Skip to content

Navegador de beneficios de salud: Revisa esta guía para veteranos y sus familiares.

 

El desarrollo de una infraestructura a favor de los adultos mayores

La nueva ley ofrece un mayor acceso a internet de alta velocidad y más opciones de transporte que disminuirá el aislamiento.

Un hombre mira pensativamente por una ventana

Oliver Rossi / Getty Images

In English

Si te sientes confundido sobre la nueva ley de infraestructura de un billón de dólares, no eres el único.

Entre todas las discusiones, las gigantescas sumas de dinero que se negociaban, e incluso los debates sobre el significado de “infraestructura”, fue difícil mantenerse al día. Pero al final, la Ley de infraestructura y empleos (en inglés) incluyó nuevas inversiones importantes que ayudarán a los adultos mayores a prosperar en sus comunidades y a mantenerse conectados con familiares y amigos.

Durante todo el proceso, AARP trabajó incansablemente para apoyar estos objetivos, y deseo compartir algunas de las victorias notables que se encuentran en las 2,700 páginas (en inglés) de esta histórica legislación bipartidista. En particular, la nueva ley les dará a más personas acceso a internet de alta velocidad y mejorará las opciones de transporte en las comunidades de todo el país.


Ahorra un 25% el primer año cuando te unes a AARP con opción de renovación automática. Obtén acceso al momento a descuentos, programas, servicios y toda la información que necesitas para mejorar tu calidad de vida.


Estos son algunos de los puntos destacados:

  • Una gran inversión en banda ancha, que les da a los consumidores acceso a internet de alta velocidad sin importar dónde vivan. La ley compromete $65,000 millones a expandir las redes, brindar capacitación a los consumidores y reducir el costo del servicio. Provee más de $14,000 millones para subsidiar el uso de banda ancha en hogares de bajos ingresos, conocido como el Beneficio de conectividad asequible, que proveerá $30 al mes para compensar el costo del acceso de banda ancha para los hogares que reúnen los requisitos.
  • Mayor equidad e inclusión digital. Varias disposiciones y reglas de aplicación presionarán a los proveedores de servicios de internet a hacer un mejor trabajo al servicio de las comunidades marginadas y de bajos ingresos. La legislación incluye casi $3,000 millones para capacitación a fin de asegurar que todos —independientemente del idioma o las habilidades— tengan las destrezas que necesitan para participar plenamente en la vida digital. 
  • Opciones de movilidad que facilitan la independencia de los adultos mayores. El paquete contiene $284,000 millones en nuevas inversiones de transporte para una variedad de necesidades, entre ellas, reparaciones a las carreteras y los puentes, pendientes desde hace mucho tiempo, así como apoyar opciones de transporte nuevas y más seguras para los consumidores y de importancia crítica para casi el 20% de las personas mayores de 65 años que no conducen.
  • Una inversión histórica en el transporte público. Los $284,000 millones incluyen más de $39,000 millones para modernizar y ampliar los servicios de transporte público, lo que incluye fondos de reserva para hacer accesibles los sistemas de transporte más antiguos. El proyecto de ley también asigna fondos para los servicios de paratránsito, que ofrecen opciones vitales a las personas con movilidad limitada.  
  • Un mayor compromiso con las calles seguras. La legislación hace importantes inversiones nuevas en la seguridad de las carreteras para todos los usuarios, incluidos peatones y ciclistas. Durante mucho tiempo, AARP ha presionado para que se realicen inversiones en calles seguras, y se complace en ver el nuevo programa de $5,000 millones “Calles seguras y carreteras para todos” que ayudará a mejorar la seguridad general.

De diferentes maneras, todas estas disposiciones ayudan a combatir el aislamiento, que puede ser tan perjudicial para la salud. También responden directamente a las necesidades de los adultos mayores. Casi el 15% de los adultos mayores no tienen acceso a internet de alta velocidad en absoluto, y los residentes rurales han sido excluidos con demasiada frecuencia. En términos aún más generales, las investigaciones nos dicen que el costo de internet de alta velocidad es un problema para 6 de cada 10 adultos mayores de 50 años. También sabemos que casi 7 de cada 10 adultos mayores en Estados Unidos sobreviven su capacidad para conducir. 

Nancy LeaMond, directora de Activismo y Compromiso de AARP.

Jared Soares

Nancy LeaMond

Las personas de todas las edades necesitan maneras de desplazarse y mantenerse conectadas. Prefieren vivir en lugares donde se puede caminar, seguros para los peatones y con buenas opciones de transporte. Ese es un mensaje que seguimos escuchando de la Red de AARP de Comunidades Amigables con las Personas Mayores, que ahora incluye 575 pueblos, ciudades y condados en todo Estados Unidos. Estos lugares han elaborado cientos de planes amigables con las personas mayores que proporcionan datos locales y perspectivas basadas en la comunidad sobre las necesidades y prioridades de los adultos mayores. Los funcionarios públicos y otros responsables de la toma de decisiones pueden obtener más información en nuestra página de la Red, nuestro mapa interactivo y página web de comunidades habitables.

Queda mucho trabajo por hacer para construir una infraestructura que satisfaga todas las necesidades de una sociedad que envejece. AARP continuará presionando para que los legisladores consideren leyes futuras que garanticen un mayor apoyo a los cuidadores, un mejor acceso a los servicios basados en el hogar y la comunidad, mejoras a Medicare, licencia familiar remunerada y opciones de vivienda asequible.

Pero los nuevos compromisos para mejorar el acceso a internet y modernizar las opciones de transporte son hitos en el esfuerzo continuo. Esto se hará más evidente en los próximos meses y años a medida que las comunidades pongan el dinero a trabajar y mejoren los servicios de los que todos dependemos. AARP está comprometida a trabajar con líderes estatales y locales para asegurar que estas inversiones históricas se implementen de manera que apoyen las necesidades de los adultos mayores.

Los objetivos de política propuestos por la Ley de infraestructura y empleos son muy importantes. Les facultará a las personas a mantenerse conectadas con amigos, familias y el mundo que las rodea. Y no debería haber confusión al respecto.

Nota de redacción: este artículo se actualizó el 15 de noviembre con la información sobre la firma de la ley.

Nancy LeaMond es directora de Activismo Legislativo y Compromiso de AARP.