Skip to content

¿Cómo mantenerte sano durante tus viajes?: Consejos para disfrutar de las vacaciones de verano 

 

4 razones por las que no debes omitir tu segunda inyección contra la COVID-19

Por qué la dosis final de las vacunas de Moderna y Pfizer podría ser más importante que la primera.

Persona con una pegatina que dice "Segunda dosis moderna"

©FITOPARDO/GETTY IMAGES

In EnglishLa mayoría de las personas que se están vacunando contra el coronavirus en Estados Unidos lo están haciendo dos veces. Tanto la vacuna de Moderna como la de Pfizer-BioNTech —las vacunas administradas con más frecuencia en el país— requieren dos inyecciones con varias semanas de diferencia. Pero no todos están regresando para aplicarse la segunda dosis.

Según datos de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) sobre la vacunación completa, al 16 de junio había un pequeño pero significativo porcentaje de personas (alrededor del 11%) que no habían recibido la segunda dosis. Este número ha estado aumentado durante meses. A mediados de marzo, un informe de los CDC (en inglés) reveló que el 3.4% de las personas que se habían vacunado no volvieron para recibir una segunda dosis en las seis semanas siguientes a la primera; para fines de abril, ese porcentaje llegaba al 8%. 


Para información actualizada sobre la COVID-19 visita aarp.org/ElCoronavirus


Las razones para no volver son sumamente variadas. Al principio de la distribución de la vacuna, algunos tuvieron dificultad para encontrar una segunda dosis del mismo fabricante que la primera. Para otras personas, el problema es la falta de transporte a los centros de vacunación. Los efectos secundarios de las vacunas también siguen siendo una preocupación para muchos.

Aun así, “asegurar que la vacuna se complete con la segunda dosis es fundamental para ayudar a proteger a las personas contra la COVID-19”, dicen los CDC. Aquí te explicamos por qué.

Es más probable que la segunda inyección brinde inmunidad más prolongada

Está claro que las vacunas de Pfizer y Moderna son poderosas cuando se trata de mantener a raya al coronavirus. De hecho, un informe reciente de los CDC halló que estas vacunas de ARN mensajero (ARNm) fueron un 80% eficaces para prevenir una infección por coronavirus después de la primera dosis y un 90% eficaces después de la segunda.

Cuándo recibir la segunda dosis

  • Vacuna de Moderna: 28 días después de la primera inyección
  • Vacuna de Pfizer-BioNTech: 21 días después de la primera inyección
  • Vacuna de Johnson & Johnson: Esta vacuna es de dosis única

Fuente: Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC)

Sin embargo, lo que aún no está claro es cuánto dura esa protección. Lo que sí sabemos de otras vacunas es que los refuerzos ayudan a mantener la inmunidad, y lo mismo se espera de las vacunas de Pfizer y Moderna. En el régimen de dos dosis de vacunación, la primera dosis ceba el sistema inmunitario, y la segunda asegura “que la inmunidad realmente se activa y es más duradera”, explica Mark Rupp, jefe de la División de Enfermedades Infecciosas de University of Nebraska Medical Center.

Angela Rasmussen, viróloga de VIDO-Intervac y del Center for Global Health Science and Security de Georgetown University, compara las vacunas de ARNm con un curso universitario que le enseña a tu cuerpo a reconocer y combatir una infección. La primera inyección —piensa en ella como “COVID-101”— introduce a tu sistema inmunitario al coronavirus, pero la segunda “es como tratar temas avanzados de SARS-CoV-2”, dice.

“Es más probable que tu sistema inmunitario retenga ese conocimiento durante un período más largo. Y es más probable que esas respuestas inmunitarias, aunque todavía no lo sabemos con certeza, sean duraderas o estén presentes por más tiempo”, agrega.

La segunda dosis brinda mayor protección contra las variantes

Otra razón para recibir la segunda inyección: esa dosis adicional aumenta la probabilidad de que tu cuerpo gane una lucha contra las variantes del coronavirus que son motivo de preocupación, incluida la variante delta altamente transmisible que se identificó por primera vez en India y ahora es la variante dominante en Estados Unidos. 

Algunas mutaciones que se ven en las variantes hacen que el virus infecte las células del cuerpo con más facilidad, explica Emily Landon, especialista en enfermedades infecciosas y profesora adjunta de Medicina en University of Chicago Medicine. Pero la avalancha de anticuerpos que se produce después de la segunda inyección le da al organismo un refuerzo de protección adicional que puede evitar que el virus se adhiera a las células.

Anthony Fauci, director del Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas, señaló algunos estudios nuevos en una conferencia de prensa el 1.º de julio y dijo que la vacuna de dos dosis de ARNm de Pfizer-BioNTech es aproximadamente un 80% eficaz para prevenir la infección de la variante delta y un 88% eficaz para prevenir la enfermedad sintomática. Pero con una dosis, las vacunas de ARNm fueron tan solo un 33% eficaces para prevenir la enfermedad sintomática causada por la variante delta, según un estudio del Reino Unido.

