Skip to content
 

5 fantásticas escapadas de invierno en las regiones del noreste y el medio oeste

Magníficas ciudades, posadas acogedoras y diversión al aire libre, desde Wisconsin hasta Vermont.

Personas patinan en una pista de hielo

Cortesía Stowe Mountain Resort

In English

Por supuesto que puedes viajar al sur para disfrutar de temperaturas de invierno más cálidas, pero puede ser igual de maravilloso aprovechar la temporada invernal y explorar los lugares de vacaciones del norte, donde hay muchas cosas que hacer en el interior y al aire libre (¡pero no olvides abrigarte!). Estos son cinco lugares favoritos en Vermont, Nuevo Hampshire, Wisconsin, Míchigan y Ohio. Asegúrate de comprobar los últimos protocolos de COVID-19 en cada destino y de cumplir con las pautas de los CDC para viajar sin riesgos.

Stowe, Vermont

Visita esta pintoresca ciudad de esquí del norte de Vermont, con sus chimeneas humeantes y carámbanos que cuelgan de los aleros. Situada entre los picos siempre verdes de la homónima cordillera Green Mountains, la localidad de Stowe encarna el auténtico encanto de un invierno a la antigua usanza en Nueva Inglaterra. Comienza con un paseo por Main Street, donde el campanario de la iglesia Stowe Community Church marca el acogedor centro de la ciudad y comercios como Stowe Mercantile y Shaw's General Store —con caramelos a granel y cálidas prendas de lana— recuerdan a una época pasada. Visita la Stowe Town Meetinghouse, que data de 1818, donde el Vermont Ski and Snowboard Museum (en inglés) cuenta la historia de los deportes de nieve  en el estado, con equipo deportivo de época, telesillas antiguas y otros recuerdos (donación sugerida de $5).

Viaja al norte por la ruta estatal 108, mejor conocida como Mountain Road, hasta llegar a Stowe Mountain Resort (en inglés), una de las zonas de esquí más populares de la región, que se encuentra en su 85ª temporada. Escondido en la base de la montaña Mansfield, el pico más alto de Vermont, el complejo ofrece a los aficionados al esquí alpino una gran cantidad de pistas clásicas, incluyendo Toll Road, una ruta suave y serpenteante a través de los bosques. Los aficionados al esquí de fondo y a las caminatas con raquetas de nieve deben dirigirse directamente al Trapp Family Lodge (sí, la familia von Trapp de la película "The Sound of Music), donde más de 56 kilómetros de pistas impecablemente cuidadas en las 2,500 hectáreas de la propiedad atraviesan un paisaje idílico. Termina un día divertido con una pinta o dos en von Trapp Bierhall, donde las refrescantes cervezas elaboradas por la familia acompañan un menú que incluye deliciosa comida de inspiración austriaca.

Dónde alojarse: el Trapp Family Lodge lleva recibiendo huéspedes en su encantador chalet de estilo europeo desde 1950 (las habitaciones cuestan a partir de $200). O puedes optar por el Field Guide Lodge, un elegante alojamiento que sirve de campamento base en el corazón de la ciudad (desde $179).


Pareja con ropa de invierno en Lake Placid

Cortesía Eric Adsit

Cobble Lookout en Lake Placid.

Lake Placid, Nueva York

Esta pintoresca ciudad en las montañas Adirondack ha sido sede de los Juegos Olímpicos de Invierno no una, sino dos veces —la primera en 1932 y la segunda en 1980—, pero no hace falta ser un atleta olímpico para disfrutar de sus numerosas aventuras de clima frío.  Comienza con una visita al Centro Olímpico, que alberga el museo Lake Placid Winter Olympic Museum y el estadio Herb Brooks Arena, donde un grupo de valientes jugadores de hockey sobre hielo de Estados Unidos derrotó al invicto equipo soviético en el épico partido por la medalla de oro en 1980, conocido como el "milagro sobre hielo". (Nota: el centro está actualmente en construcción, pero se espera que el estadio vuelva a abrirse al público a finales de diciembre. El museo no volverá a abrir sus puertas hasta noviembre del 2022, pero mientras tanto puedes visitar una exposición temporal con una selección de objetos del museo. También alberga la Olympic Speed Skating Oval (pista de hielo olímpica de patinaje de velocidad sobre hielo), abierta esta temporada para el patinaje público. Consulta su sitio web (en inglés) para ver las actualizaciones).

