Javascript is not enabled.

Javascript must be enabled to use this site. Please enable Javascript in your browser and try again.

Skip to content
Content starts here
CLOSE ×

Buscar

Leaving AARP.org Website

You are now leaving AARP.org and going to a website that is not operated by AARP. A different privacy policy and terms of service will apply.

¿Puedo recibir el Seguro Social como cónyuge divorciado y esperar para solicitar mis propios beneficios jubilatorios?


En la mayoría de los casos, la respuesta es no. Según la regla de “suposición de solicitud” del Seguro Social, las personas que presentan una solicitud de beneficios jubilatorios que también reúnen los requisitos para recibir beneficios conyugales deben solicitar ambos al mismo tiempo. La disposición se aplica a los solicitantes divorciados y a los casados. No recibirás ambos beneficios combinados; el Seguro Social pagará el mayor de los dos beneficios.

Solía permitirse que las personas divorciadas que habían alcanzado la edad plena de jubilación presentaran una “solicitud restringida” de beneficios para excónyuges únicamente y retrasaran el cobro de sus propios beneficios jubilatorios para que estos pudieran aumentar de valor.

spinner image Image Alt Attribute

Oferta de Membresía por tiempo limitado - Únete a AARP por solo $9 al año por 5 años. Además, recibe un REGALO.

Obtén acceso inmediato a productos exclusivos para socios y cientos de descuentos, una segunda membresía gratis y una suscripción a AARP The Magazine.
Únete a AARP

Sin embargo, desde que el Congreso cambió las reglas en el 2015, casi todos los solicitantes del Seguro Social están sujetos a la regla de suposición de solicitud. Las personas nacidas antes del 2 de enero de 1954 estaban exentas, pero todos en este grupo ya cumplieron 70 años, la edad a la que puedes solicitar tu beneficio máximo de jubilación, y por lo tanto ya no tienen motivo para reclamar el beneficio conyugal en lugar de su propio beneficio.

Existen dos excepciones a la regla de suposición de solicitud para cónyuges divorciados. Puedes presentar una solicitud restringida para obtener solo los beneficios para excónyuges si tienes derecho a cobrar beneficios del Seguro Social por incapacidad o si te ocupas del cuidado de un hijo del matrimonio anterior que sea menor de 16 años o tenga una discapacidad.

Ten en cuenta lo siguiente

  • Puedes reunir los requisitos para recibir beneficios en función del historial de ingresos de tu excónyuge si:
    • Tienes al menos 60 años (50 si tienes una discapacidad).
    • Estuviste casado con tu excónyuge por al menos 10 años.
    • Actualmente no estás casado.
    • Tu excónyuge ya solicitó sus propios beneficios del Seguro Social o, de no ser así, tiene al menos 62 años y han estado divorciados por al menos dos años.
  • La suposición de solicitud no cubre los beneficios para sobrevivientes. Si tu excónyuge falleció, puedes solicitar y cobrar beneficios en función de su historial, y aplazar tu propia solicitud de beneficios.

Discover AARP Members Only Access

Join AARP to Continue

Already a Member?