“[Las vacunas] de alguna manera entrenan a tu cuerpo para que luche contra la COVID, y si tienes dos sesiones de entrenamiento, eso es mejor que una sola sesión”, dice Landon. “Si solo recibes una dosis de una vacuna de dos dosis, entonces, en especial cuando se trata de las variantes, estás luchando con un brazo atado detrás de la espalda”.

Los efectos secundarios son una mejor alternativa a la enfermedad

Algunas personas vacunadas —no todas— han reportado efectos secundarios leves a moderados después de la vacuna, y estos síntomas son más comunes después de la segunda dosis que de la primera. Pero los expertos dicen que el miedo a los efectos secundarios a corto plazo no debería impedir que las personas completen la serie de vacunas, especialmente cuando se considera la alternativa.

“Prefiero tener que lidiar con ese día o dos de sentirme mal que con la posibilidad real de tener una enfermedad fatal”, dijo Rupp. Hasta la fecha, han muerto más de 606,000 personas en Estados Unidos a causa de la COVID-19.

Además, si la primera vacuna te causó efectos secundarios, es poco probable que la segunda también lo haga, agrega Landon. (De hecho, si experimentas efectos secundarios después de la primera dosis, podría significar que ya has tenido COVID-19. La reacción se debe a que tu cuerpo reconoce la proteína espiga del virus y activa una respuesta inmunitaria).

Si tienes efectos secundarios, medicamentos de venta libre como el ibuprofeno, el acetaminofeno, la aspirina o los antihistamínicos pueden ayudar con la mayoría de las molestias o el dolor después de la vacuna. Y ten en cuenta que “desaparecen tan rápido como surgen”, dice Ross Kedl, profesor de Inmunología y Microbiología en la Facultad de Medicina Anschutz de University of Colorado.

“Es tu organismo, borracho de inmunidad... Todo se debe a las moléculas relacionadas con el sistema inmunitario, que se han excedido en un esfuerzo por asegurar que la inmunidad se active con la intensidad adecuada”, agrega.

“Si solo recibes una dosis de una vacuna de dos dosis, entonces, en especial cuando se trata de las variantes, estás luchando con un brazo atado detrás de la espalda”. 

— Emily Landon, especialista en enfermedades infecciosas y profesora adjunta de Medicina en University of Chicago Medicine

Si no has recibido la segunda dosis porque te preocupan los efectos secundarios, las alergias o las reacciones adversas, habla con tu proveedor de atención médica. “Tu médico debe tomar tus preocupaciones en serio, y también debería poder recomendar lo que es más apropiado para ti”, dijo Rasmussen.

No es demasiado tarde para recibir la segunda dosis

¿Ya se pasó la fecha de tu segunda dosis? Los expertos dicen que no es demasiado tarde para regresar y vacunarte, incluso si ya has pasado el período de seis semanas recomendado por los CDC. (Ten en cuenta también que algunos países, entre ellos el Reino Unido, han estado administrando las dosis de vacunas ARNm con 12 semanas de diferencia para estirar el suministro).

“Sería mejor recibir esa dosis de refuerzo, incluso si es un poco tarde, que obviarla por completo”, dice Rupp.

En estos momentos no se recomienda combinar las vacunas —recibir una dosis de la vacuna de Moderna y otra de Pfizer—, por lo que si tu farmacia o centro de vacunación no tiene la vacuna que necesitas para completar tu serie, reprograma tu cita para un centro que sí la tenga. “Y ahora estamos llegando a un punto en el que debería ser más fácil programar citas de vacunación en la mayoría de los lugares”, dijo Rasmussen.


Ahorra un 25% el primer año cuando te unes a AARP con opción de renovación automática. Obtén acceso al momento a descuentos, programas, servicios y toda la información que necesitas para mejorar tu calidad de vida.


Los CDC dicen que las jurisdicciones pueden trabajar con los proveedores para priorizar la administración de la segunda dosis en lugar de distribuir la primera y “promover la importancia de recibir la segunda dosis para lograr la máxima eficacia de la vacuna”. Rasmussen dice que el Gobierno federal y los Gobiernos estatales también deberían trabajar para asegurar que las personas que no tienen transporte a los sitios de vacunación o que no tienen habilidad para concertar citas de vacunación en línea puedan acceder fácilmente a su segunda dosis.

“Las razones para recibir la segunda dosis de la vacuna abarcan realmente tres aspectos”, dice Rupp. “Las personas lo hacen para protegerse...; también para prevenir la propagación de la infección a su familia y seres queridos, y luego, en tercer lugar y también muy importante, lo hacen por la comunidad y por el país. Esta es la manera en que realmente superaremos esta pandemia”.

Nota del editor: este artículo, que originalmente se publicó el 28 de abril del 2021, se ha actualizado para incluir nueva información. 

Rachel Nania se incorporó en el 2019 a AARP como reportera sobre temas de salud, después de trabajar varios años como periodista y editora radial en Washington D.C. Recibió los galardones "Gracie Award" en el 2018 y "Edward R. Murrow Award" (a nivel regional) en el 2019, y fue becaria de la National Press Foundation en el 2019 para realizar labores de información sobre la demencia.

¿Qué opinas?

0 %{widget}% | Add Yours

Debe registrarse para comentar.