Skip to content

Es el momento de reevaluar tu cobertura de Medicare: Revisa esta guía sobre el período de inscripción abierta.

 

El Senado aprueba un proyecto de ley de infraestructura que ampliaría el acceso a la banda ancha

Con la legislación, la cual abarca otros asuntos, los adultos mayores también se beneficiarían de las mejoras en el transporte.

Un trabajador instala un cable

AP Photo/Ted S. Warren

Un trabajador instala un colgador en el cable de fibra óptica a medida que sale del carrete, cuando trabaja con un equipo para instalar el servicio de internet de banda ancha en hogares en una zona rural del lago Christine, cerca de Belfair, Washington.

In English | Conectarse a internet será más fácil y más asequible para millones de adultos mayores en el país, y la accesibilidad a las calles y los sistemas de transporte aumentará como parte del proyecto de ley de infraestructura de $1.2 billones que el Senado de EE.UU. aprobó el 10 de agosto.

La medida bipartidista fue aprobada con 69 votos a favor y 30 en contra. Con el apoyo de la Administración Biden, la legislación tendrá que aprobarse en la Cámara de Representantes antes de convertirse en ley. La Cámara estará en receso hasta septiembre.

La Ley de empleos e inversión en infraestructura afecta prácticamente todos los aspectos de la infraestructura del país, lo cual incluye carreteras, puentes, sistemas de transporte, banda ancha, redes eléctricas y sistemas de agua.

“Millones más de personas en Estados Unidos tendrán acceso a internet de alta velocidad, incluidas aquellas con recursos limitados, quienes han enfrentado obstáculos debido al idioma o la capacidad, o que viven en áreas desatendidas y de bajos recursos”, dijo Nancy LeaMond, vicepresidenta ejecutiva y directora de Activismo y Compromiso de AARP. “La accesibilidad a internet es esencial para que los adultos mayores se conecten con sus familias, comunidades, comercio y servicios. Y las disposiciones para fortalecer las redes eléctricas y proporcionar agua potable limpia beneficiarán a todas las personas”.

Inversiones en la banda ancha

Según la encuesta anual sobre tecnología que realiza AARP (en inglés), el 15% de los adultos de 50 años o más no tienen acceso a ningún servicio de internet y el 60% dicen que el costo de internet de alta velocidad es un problema. La legislación establece:

  • $42,000 millones para subvenciones para construir y expandir la infraestructura necesaria para ofrecer y mantener el servicio de internet.
  • $14,200 millones para ayudar a las personas a costear el acceso a internet, incluida la ampliación del programa de Beneficio de Emergencia para Internet, que proporciona subsidios para el servicio de internet para determinados hogares.
  • $2,750 millones para capital digital, lo que garantiza que las personas de todas las edades y capacidades tengan acceso a la capacitación que necesitan para aprovechar al máximo la conexión a internet de alta velocidad.

Inversiones en el transporte

“Programas como Complete Streets y Safe Streets for All promueven mayores opciones de accesibilidad y transporte para los adultos mayores en sus comunidades locales”, dijo LeaMond. Estas alternativas de transporte ampliadas son clave para promover la elección y la movilidad de las personas de 50 años o más y de las personas con discapacidades.

Los adultos mayores viven entre 7 y 10 años más que su capacidad para conducir, según un estudio de la revista American Journal of Public Health. El estudio también encontró que el 18% de los adultos de 65 años o más, así como el 35% de las mujeres mayores de 75 años, no conducen. Un informe reciente de la Administración Nacional de Seguridad del Tráfico en las Carreteras encontró que los adultos mayores representan una cantidad desproporcionada entre las muertes de peatones en 35 estados.

“Cuando llegue el día en que las personas dejen de conducir y necesiten recurrir a otras alternativas de transporte, es fundamental que las comunidades tengan un sistema de transporte público sólido, accesible y asequible, así como un entorno peatonal seguro para que las personas puedan caminar para obtener los servicios que necesitan”, dijo Danielle Arigoni, directora de Comunidades Habitables de AARP (en inglés).

El acceso al transporte es especialmente importante para que los adultos mayores puedan recibir la atención médica que necesitan. En el 2017, casi 6 millones de personas retrasaron la atención médica debido a la falta de transporte, lo que llevó a costos médicos más altos, según datos de la encuesta National Health Interview Survey.

La legislación incluye:

  • $39,000 millones para ampliar y modernizar el transporte público, lo cual incluye mejorar el programa Transportation Alternative, que financia inversiones en infraestructura para bicicletas y peatones. También incluye fondos para el programa Safe Streets for All, que brindará apoyo a los programas locales Vision Zero, cuyo objetivo es eliminar las muertes de peatones.
  • $2,000 millones para el programa 5310, que cubre el transporte para adultos mayores y personas con discapacidades, así como inversiones adicionales en programas para mejorar la coordinación entre las agencias de transporte de servicios humanos, como el servicio de paratránsito.
  • $1,750 millones para mejorar la accesibilidad de los sistemas de tránsito más antiguos. La medida también exhorta a los estados a adoptar los estándares del programa Complete Streets para garantizar que las carreteras sean seguras y accesibles para todos

Dena Bunis informa sobre temas relativos a Medicare, atención de la salud, políticas en materia de salud y el Congreso estadounidense. Además, es autora de la columna “Medicare Made Easy” para AARP Bulletin. Galardonada por su labor periodística, Bunis trabajó durante décadas para diarios en grandes ciudades. Entre los puestos que ocupó se incluyen los de jefa de la oficina de Washington del Orange County Register y reportera sobre temas de salud y entorno laboral para Newsday.