Skip to content
 

Mejores formas de manejar el resfrío común

El clima más frío trae más de estos virus, pero con algunos consejos clave puedes evitarlos o aliviar los síntomas.

Un hombre sopla su nariz con un un pañuelo

CECILIE_ARCURS/E+/GETTY IMAGES

In English | "La única manera de tratar el resfrío común es con desprecio", dijo una vez el médico William Osler, cofundador del Johns Hopkins Hospital.

Pero también es buena idea tratarlo con respeto y paciencia.

Después de todo, hace más de cien años de la observación de Osler, y el resfrío común sigue plagando a la humanidad. "Los virus del resfrío son muy resistentes y cambian todo el tiempo", dice Ronan Factora, del Center for Geriatric Medicine de la Cleveland Clinic. “No te puedes vacunar contra el resfrío común porque se trata de un virus muy difícil de controlar. El resfrío común afecta a las personas desde hace mucho tiempo, y no parece que vayamos a encontrar un tratamiento específico en un futuro cercano".

Si te resfrías, es probable que estés enfermo de siete a diez días, dice Summer Allen, un médico de medicina familiar de la Mayo Clinic. En primer lugar, sigue estos seis consejos para evitar resfriarte.

1. Lávate las manos con frecuencia

Nos resfriamos más durante el invierno, no porque la temperatura exterior sea más baja sino porque el frío exterior nos obliga a permanecer más tiempo bajo techo, en lugares cerrados. “Por eso es más posible que estemos expuestos si estamos cerca de alguien que ya tiene un resfrío”, señala Allen. Una vía común de contagio podría comenzar cuando una persona que tiene el virus tose o estornuda en la mano y luego toca la manija de una puerta. Si tocas la misma manija y luego te tocas los ojos o la boca con la misma mano, puedes contagiarte. Para evitarlo, señala, “lávate las manos con la mayor frecuencia posible, o usa algún tipo de desinfectante con alcohol si no hay agua corriente disponible”.

2. Presta atención a tu entorno

No puedes vivir en una burbuja, pero como los virus del resfrío son muy contagiosos, también pueden transmitirse por medio de pequeñas partículas del mismo virus que flotan en el aire que respiras. "Si ves gente que tose o estornuda, no te acerques", recomienda Factora.

3. Desinfecta las superficies que más uses

No es necesario llevarlo a un extremo, pero los expertos recomiendan que si pasas tiempo con tus nietos, que acumulan estos virus y tienen de siete a diez por año, desinfectes las superficies que se tocan con más frecuencia. Esto significa que debes limpiar cosas como manijas de puertas, encimeras, controles remotos de televisores, interruptores de luz, teléfonos y teclados.

4. No compartas la taza, el tenedor, el plato...

Usa tus propios vasos y utensilios (pon etiquetas con nombres en los vasos para que no se mezclen en las reuniones grandes). Y recuerda que si algún familiar no tiene síntomas, no significa que no tenga un resfrío. En general, los síntomas aparecen de uno a tres días después de que una persona ha estado expuesta, dice Allen. Si vives con alguien que ya tiene un resfrío, no olvides que las toallas de mano podrían transmitir el virus, y asegúrate siempre de tirar los pañuelos sucios.

5. Ten en cuenta que la vacuna contra la gripe no ayuda

Si bien es muy prudente vacunarse anualmente contra la gripe, recuerda que esta vacuna previene la gripe y no el resfrío. "La vacuna contra la gripe intenta protegerte específicamente contra los virus de la influenza, en general de tipo A y B, y no contra el resfrío común", señala Allen.

6. No creas que será el único resfrío

Haber tenido un resfrío durante este invierno no significa que no puedas tener otro. Los adultos tienen un promedio de dos a tres resfríos por año. Esto se debe en parte a que existen cientos de cepas de rinovirus (“rino” significa “nariz”, que es el lugar donde el resfrío común ataca con más fuerza) y otros virus del resfrío al acecho, y haber contraído uno no quiere decir que tengas resistencia a otro, advierte Robert McLean, presidente del American College of Physicians.


Recibe contenido similar, suscríbete a nuestro Boletín


Hombre enfermo en su cama

MONKEYBUSINESSIMAGES/ISTOCK/GETTY IMAGES PLUS/GETTY IMAGES

Te ha vencido. ¿Ahora qué?

Si a pesar de tus mejores esfuerzos sientes que te estás por resfriar, aquí encontrarás cinco consejos para superarlo antes o aliviar el malestar.

1. Descansa mucho

Del mismo modo que puedes estar más predispuesto a contraer una enfermedad viral cuando estás cansado, cuando tienes una carga física o cuando el sistema inmunitario está un poco debilitado, también la superarás más rápido si te permites descansar lo suficiente, señala Factora.

2. Mantente hidratado

Bebe mucho líquido como agua, té caliente o sopa de pollo cargada de nutrientes; enciende el humidificador para atenuar el aire seco del invierno y evita el alcohol, que te puede deshidratar. "El virus del resfrío estimula las células secretoras de los senos paranasales y de la nariz para producir mucosidad", explica McLean. “Si estás relativamente deshidratado, la mucosidad será más espesa y más difícil de eliminar; y si estás más congestionado, puedes contraer una infección en la zona".

3. Ten cuidado con los medicamentos de venta libre para el resfrío

Los analgésicos como la aspirina, el acetaminofén (Tylenol), el ibuprofeno (Advil) y el naproxeno (Aleve) alivian el dolor de garganta y las dolencias generales, mientras que sus propiedades antiinflamatorias pueden ayudar a desinflamar las fosas nasales. McLean sugiere que los pacientes que tienen presión arterial bien controlada también pueden tomar descongestionantes y jarabes para la tos si tienen secreción nasal posterior. Sin embargo, si bien estas opciones de venta libre te pueden ayudar, debes leer los ingredientes en el reverso de cada caja para confirmar que ninguno interfiera con otro medicamento (como el acetaminofén) que puedas ya estar tomando o lo duplique. Evita también el zinc intranasal. La FDA ha advertido sobre estos aerosoles después de descubrir que a la larga pueden dañar el sentido del olfato.

4. Prueba la vitamina C

"La vitamina C parece haber tenido ensayos médicos más contundentes que otros medicamentos como el zinc", señala Factora. Varios estudios indican que tomar por lo menos 200 miligramos al día puede reducir la gravedad de los síntomas del resfrío. "En general no hace mal tomarla, a menos que tengas cálculos renales", dice Factora.

5. Si los síntomas persisten, consulta con el médico

Allen recomienda que consultes con el médico si la enfermedad dura más de dos semanas. También sugiere que pidas atención médica “si la fiebre sube de forma repentina después de no tenerla durante dos a tres días, lo que podría indicar una infección bacteriana secundaria o alguna otra afección”. Factora agrega que “si te preocupa tener síntomas de gripe tales como dolores musculares, fiebre alta o tos, llama a tu médico de atención primaria”. Si lo haces al inicio de los síntomas, el médico te puede recetar medicamentos para acortar la duración de la gripe, si resulta que de eso se trata. Y si tienes una enfermedad pulmonar subyacente, como enfisema o EPOC (enfermedad pulmonar obstructiva crónica), tal vez necesites tomar antibióticos.

¿Qué opinas?

0 | Add Yours

Deje su comentario en el campo de abajo.

Debe registrarse para comentar.

LEE ESTE ARTÍCULO