Skip to content

Navegador de beneficios de salud: Revisa esta guía para veteranos y sus familiares.

 

Abuso financiero de adultos mayores: cómo detener el fraude en la familia

Aprende a identificar las señales de que alguien cercano se está aprovechando de un ser querido.

Hombre joven dando apoyo a un hombre mayor

MONKEYBUSINESSIMAGES / GETTY IMAGES

In English

En octubre del 2018, una pareja de Potsdam, Nueva York, fue procesada en Nuevo Hampshire por robo. Kile A. Madsen y Debra A. Madsen no fueron acusados de robarle a un desconocido. La víctima era el padre de Kile, quien había fallecido seis meses atrás, a los 86 años.

Los fiscales alegaron que la pareja usó la cuenta bancaria del padre para hacer compras, pagos y retiros no autorizados por más de $31,000. El juicio está previsto para enero del 2022; según la oficina del fiscal general de Nuevo Hampshire, la pena podría ser de hasta 15 años de prisión si son hallados culpables.

Lamentablemente, los casos como este no son inusuales. En informes de explotación de adultos mayores en los que las víctimas conocían al presunto responsable, más de dos tercios estaban asociados con un familiar, según un análisis del 2019 (en inglés) que realizó la Oficina para la Protección Financiera del Consumidor (CFPB), una entidad federal.


Ahorra un 25% el primer año cuando te unes a AARP con opción de renovación automática. Obtén acceso al momento a descuentos, programas, servicios y toda la información que necesitas para mejorar tu calidad de vida.


Cómo evaluar la amenaza financiera

En conjunto, se estima que la explotación financiera les cuesta a los adultos mayores alrededor de $6,300 millones anuales, según un análisis del 2020 de datos estatales y federales (en inglés) que realizó la compañía de investigación de seguridad cibernética Comparitech. Y eso es solo de los incidentes conocidos; los expertos dicen que el verdadero costo probablemente sea mucho más alto, ya que la mayoría de los casos no se denuncian.

La CFPB halló que, en comparación con el fraude perpetrado por estafadores desconocidos, los adultos mayores comúnmente sufren más pérdidas financieras cuando conocen al responsable de la estafa. El costo promedio de los casos asociados con familiares fue de $42,700.

Ciertos factores de riesgo pueden hacer que un adulto mayor sea especialmente vulnerable, dice Peter Lichtenberg, director del Instituto de Gerontología de Wayne State University en Detroit y experto en el área de explotación financiera de personas mayores.

Esta categoría incluye a adultos mayores que se sienten menos seguros sobre su habilidad para administrar el dinero debido a la pérdida de memoria o a problemas de salud, dice Lichtenberg. Quienes desean que alguien los ayude a tomar decisiones financieras podrían, sin quererlo, atraer la atención de una persona que los explote.

“Cuando las personas sienten que no tienen con quién hablar sobre sus finanzas, a menudo eligen a la persona equivocada para esa conversación”, dice.

El aislamiento también aumenta el riesgo, explica Thomas West, un asesor financiero en el norte de Virginia y creador de Lifecare Affordability Plan, un programa que ayuda a las familias a planificar los cuidados a largo plazo. Por ejemplo, una persona mayor que no tiene familiares directos cerca tal vez tenga que depender de algún familiar lejano con quien no tiene una relación estrecha.

Cómo identificar las señales de advertencia 

Presta atención a todo cambio súbito e importante en la vida personal o financiera de un adulto mayor. “Las prioridades de una persona mayor pueden cambiar”, dice West. “Pueden aparecer nuevas relaciones en su vida, o una relación antigua puede cobrar nueva importancia”.

Presta atención si tu ser querido está ayudando económicamente a esta persona, en especial si se muestra evasivo sobre la situación, dice Lichtenberg. Tal vez esté menos dispuesto a hablar porque está bajo la influencia de alguien que lo está explotando bajo la apariencia de forjar un vínculo estrecho.

Y también mantente atento a cualquiera que actúe como guardián. “Esa es una gran señal de advertencia, cuando alguien trata de controlar la comunicación entre la persona mayor y los demás”, dice West.

