Javascript is not enabled.

Javascript must be enabled to use this site. Please enable Javascript in your browser and try again.

¿Se puede vivir fuera de EE.UU. y recibir el Seguro Social? Skip to content
 

¿Se puede vivir fuera de EE.UU. y recibir el Seguro Social?

In English | Si eres ciudadano estadounidense y cumples con los requisitos para recibir el Seguro Social, puedes recibir tus pagos mientras vivas en casi todos los países extranjeros. Debido a sanciones del Departamento del Tesoro, el Seguro Social no envía dinero a personas que vivan en Cuba o Corea del Norte; pero los ciudadanos estadounidenses afectados pueden recuperar los pagos una vez que se muden a otro lugar.

Los estadounidenses que vivan en otros nueve países —Azerbaiyán, Bielorrusia, Kazajistán, Kirguistán, Moldavia, Tayikistán, Turkmenistán, Ucrania y Uzbekistán— pueden recibir pagos del Seguro Social bajo ciertas condiciones estrictas. Una de ellas es aceptar presentarse en persona en una embajada o consulado de EE.UU. cada seis meses.

Para verificar si eres apto para recibir beneficios en un país extranjero, puedes:

Si tienes preguntas adicionales, lo mejor es revisar la publicación del Seguro Social “Sus pagos mientras está fuera de los Estados Unidos”.

Recuerda que

  • El Seguro Social define el vivir fuera de Estados Unidos como no residir en uno de los 50 estados, el Distrito de Columbia, Puerto Rico, las Islas Vírgenes de EE.UU., Guam, las Islas Marianas del Norte o Samoa Americana por al menos 30 días seguidos. Si regresas a Estados Unidos y te quedas por más de 30 días consecutivos, ya no se considera que vives en el extranjero.
  • El Seguro Social les envía a los beneficiarios que viven en el extranjero un cuestionario cada uno o dos años (la frecuencia depende de la edad, el país de residencia y otros factores) para confirmar que continúan cumpliendo con los requisitos para los beneficios. Si no devuelves el cuestionario, se detendrán tus pagos.
  • La gran mayoría de los beneficiarios del Seguro Social en el extranjero reciben sus pagos electrónicamente, ya sea en un banco de EE.UU. o en una institución financiera de un país con el cual Estados Unidos tiene un acuerdo de depósito directo (en inglés). Si usas un banco extranjero, este puede cobrar cargos por transacciones internacionales, y tú eres responsable de pagarlos.
  • No importa dónde vivas, tus pagos serán calculados en dólares estadounidenses.

Publicado el 10 de octubre del 2018

¿Qué opinas?

0 | Add Yours

Deje su comentario en el campo de abajo.

Debe registrarse para comentar.