Skip to content
 

Un veterano se entrega a la misión de alimentar a los demás

Tras 12 años en el Ejército, Peter Scott ahora cultiva para familias militares.

Peter Scot en su granja

Julie Ann Pixler, AARP

Peter Scott en su granja.

In English

El momento en que Peter Scott compartió una caja de verduras de su jardín con el hospital de veteranos de su localidad fue la primera vez que sintió un verdadero objetivo desde que dejó el Ejército.

Scott, veterano del Ejército durante 12 años, había servido en Kosovo, Catar y Pakistán antes de su último despliegue en Afganistán, como agente de contrainteligencia. Su trabajo consistía en relacionarse con los habitantes de las aldeas rurales e identificar a las organizaciones terroristas y de inteligencia extranjeras que trabajaban para atacar a las tropas de Estados Unidos. Sin embargo, este sargento de primera clase sintió que cada vez era menos útil allí.

"Durante los 12 años que estuve en el servicio, hicimos muchas cosas realmente complejas, pero nunca salían como queríamos", dijo. "O no obteníamos el resultado apropiado y las personas acababan heridas, y yo ya no creía en esa lucha. Ya no creía en la misión".

Al volver a casa en el 2010, a Scott se le diagnosticó un trastorno de estrés postraumático (TEPT). Ante la decisión de tener que buscar tratamiento o perder a su familia, acudió a un programa de hospitalización para veteranos de combate con TEPT ofrecido por el Departamento de Asuntos de Veteranos (VA).


Ahorra un 25% el primer año cuando te unes a AARP con opción de renovación automática. Obtén acceso al momento a descuentos, programas, servicios y toda la información que necesitas para mejorar tu calidad de vida.


"Y [durante] ese período, me di cuenta de que me estaba perdiendo muchas de las experiencias compartidas y comunitarias que me aporta la comunidad de veteranos", dijo Scott.

Tras haber trabajado en misiones clasificadas como altamente secretas, decidió que nunca haría nada que no pudiera contarle a una persona desconocida. Así que exploró su interés por las artes culinarias, la elaboración de cerveza y la dedicación a la carnicería antes de descubrir su pasión por la jardinería.

Plantar semillas para otras personas

Scott comenzó a cultivar dos parcelas de 30 pies en su huerto. Al año siguiente, lo amplió a diez parcelas de 30 pies, y antes de darse cuenta, terminó con una granja de 7 acres.

En 2016, al comprender la necesidad de productos frescos de la comunidad de veteranos, fundó una organización sin fines de lucro llamada Fields 4 Valor Farms (en inglés). Esta organización proporciona entregas semanales de productos frescos a familias militares con bajos ingresos del área metropolitana de Washington D.C. La mayoría ganan menos de $15,000 al año y se calcula que reciben un valor de $1,500 en verduras a lo largo de un año.

"Puedes comprar un montón de macarrones con queso por cinco dólares o un montón de papas, ¿verdad? Y puedes llenar esas barrigas. Sin embargo, no obtienes la misma cantidad de nutrición", dijo Scott.

La granja produce frutas, verduras, frutos secos, huevos, miel y otros artículos de temporada. Además de alimentos, el grupo también ofrece programas, como clases de cocina y capacitación en apicultura, junto con oportunidades de empleo y de vivienda en la granja.

Antoinette Laforce trabaja junto a otra persona en un campo agrícola

AARP

Antoinette LaForce y otro miembro del personal trabajan en la granja.

Satisfacer la necesidad de otros veteranos

Cuando Scott fundó la granja, se dio cuenta de que necesitaba a alguien que la administrara. Fue entonces cuando conoció a Antoinette LaForce, una veterana del Ejército que había servido en Irak y que se enfrentaba al desalojo de su casa.

"La transición para volver al mundo civil fue simplemente horrible, y en realidad no tenía ningún camino que seguir. No estaba nada segura de lo que quería hacer", dijo LaForce

Scott estaba de acuerdo. "Creo que uno de los mayores retos a los que nos enfrentamos los veteranos es que ya hemos tenido una carrera, y luego dejamos el servicio y de repente tenemos que volver a empezar desde cero, y no podemos usar las habilidades que tenemos o no sabemos cómo hacerlo", explica.

La granja ofrece a los veteranos la oportunidad de aprender y conectar con otras personas mientras ayudan a otros veteranos. Mientras tanto, quienes reciben los productos donados tienen la satisfacción de saber que proceden de su propia comunidad, añadió Scott.

"Creo que sabremos que podemos dejar de cultivar cuando no haya más veteranos hambrientos".

Para aquellos que quieran ayudar, Fields 4 Valor Farms, situada en Brandywine, Maryland, acepta voluntarios y donaciones (en inglés). Fields 4 Valor Farms no está afiliada a AARP.

Este es el cuarto episodio de la nueva serie documental de AARP Studios, Reporting for Duty. Cada mes podrás ver una nueva historia inspiradora sobre veteranos y familias militares en YouTube.com/aarp.

Aaron Kassraie escribe para AARP sobre asuntos de importancia para los veteranos de las Fuerzas Armadas y sus familias. También es reportero de temas generales. Anteriormente, Kassraie cubría temas de política exterior de EE.UU. como corresponsal en la oficina de Washington de Kuwait News Agency y realizaba trabajo de captación de noticias para USA Today y Al Jazeera English.