renton se negó a hacer comentarios.

En Ohio, Henline dice que todavía está esperando sus pertenencias, y que planea presentar una reclamación a su propia compañía de seguros. La espera la está afectando. Dice que su perro, Devi, “es la única razón en estos días por la que me levanto de la cama por la mañana”.


Recibe contenido similar, suscríbete a nuestro Boletín


5 pasos para elegir una compañía para una mudanza interestatal y las señales de alerta para evitar el fraude

1. Obtén varias cotizaciones por escrito basadas en una inspección en persona de tus pertenencias.

2. Verifica que la compañía de mudanzas está asegurada y registrada a nivel federal. Consulta aquí  (en inglés) para obtener más información, incluso sobre las quejas.

3. Ten en cuenta las prioridades. Si contratas a una empresa de mudanzas por el precio más bajo, es posible que sacrifiques otras cosas tales como que tus pertenencias se muden de manera segura y a tiempo. Las compañías de mudanzas están obligadas por ley a entregar tus posesiones por no más del 10% por encima del precio de una cotización no vinculante.

4. Investiga. Lee Your Rights and Responsibilities When You Move (Tus derechos y responsabilidades al mudarte —en inglés—), un folleto que tu compañía de mudanzas está obligada a entregarte si te estás mudando de un estado a otro.

5. Conoce las señales de alarma:

  • El sitio web de una empresa de mudanzas no incluye una dirección local ni información de registro y seguro.

  • Contestan las llamadas con una identificación genérica, como “compañía de mudanzas”, en lugar del nombre de la compañía.

  • La empresa te da una cotización por teléfono o internet sin hacer una inspección física.

  • La compañía exige dinero en efectivo o un depósito grande antes de la mudanza.
  • Los trabajadores llegan en camiones alquilados en vez de vehículos de la compañía.

  • Los trabajadores te piden que firmes formularios en blanco o incompletos y dicen que los completarán después.

  • Los trabajadores te piden más dinero una vez que tienen tus pertenencias.

Para presentar una denuncia sobre una compañía de mudanza interestatal, fíjate en las categorías de denuncias. Por último, para presentar una denuncia al Gobierno federal, llama al 888-368-7238 o envía una denuncia por internet (enlaces en inglés).

Fuente: Administración Federal de Seguridad de Autotransportes, que forma parte del Departamento de Transporte

Marie Rohde es una escritora que ha trabajado para el Milwaukee Journal Sentinel. También ha colaborado con Bloomberg News, Los Angeles Times, Chicago Tribune y la revista Milwaukee.

¿Qué opinas?

0 %{widget}% | Add Yours

Debe registrarse para comentar.