Skip to content

Es el momento de reevaluar tu cobertura de Medicare: Revisa esta guía sobre el período de inscripción abierta.

 

AARP protege tu salud y bienestar financiero

Los estadounidenses no apoyan una nueva propuesta que podría implicar recortes al Seguro Social y Medicare.

Jo Ann Jenkins, directora ejecutiva de AARP

Timothy Greenfield-Sanders

Jo Ann Jenkins.

In English | Medicare cumple 56 años el 30 de julio y el Seguro Social cumple 86 años el 14 de agosto. Según una encuesta reciente de AARP, una gran mayoría quiere que estos sigan disponibles por muchos, muchos años más. En efecto, el 85% de la población de 50 años o más se opone a los recortes de estos programas importantísimos, con el fin de reducir el déficit presupuestario.

No hay división política en esta cuestión. Los republicanos y los demócratas piensan casi exactamente lo mismo. Las personas en el país creen que, casi unánimemente, se han ganado sus beneficios del Seguro Social y Medicare después de años de trabajo y de pagar impuestos.

Los programas representan un ingreso para miles de personas en Estados Unidos. El Seguro Social es la principal fuente de ingresos de más de 34 millones de hogares mayores. Para muchos, representa casi todos sus ingresos. Y de los 62 millones de personas que tienen cobertura de Medicare, la mitad tienen ingresos de menos de $27,000.

Debido a la importancia de estos beneficios que reciben las personas de estos programas, los adultos mayores esperan que el Congreso los proteja y los fortalezca para hoy y el futuro.

Sin embargo, recientemente se presentó en el Congreso un proyecto de ley bipartidista que podría poner en riesgo estos beneficios. La ley Time to Rescue United States Trusts (TRUST) Act establecería grupos de una docena de legisladores con el poder de recomendar recortes a los programas. Eso significa que si solo siete miembros de estos llamados “comités de rescate” aprobaran los cambios, se los procesaría rápidamente en la Cámara de Representantes y el Senado, sin un debate adecuado entre los legisladores dentro de los comités tradicionales y sin enmiendas permitidas en la Cámara o el Senado.

Esta es una mala idea. Trasladar estos debates de los comités que normalmente los supervisan a paneles más estrechos y menos transparentes que trabajan a un ritmo más acelerado es injusto para todas las personas en el país que aportan a los programas y cuentan con los beneficios que se han ganado. Ya hemos estado en esta situación antes. La historia de estos tipos de comités para lograr cambios fuera de las concesiones legislativas habituales demuestra que crean desconfianza entre la población del país. Necesitamos un debate sólido, no un proceso apresurado diseñado para minimizar la opinión pública sobre programas que afectan a casi todas las personas en Estados Unidos. En lugar de crear nuevos comités, los que ya existen en el Congreso —con la opinión del público y de expertos externos— deberían centrarse en soluciones para satisfacer las necesidades de salud e ingresos jubilatorios de todas las personas en el país.

Los socios de AARP se preocupan profundamente por el Seguro Social y Medicare. Continuaremos oponiéndonos a las medidas que los amenazan. Y haremos que todos los miembros del Congreso se hagan responsables de sus decisiones sobre estos asuntos importantes.

Estamos comprometidos a trabajar con el Congreso para fortalecer la viabilidad financiera del Seguro Social y Medicare para las generaciones actuales y futuras. Sin embargo, la ley TRUST no es la estrategia correcta.

Nota: Estamos en proceso de reemplazar nuestro servicio de comentarios para usuarios. De este modo, es posible que los comentarios previos tomen algunos días en aparecer. Inicia sesión o regístrate gratis con AARP.org para compartir tus comentarios.