Skip to content

¡Bienvenido! AARP es tu guía para navegar la vida y planear tu futuro con Salud, Dinero y Amor. Conócenos mejor

 

5 votantes mantienen la tradición en Dixville Notch, Nuevo Hampshire

Sanders puntea entre los demócratas, seguido de Buttigieg y Klobuchar; Trump gana entre los republicanos.

Leslie Otten en la Casa Hale, propiedad de la familia Balsams, con la urna de votación en Dixville Notch, Nuevo Hampshire.

SARAH RICE

Leslie Otten en Dixville Notch, Nuevo Hampshire.

In English | Todo comenzó hace 60 años, cuando Neil Tillotson decidió que no quería conducir 45 millas en la nieve para votar en las primarias presidenciales de Nuevo Hampshire. Decidido a seguir cumpliendo con su responsabilidad cívica, acudió a la legislatura del estado y obtuvo permiso para crear un centro de votación en Dixville Notch, donde vivía y era propietario de The Balsams, un complejo de esquí y golf.

Cuenta la historia que un reportero de un servicio de noticias por cable le había dicho a Tillotson que varios otros pueblos pequeños del estado votaban temprano a la medianoche. Intrigado por la idea de estar entre los primeros en emitir el voto, Tillotson decidió adoptar la misma práctica. Seis décadas después, la tradición de Dixville Notch sigue viva, a cargo de su hijo.

"Es un honor, un privilegio y una responsabilidad", dice Tom Tillotson, de 75 años, quien adoptó la costumbre de su padre de votar a medianoche luego de que su padre falleciera. El mayor de los Tillotson, que manejaba una fábrica de goma y a quien se le atribuye la invención de los globos modernos de látex, había fallecido en el 2001 a los 102 años. "Votar —antes que nada— es un privilegio; era el mensaje que siempre esperábamos enviar".


Recibe contenido similar, suscríbete a nuestro Boletín


Cómo funciona el voto de medianoche

Cuando el reloj marcó la medianoche y el lunes se convirtió en martes 11 de febrero, cinco votantes entraron en la sala de estar del Beaver Lodge de The Balsams y depositaron sus papeletas en la misma caja de madera donde se las ha depositado desde 1960 en Dixville Notch. A Tom Tillotson lo acompañó en este ritual de votación de medianoche su esposa y su hijo. También estuvo Les Otten, el nuevo propietario del complejo, y uno de los empleados de Otten. Michael Bloomberg resultó ganador. Tres votantes —dos demócratas y un solo republicano— no votaron por ninguno de los candidatos en la boleta de las primarias; y en vez de eso anotaron el nombre del exalcalde de la ciudad de Nueva York.  

En el estado, Sanders fue el ganador de la primaria del partido Demócrata; Buttigieg fue el segundo y la senadora de Minnesota Amy Klobuchar la tercera. El presidente Trump ganó en la primaria del partido Republicano.

Cuando Neil Tillotson estaba vivo, siempre emitía el primer voto, dice su hijo, quien no se sintió cómodo asumiendo esa responsabilidad. Ahora, los nombres de los votantes se colocan en un sombrero y se escoge al azar el orden de votación.

"Es un honor, un privilegio y una responsabilidad. Votar —antes que nada— es un privilegio; era el mensaje que siempre esperábamos enviar".

— TOM TILLOTSON

Otten, de 70 años, dice que el complejo, que ahora es su hogar de ocho dormitorios, se convertirá en una especie de sala de redacción, donde unos 80 periodistas podrán documentar los primeros votos emitidos en las primarias del 2020 en Nuevo Hampshire. "Es una gran lección de democracia estadounidense", dice Otten, quien ha pasado tiempo preparándose para la arremetida de los medios, incluso asegurándose de que el wifi en su hogar pueda manejar el volumen extra del lunes por la noche.

Las paredes del comedor de la hostería están cubiertas con fotos de los aspirantes a la presidencia que han pasado por allí, de Ronald Reagan a George Bush, Bill Clinton y John McCain.

Tan pronto votan los cinco electores de Dixville Notch, el "centro de votación" se cierra rápidamente y los periodistas en el local de Otten informan los resultados. La votación de medianoche solo funciona si todos los que reúnen los requisitos para votar están presentes. Esto se debe a que la ley electoral del estado estipula que, si falta tan solo uno de los votantes, el centro de votación en The Balsams deberá permanecer abierto hasta que esa persona emita su voto o hasta las 7 p.m. del martes, cuando cierran los centros de votación en el estado.

Ese no es un problema este año, pero en años anteriores, con 29 personas inscritas para votar en Dixville Notch, no era inusual para los funcionarios electorales salir a buscar a los votantes por todo el pueblo y llevarlos al centro de votación a medianoche.  

La historia se perpetúa

Dixville Notch no es necesariamente un indicador de cómo terminarán las nominaciones del partido. En el 2016, se emitieron nueve votos: cuatro por el senador Bernie Sanders, del vecino estado de Vermont, que fue candidato en la primaria demócrata; tres por el exgobernador republicano de Ohio, John Kasich, y dos por quien sería el nominado republicano, Donald Trump.

Dixville Notch tampoco es el único lugar donde se vota a medianoche. Tanto Millsfield, cercano a Dixville Notch, como Hart's Location, a dos horas al sudeste, reúnen a los electores a medianoche para emitir sus votos. Hart's Location comenzó la tradición en 1948 como una manera de ayudar a que los trabajadores ferroviarios —quienes entraban a trabajar antes de que abrieran los centros de votación— pudieran votar. Tillotson dice que no lo considera una competencia; las tres comunidades pueden reclamar el título de ser las primeras en votar en las primarias nacionales.

"Aquí están estos pueblos donde los residentes se levantan a medianoche y el 100% vota", dice. "Si eso anima a alguien más a levantarse a las 9 a.m. y votar, es algo maravilloso. Es algo así como el disparo de largada del proceso eleccionario presidencial".

Este año, Dixville Notch casi pierde su lugar en la historia de las votaciones. Según la ley de Nuevo Hampshire, los centros de votación deben estar atendidos por cinco personas. Hasta el mes pasado, solo cuatro votantes calificados vivían allí. Fue entonces cuando Otten entró en acción y se mudó. Ya estaba en el proceso de intentar restaurar el complejo, que se hallaba cerrado desde el 2011. Dixville Notch se encuentra a solo 20 millas de Canadá y en un tiempo proporcionó la fuerza laboral para las industrias de papel y pulpa del área. Esas industrias ya han cerrado, dice Otten, pero él está decidido a restaurar The Balsam a su antigua gloria.

También está decidido a mantener viva la tradición de la votación de medianoche y verla crecer. "Me gustaría que para el 2024 haya por lo menos 50 electores", dice, "y que entremos todos en pánico tratando de asegurarnos de que se presenten todos".

Nota del editor: este artículo refleja la información del resultado de las primarias en Nuevo Hampshire.

¿Qué opinas?

0 | Add Yours

Deje su comentario en el campo de abajo.

Debe registrarse para comentar.

LEE ESTE ARTÍCULO