Javascript is not enabled.

Javascript must be enabled to use this site. Please enable Javascript in your browser and try again.

Guía para visitar Santiago de Chile Skip to content
 

Próximo destino: Santiago de Chile

En la capital del país austral confluyen las tradiciones y los paisajes de las milenarias montañas de los Andes y del vasto océano Pacífico.

Plaza de Armas con la estatua de Valdivia en Santiago de Chile.

John Elk III / Alamy Stock Photo

Plaza de Armas con la estatua de Valdivia en Santiago de Chile.

Chile es uno de los países más estables de América Latina y su capital se ha consolidado como una ciudad turística en la región. Santiago ofrece recorridos históricos, visitas a viñedos y catas, días de playa y una sorprendente oferta gastronómica. La mejor época para conocer la ciudad está entre octubre y abril, cuando el clima es más seco y cálido. Estos son algunos de los planes y lugares recomendados.

Santiago histórico

El barrio cívico: Situado en pleno centro, reúne la mayor parte de los organismos gubernamentales y financieros de Chile. Es un buen punto de comienzo para tomarle el pulso a la ciudad.

La Plaza de Armas: Es el corazón de Santiago desde su fundación en 1541, y ostenta un estilo arquitectónico colonial. La rodean la Catedral, el Museo Histórico Nacional, la Municipalidad y el Correo Central. Para evitar la congestión del tráfico, es mejor visitarla los fines de semana, cuando se colma de músicos, pintores y artistas locales.


Recibe contenido similar, suscríbete a nuestro Boletín


El Palacio de la Moneda: Construido a comienzos de 1800, es uno de los edificios más importantes por su historia y su arquitectura neoclásica. Fue bombardeado en 1973 por los militares que derrocaron con golpe de Estado a Salvador Allende. Hoy alberga las oficinas presidenciales.

La Catedral Metropolitana: Símbolo del catolicismo, religión oficial en Chile, la Catedral fue declarada Monumento Nacional en 1951. La construcción data de 1748 y, a pesar de los embates de varios terremotos, conserva su línea neoclásica y barroca.

Mercado Central de Santiago en Santiago de Chile.

Holgs/iStock

Mercado Central de Santiago en Santiago de Chile.

El Mercado Central: Su arquitectura victoriana y su algarabía le dan un ambiente fascinante. Entre cientos de tiendas, el principal atractivo es la comida fresca de mar, por la pesca diaria que se practica a lo largo de la enorme costa de la ciudad.

Santiago cultural

En Santiago conviven culturas y nacionalidades diversas, gracias a las amplias políticas de migración de este país de aires europeos y barrios clásicos.

El Barrio Lastarria: Es un imperdible y colorido rincón de Santiago con restaurantes, museos, tiendas y atractivos como el Centro Cultural Gabriela Mistral y la histórica Parroquia de la Vera Cruz.

El Barrio Italia: Un encantador barrio tradicional, en cuyas casas antiguas se han instalado comercios, galerías y boutiques.

El Museo de la Memoria y los Derechos Humanos: Inaugurado por la expresidenta Michelle Bachelet en 2010, devela la huella que dejó la dictadura de Augusto Pinochet entre 1973 y 1990, y rinde homenaje a las víctimas de las violaciones de los derechos humanos.

La Chascona: Ubicada en el cerro San Cristóbal y con vista al mar, fue habitada por el poeta chileno Pablo Neruda y su tercera esposa, Matilde Urrutia, a quien él llamaba “La Chascona”.

Teleférico en el cerro San Cristóbal en Santiago de Chile.

Tifonimages/iStock

Teleférico en el cerro San Cristóbal en Santiago de Chile.

Santiago natural

Santiago mantiene un equilibrio ideal para la vida urbana, con espacios verdes, playas y parques públicos para disfrutar.

Parques: El Parque Metropolitano es el parque urbano más grande de Latinoamérica. Puedes llegar tomando la línea 1 del metro hasta la estación Baquedano. Es muy recomendable tomar, allí, el funicular hasta la cima del cerro San Cristóbal, donde se tiene la mejor vista de la ciudad y se puede conocer el Santuario de la Inmaculada Concepción.

El Parque Forestal es el pulmón del centro, ideal para caminar bajo sus árboles y disfrutar sus mercadillos y restaurantes.

Playas: En meses de verano (diciembre a marzo) las playas de Chile se convierten en uno de los mejores planes de vacaciones. Son mundialmente conocidas y visitadas las regiones de Viña del Mar y Valparaíso, a tan solo dos horas en autobús desde Santiago.

Personas en viñedo de Concha y Toro en Chile.

Concha y Toro

Anótate a un paseo turístico por los viñedos chilenos.

Viñedos: Si hablamos de Chile, también hablamos de vino. “La geografía única y la diversidad climática de Chile hicieron de este un verdadero paraíso vitivinícola y el lugar perfecto para desarrollar vinos de gran calidad, que hoy nos representan en el mundo”, dice Isabel Álvarez, subgerente de comunicaciones de Concha y Toro.

Alrededor de Santiago se encuentran algunos de los valles vitivinícolas más importantes del país, donde, además de recorrer sus mágicos viñedos, se pueden degustar diferentes cepas de uva y descubrir cómo maridarlos.

A solo 45 minutos del centro de Santiago, en el Valle del Maipo, se encuentra la viña, un lugar de más de 130 años de tradición, donde se producen algunos de los mejores Cabernet Sauvignon del mundo.

Santiago al paladar

Tras los pasos de la tradición vinícola, la cocina chilena está tomando fuerza, y Santiago es el mejor lugar donde degustar las preparaciones típicas y originarias de sus 350 millas de costa, del desierto de Atacama, de las montañas andinas y de la mística Patagonia. Si te apetece algo de esto, no tienes que ir muy lejos de la metrópolis.

Personas cenan en el restaurante Bocanáriz en el bohemio barrio de Lastarria en Santiago de Chile.

Cortesía de Bocanáriz

Restaurante Bocanaríz sirve una variedad de vinos.

En 2011, abrió sus puertas el restaurante Bocanáriz en el bohemio barrio de Lastarria. Su carta de vinos ha sido catalogada por Wine Spectator como una de las mejores del mundo. Ofrece 350 etiquetas de vinos chilenos y la carta está organizada por familias de sabores. Al terminar su experiencia, los clientes pueden visitar la cava subterránea con más de 2,200 botellas a la vista, dice Elías Madueño, su gerente, quien recomienda el congrio confitado con un mix de setas y arroz negro, marinado con vino Pinot Noir.

El colorido restaurante Sarita Colonia es un sitio peruano que rinde homenaje a la costa chilena con sus variedades de productos, de las aguas más cálidas del norte a las más frías en la Patagonia, a la vez que destaca la carne y el cordero, dice uno de los dueños, José Luis Salkeld. Con una importante influencia de la cocina peruana, entre sus recomendados está la merluza con quinua, salsa de curry y ají cacho de cabra, acompañado de pisco.


¿Qué opinas?

0 | Add Yours

Deje su comentario en el campo de abajo.

Debe registrarse para comentar.