Aunque el lago que da nombre a la localidad está ubicado en su extremo norte, el centro de la ciudad rodea el lago más pequeño de Mirror Lake, que se convierte en un centro de actividades durante el invierno. Los jugadores de hockey sobre estanque se pasan el disco, los aficionados a las caminatas con raquetas de nieve exploran el vasto terreno congelado y los equipos de perros husky tiran de los trineos por el hielo cubierto de nieve. Los entusiastas del esquí nórdico pueden deslizarse por los 50 kilómetros de pistas de esquí a través de bosques en Mount Van Hovenberg (en inglés), sede olímpica de esquí de fondo y biatlón de Lake Placid, que ofrece alquiler de equipos.

Para cenar, prueba Smoke Signals, un acogedor restaurante de carne a la barbacoa con vistas al lago Mirror, que sirve sabrosas carnes ahumadas de la casa —pollo, cerdo desmenuzado, falda de res y costillas— junto con ensaladas y aperitivos, incluidas sus galardonadas alitas.

Dónde alojarse: encontrarás alojamientos en cabañas de estilo antiguo en la misma ciudad, en Lake House at High Peaks Resort (desde $119), mientras que The Mirror Lake Inn Resort & Spa ofrece un lujoso alojamiento junto al lago y un magnífico spa (desde $199).


Rio corre en medio de los árboles con nieve

Thomas H. Mitchell/Getty Images

Jackson Falls, Nuevo Hampshire.

North Conway, Nuevo Hampshire

Las posadas acogedoras, las tiendas familiares (no te pierdas la tienda Zeb's General Store) y las millas de pistas nevadas para esquiar, caminar con raquetas de nieve y montar en trineo, convierten esta ciudad de Nuevo Hampshire el campamento base ideal de invierno en las Montañas Blancas. El monte Washington, que se eleva majestuosamente al final de Main Street, invita a los visitantes a explorar el paisaje nevado que lo rodea. A solo una cuadra de Zeb's se encuentra Vito Marcello's Italian Bistro, donde el chef Vito sirve su famosa salsa marinara, albóndigas caseras y minestrone, en un ambiente cálido y agradable.

Un buen lugar para comenzar es a 20 millas al norte de la ciudad, en el centro al aire libre Great Glen Trails (en inglés), en Pinkham Notch.  Allí, 28 millas de senderos atraviesan bosques y ofrecen vistas espectaculares de la cordillera Presidencial. Si quieres vivir una aventura única, prueba el "fat biking", que consiste en pedalear por caminos de carruajes cubiertos de nieve en una bicicleta equipada con neumáticos muy gruesos. Luego, sube a bordo del vehículo de nieve todo terreno "Snow Coach" del centro, para realizar una visita guiada a la arboleda del monte Washington. ¿Te sientes muy aventurero? Puedes bajarte en cualquier punto del viaje de vuelta para recorrer con raquetas de tenis el resto del camino.

En la cercana Bartlett, explora el hermoso paisaje invernal en moto de nieve. Northern Extremes (en inglés) ofrece una variedad de excursiones guiadas, perfectas para los principiantes, a través de la pintoresca red de senderos para motos de nieve Bear Notch. O, para una aventura romántica, da un paseo en trineo tirado por caballos a lo largo del río Saco y a través de los bosques en Farm by the River (en inglés). Y haz una parada en las hermosas cataratas de Jackson, en el río Wildcat, justo al final de la carretera de North Conway, en la ruta 16 (pasarás por el fotogénico e histórico puente cubierto de Jackson, conocido como Honeymoon Bridge).

Dónde alojarse: en Conway abundan los alojamientos acogedores. Dos de ellos, situados en la misma ciudad, son el Cranmore Inn, que tiene 19 habitaciones llenas del encanto de Nueva Inglaterra (a partir de $150), y el White Birch Inn, un acogedor hotel que ofrece alojamiento y desayuno (a partir de $139).


Venta del Día de la Recordación: Únete a AARP por solo $9 al año cuando te inscribes por un período de 5 años. Únete hoy y recibe un REGALO.


