Skip to content

La vacuna contra la COVID-19: ¿Dónde vacunarte? Encuentra información en tu estado

 

Menos de 1 de cada 10 hogares recibe los resultados de la COVID-19 en 24 horas

Incluso en los lugares más críticos, casi un tercio de las instalaciones dicen que los residentes deben esperar al menos tres días.

Un médico con traje de protección que toma la prueba de coronavirus con hisopo nasal de un residente de un hogar de ancianos masculino.

BOJANSTORY/GETTY IMAGES

In English |  Menos del 10% de los hogares de ancianos de todo el país consiguen recibir los resultados de las pruebas de COVID-19 de los residentes en un plazo de 24 horas, según un nuevo estudio que sugiere que los procedimientos están tardando demasiado para prevenir los brotes del virus en los centros de cuidados a largo plazo.

El informe, publicado el viernes por la revista Journal of the American Medical Association (enlace en inglés), halló que las pruebas tardan más tiempo, en promedio, en las instalaciones con fines de lucro y en los hogares de ancianos con mayor proporción de residentes que no son blancos. Es probable que estos descubrimientos lleven a más peticiones de una estrategia integral para realizar pruebas en los hogares de ancianos.


Recibe contenido similar, suscríbete a nuestro Boletín


“Es inconcebible lo malas que han sido [las pruebas en los hogares de ancianos]”, afirma el Dr. Michael Mina, epidemiólogo y profesor adjunto de la Facultad de Salud Pública T.H. Chan en Harvard University, quien no participó en el estudio. “Una de las mejores cosas que podríamos hacer es realizar pruebas frecuentes en todos los hogares de ancianos”.

Los centros de atención a largo plazo representan aproximadamente el 40% de todas las muertes por coronavirus en EE.UU. —unas 87,000 víctimas— y se espera que el invierno traiga mucha más enfermedad y muertes. El estudio se basó en datos federales de los hogares de ancianos y mostró que, al 27 de septiembre, solo el 9.5% de los hogares de ancianos reportaron obtener los resultados de las pruebas de COVID-19 de los residentes en menos de 24 horas. Aproximadamente el 13.5% de los hogares de ancianos dijeron que podían obtener pruebas con resultados en un día para el personal.

Es una mejora con respecto a principios de mes, cuando apenas el 6.2% de las pruebas del personal y el 4.8% de las pruebas de los residentes se recibían en 24 horas. Pero está muy lejos de las pruebas rápidas que los expertos dicen que se necesitan para detener las infecciones de coronavirus en los hogares de ancianos. Más de un tercio de los hogares de ancianos dijeron que los residentes tenían que esperar al menos tres días para obtener resultados, según el estudio.

“Aunque los retrasos mejoraron con el tiempo, la situación con las pruebas está muy por detrás del plazo de menos de 24 horas que el modelo epidemiológico sugiere que es esencial para prevenir los brotes de la COVID-19” en las instalaciones de atención a largo plazo, según el estudio.


Ahorra un 25% el primer año cuando te unes a AARP con opción de renovación automática. Obtén acceso al momento a descuentos, programas, servicios y toda la información que necesitas para mejorar tu calidad de vida.


Los investigadores detrás del estudio analizaron datos de las pruebas de los hogares de ancianos (enlace en inglés), enviados a los Centros de Medicare y Medicaid, que cubrieron más de 15,000 instalaciones en todo el país. Observaron la rapidez con la que las pruebas se entregaban entre mediados de agosto y finales de septiembre. Al principio, más del 40% de los hogares de ancianos dijeron que los residentes esperaban entre tres y siete días para obtener los resultados de las pruebas. Ese porcentaje se redujo a aproximadamente el 35% a finales de septiembre.

“Hay una manera de minimizar el impacto de esta propagación en las instalaciones: poder discernir en la puerta quién es positivo y quién es negativo y tener una abundancia de precaución”, explicó Brian Lee, director ejecutivo del grupo de defensa Families for Better Care, en una entrevista reciente con AARP en la que pidió que los hogares de ancianos adopten procedimientos de prueba más rápidos.

Los resultados de las pruebas llegaron más rápidamente en los condados denominados focos de infección con altos niveles de propagación del coronavirus. El Gobierno federal comenzó a enviar pruebas de diagnóstico rápido a los condados en los lugares más críticos en julio.

Pero los resultados variaron según el tipo de centro de atención que se estudió. Entre las instalaciones con la mayor concentración de residentes no blancos, el 43.5% informaron que tuvieron que esperar dos o más días para obtener los resultados de las pruebas de los residentes.

Un análisis reciente de AARP de los datos federales de los hogares de ancianos encontró que más de un cuarto de las instalaciones en todo el país reportaron escasez de EPP (equipo de protección personal) y de personal, y casi la mitad tienen personal infectado por la COVID-19.

¿Qué opinas?

0 | Add Yours

Deje su comentario en el campo de abajo.

Debe registrarse para comentar.