Skip to content

¿Cómo mantenerte sano durante tus viajes?: Consejos para disfrutar de las vacaciones de verano 

 

12 millones de personas podrían perder beneficios por desempleo el 26 de diciembre

La tasa de desempleo para los adultos mayores aumentó en noviembre.

Empleada de un restaurante usando mascarilla al lado de un letrero que dice, lo sentimos está cerrado.

Getty Images

In English | En medio de la época de las fiestas de fin de año, millones de personas en Estados Unidos podrían perder los beneficios por desempleo que las han ayudado a mantenerse a flote durante el período en que los negocios han permanecido cerrados para detener la propagación de COVID-19. Aunque algunos de estos trabajadores quizás puedan reunir los requisitos para recibir los beneficios extendidos de sus estados, la mayoría de ellos van a perder por completo esa fuente de ingresos a menos que los legisladores actúen.

Para atenuar el impacto económico que la pandemia del coronavirus tiene en los trabajadores, el Congreso aumentó los beneficios por desempleo en la ley de estímulo económico que aprobó en la primavera. Las personas sin empleo en Estados Unidos pudieron cobrar beneficios por desempleo durante más tiempo que los estados típicamente permiten, y las que de otro modo no reunirían los requisitos se volvieron aptas para recibir la ayuda financiera.

Dónde aún podrían estar disponibles los beneficios extendidos

Después de diciembre, algunos estados —y el Distrito de Columbia— posiblemente puedan seguir ofreciendo ayuda por medio de un programa para personas desempleadas a largo plazo denominado Extended Benefits (EB), que existía antes de que se aprobara la ley de estímulo por el coronavirus. EB entrará en vigor cuando la tasa de desempleo general en un estado sea alta. Según el informe de la Century Foundation, estos estados podrían incluir:

  • Alaska
  • California
  • Carolina del Norte 
  • Connecticut
  • Distrito de Columbia
  • Georgia
  • Hawái
  • Illinois
  • Luisiana
  • Massachusetts
  • Nevada
  • Nueva Jersey
  • Nueva  York
  • Nuevo Mexico
  • Oregón
  • Pensilvania
  • Rhode Island
  • Washington

Pero los beneficios ampliados que la ley de estímulo brindó vencerán a finales de este año. Esto significa que casi 12 millones de personas podrían perder sus beneficios el 26 de diciembre, según un nuevo informe de la Century Foundation. La pérdida de ingresos ocurrirá justo cuando comience la época más fría del invierno y cuando más ciudades y estados empiecen a cerrar temporalmente los negocios a medida que suban los índices de infección del coronavirus. Además, hay nuevas señales de peligro para los trabajadores mayores específicamente. La Oficina de Estadísticas Laborales de EE.UU. (U.S. Bureau of Labor Statistics, BLS) reportó el viernes que la tasa de desempleo de adultos de 55 años en adelante se elevó a 5.8% en Noviembre, de 5.4% un mes antes. Este aumento ocurrió a pesar de que la tasa general de desempleo en el país cayó levemente a 6.7% en noviembre, de 6.9% el mes anterior.

"El índice de desempleo para los adultos mayores es más del doble de lo que fue en febrero, antes de la recesión causada por la COVID-19", afirma Elizabeth Pancotti, coautora del informe y asesora sénior en Employ America, un grupo de defensa de derechos que apoya las políticas diseñadas para mejorar el mercado laboral del país. "Los trabajadores mayores de 50 años tienen menos probabilidad de volver a ser contratados después de un período prolongado de desempleo, y es probable que abandonen por completo la fuerza laboral. A menos que se extiendan los beneficios por desempleo… muchos adultos de 50 años o más quedarán sin posibilidades de obtener empleo y sin ingresos".

El informe presenta un análisis sombrío sobre la cantidad de personas que podrían perder beneficios según el programa en el que actualmente están inscritas.

  • Pandemic Emergency Unemployment Compensation (PEUC). Este programa fue diseñado para brindar 13 semanas más de beneficios a personas que ya no tengan derecho al programa regular de seguro por desempleo de su estado. Pero los que se inscribieron hace poco en este programa no recibirán las 13 semanas completas; solo podrán cobrar el beneficio hasta finales de diciembre. La Century Foundation calcula que 4.65 millones de personas perderán este beneficio en diciembre, con grandes pérdidas en California, Georgia, Illinois, Massachusetts, Míchigan, Nueva York, Pensilvania y Texas.
  • Pandemic Unemployment Assistance (PUA). El Congreso creó este beneficio para que los trabajadores ocasionales y otras personas que quizás no reúnen los requisitos para recibir asistencia por desempleo puedan recibir beneficios durante la pandemia. Pero PUA también cubre a algunos trabajadores tradicionales que han agotado otros tipos de beneficios por desempleo. El informe indica que 7.3 millones de personas podrían perder este beneficio en diciembre, especialmente en California, Massachusetts Míchigan, Nueva York, Ohio, Pensilvania y Texas.
  • Las leyes de estímulo sobre Beneficios Extendidos no crearon este beneficio, pero solo está disponible para las personas que hayan estado sin empleo a largo plazo en los estados donde los índices de desempleo sean altos. El informe de la Century Foundation calcula que 17 estados y el Distrito de Columbia brindarán beneficios extendidos después de diciembre, según el índice de desempleo en el estado en ese momento. Se proyecta que los estados en cuestión serán Alaska, California, Carolina del Norte, Connecticut, Georgia, Hawái, Illinois, Luisiana, Massachusetts, Nevada, Nueva Jersey, Nueva York, Nuevo México, Oregón, Pensilvania, Rhode Island y Washington.

Recibe contenido similar, suscríbete a nuestro Boletín


A los legisladores federales les tocará decidir si extenderán los programas PEUC y PUA después de finales de diciembre o si crearán nuevos beneficios comparables. Desde la primavera pasada, el Congreso no ha podido llegar a un acuerdo sobre una nueva ley de estímulo, pero el apoyo a una propuesta bipartidista por un trato de $908 mil millones ($908 billion) ha ido aumentando. Esa legislación proporcionaría $180 mil millones ($180 billion) adicionales para financiar beneficios federales de desempleo de $300 a la semana por persona. Pero aún no está claro si se puede aprobar alguna ley de ayuda económica antes de la toma de posesión presidencial, el 20 de enero. Ese retraso podría dejar a muchos adultos mayores sin ingresos durante un mes o más.

"Las personas ya están comenzando a agotar sus ahorros con la cantidad insuficiente del seguro por desempleo que tienen", señala Michele Evermore, experta en seguros por desempleo del National Employment Law Project. "Será una tormenta doble para cuando lleguemos al 26 de diciembre. No tan solo sus ingresos se reducirán a cero, sino que, debido a que los beneficios por desempleo son tan bajos y han dependido solo en ellos desde hace meses, sus recursos ya se encuentran agotados".

Nota de la redacción: Este artículo se publicó originalmente el 20 de noviembre del 2020. Ha sido actualizado con información más reciente sobre la tasa de desempleo y las negociaciones por una nueva legislación de estímulo.

¿Qué opinas?

0 %{widget}% | Add Yours

Debe registrarse para comentar.