Mujer esquía entre los arbustos con nieve

Cortesía Traverse City Tourism

Traverse City, Míchigan

Arropada en una bahía en el lago Míchigan, Traverse City atrae a la mayor parte de sus visitantes durante el verano. Lo cual no es sorprendente, ya que se la considera la capital mundial de las cerezas. Pero cuando la nieve comienza a caer, este pueblo del norte de Míchigan vibra con un cálido espíritu invernal. Las luces centelleantes titilan en los árboles a lo largo de Front Street, la vía principal de la ciudad, mientras que las acogedoras tiendas invitan a curiosear y las cervecerías artesanales ofrecen degustaciones. Traverse, como se llama en estos lares, también tiene una dinámica escena gastronómica que depende en gran medida de los productos de las granjas, huertos y bodegas locales. Entre los restaurantes favoritos se encuentran Amical, famoso por su "potpie" (pastel salado) y el brunch de los domingos, y Raduno, una fiambrería y cafetería italiana en Eighth Street. Un lugar único en la cercana Maple City, que combina buena comida con diversión de invierno, es Broomstack Kitchen & Taphouse (en inglés), que también es la sede del Leelanau Curling Club (club de curling). Los comensales pueden tomar clases de curling en la pista de patinaje (su página web describe la experiencia: eatdrinkcurl.com).

A quince millas al norte de la ciudad, el pintoresco pueblo de Suttons Bay es perfecto para dar un paseo. Dirígete a Suttons Bay Bikes para alquilar un par de raquetas de nieve y camina hasta 45 North Vineyard & Winery (llamada así porque Suttons Bay está en el paralelo 45, el punto medio entre la línea ecuatorial y el Polo Norte). Recorre los viñedos y los bosques que lo rodean, antes de instalarte en su acogedora sala de degustación. De vuelta a la ciudad, pasa unas horas en el Dennos Museum Center (en inglés), donde encontrarás una de las mayores colecciones de arte inuit realizado por los inuit del Ártico Canadiense, Groenlandia y Alaska ($6 por adulto).

Dónde alojarse: The Wellington Inn Bed & Breakfast, una mansión construida en 1905, ofrece ocho habitaciones decoradas al estilo antiguo en el distrito histórico (desde $195, con desayuno completo). Si quieres un alojamiento moderno con vistas a la bahía Grand Traverse, elige el elegante Hotel Indigo, a cinco minutos a pie de las tiendas y restaurantes de Front Street (desde $135).


Excursión en trineo halado por caballos

Cortesía Door County Trolley

Condado de Door, Wisconsin

Con su vibrante herencia escandinava y sus entrañables pueblecitos como Ephraim, Fish Creek, Sister Bay y Egg Harbor, esta península de Wisconsin, que se adentra en el lago Míchigan, es un atractivo destino de verano, pero también es el lugar perfecto para disfrutar de la "hygge" en invierno. Esta palabra danesa, que se pronuncia "jiuga", engloba los sentimientos de satisfacción y bienestar que surgen al disfrutar de los placeres simples de la vida. Comienza en Sturgeon Bay con un paseo por el centro histórico de la ciudad, donde encontrarás artículos únicos para el hogar en Blissor, y podrás ver a los expertos sopladores de vidrio, Jeremy Polpeka y Stephanie Trenchard, en su estudio y galería combinados, Polpeka Trenchard.

Después, dirígete al norte. Un par de carreteras de dos carriles —las rutas estatales 42 y 57— serpentean a lo largo de este estrecho terreno. En el Parque Condal Cave Point es probable que encuentres espectaculares formaciones de hielo rodeadas por las aguas de color azul glaciar del lago. Los senderos de los bosques del Parque Estatal Whitefish Dunes y el Santuario The Ridges, atraen a los amantes de las caminatas con raquetas de nieve. Si quieres vivir una aventura a la antigua usanza, súbete a uno de los tranvías de Door County Trolley para hacer uno de sus recorridos: Winter Wine Tour (degustación de vinos) o Sleigh Ride (paseo en trineo). Por la noche, caliéntate junto al fuego con un tradicional hervido de pescado escandinavo en el histórico White Gull Inn and Restaurant (en inglés).

Dónde alojarse: El Fox Glove Inn en Sturgeon Bay cuenta con siete acogedoras suites y un ambiente cálido (desde $165). En Fish Creek, instálate en una de las habitaciones, suites o cabañas del White Gull Inn, algunas con chimenea (desde $165 con desayuno completo incluido).

Gina DeCaprio Vercesi es una periodista radicada en Nueva York cuyo trabajo ha aparecido en el Boston Globe, National Geographic Traveler, Travel +Leisure y Sierra. Desde hace más de 20 años vive en Hudson Valley.