A menudo, la víctima de la explotación vislumbra que algo no está bien. Eso es lo que sucedió cuando una clienta de Chambliss, Bahner & Stophel, un estudio jurídico en Chattanooga, Tennessee, accedió a que una sobrina la ayudara con sus finanzas, pero luego notó retiros de su cuenta bancaria que no había autorizado.

“Nos encontramos con muchas situaciones similares cuando revisamos los registros bancarios”, dice Rebecca Miller, una abogada del estudio, especializada en los derechos de los adultos mayores. “Puede tratarse de cargos que son mucho más altos de lo normal o cargos por cosas que la persona tal vez no necesite”.

En este caso, la clienta no tenía hijos, “por lo que se sintió atraída a esta sobrina que le dijo ‘yo te ayudaré’”, dice Sally Brewer, una asistente jurídica en derechos de las personas mayores en la firma de abogados. “Se ganó la amistad de la víctima”.

Cómo minimizar el riesgo

Si bien la explotación de los adultos mayores es una amenaza creciente, hay formas de reducir las posibilidades de que un ser querido resulte víctima.

La industria de servicios financieros puede desempeñar un papel. Por ejemplo, la Financial Industry Regulatory Authority (FINRA, Autoridad Reguladora de la Industria Financiera) —un grupo de la industria dedicado a proteger los intereses de los inversores— tiene reglas que exigen que las firmas de corretaje obtengan el nombre de un “contacto de confianza” de toda persona que abre una cuenta nueva a fin de que la compañía tenga a quien informar en caso de notar alguna actividad sospechosa.

Los expertos recomiendan que las familias tomen las siguientes medidas para proteger a sus seres queridos:

Mantener a varias personas en el círculo de información

A menudo, una persona mayor le pedirá a un amigo o un familiar que la ayude a administrar su dinero, pero nadie más de la familia lo sabe. “Ese tipo de aislamiento puede conducir a la explotación y también a la percepción de explotación”, dice Lichtenberg.

Para evitar eso, él sugiere que las familias creen un sistema formal en el cual una persona realiza las tareas principales, pero rinde cuenta de sus actos al resto de la familia en forma periódica.

Hacer preguntas

Respeta el derecho de la persona mayor a tomar sus propias decisiones si es que tiene la capacidad cognitiva para hacerlo, pero mantén abiertas las líneas de comunicación. Puedes sacar el tema de la explotación financiera y luego preguntar qué está haciendo tu ser querido para proteger su dinero.

No tengas miedo de abordar temas difíciles, como con qué frecuencia tu ser querido da dinero a otros familiares o amigos, dice Lichtenberg. Si las conversaciones financieras entre los miembros de la familia se vuelven tensas o difíciles, la mediación podría ser útil.


Recibe contenido similar, suscríbete a nuestro Boletín


Denunciar los casos que despiertan sospechas

Si crees que un familiar o un amigo se ha aprovechado de un ser querido, llama o envía una carta a la oficina local de Adult Protective Services (Servicios de protección de adultos) o comunícate con la policía. Un abogado especializado en derechos de los adultos mayores también podría ser de ayuda; la herramienta de búsqueda del Gobierno federal, Eldercare Locator (en inglés), puede orientarte sobre asistencia legal en tu zona.

No culpar a la víctima ni hacerle sentir vergüenza

Las personas mayores que son víctimas de explotación financiera no han hecho nada mal. “No hay que avergonzarse por ser víctima de un aprovechador”, dice West.

Incluso si un adulto mayor sospecha que algo no está bien, el temor de ser juzgado o de que lo consideren incapaz de manejar su propia vida puede hacer que no admita la situación, agrega. Hay que reiterarle que no es su culpa.

Tamara E. Holmes es una escritora y editora radicada en Washington D.C. Lleva más de dos décadas escribiendo artículos sobre dinero, emprendimiento y carreras laborales. Su trabajo se ha publicado en distintos medios, incluidos USA Today, Working Mother y Essence.

La Red contra el Fraude, de AARP, puede ayudarte a identificar y evitar las estafas. Inscríbete para recibir nuestras Alertas de vigilancia, consulta nuestro mapa de rastreo de estafas (en inglés) o llama gratis a nuestra línea de ayuda especializada en fraudes al 877-908-3360 si tú o un familiar sospechan que han sido víctimas de una estafa.