Skip to content

La vacuna contra la COVID-19: ¿Dónde vacunarte? Encuentra información en tu estado

 

Subvenciones para viviendas del VA que ayudan a los veteranos a envejecer en su hogar

El dinero se puede usar para instalar rampas, ensanchar entradas o hacer otras renovaciones.

Un hombre en silla de ruedas recoge el correo de su buzón

Getty Images

In English | El Departamento de Asuntos de los Veteranos de Estados Unidos (VA) ofrece varias subvenciones para ayudar a los militares y a los veteranos a costear renovaciones que pueden hacer que sus hogares sean más accesibles si han perdido la movilidad. A menudo pensamos que estos programas son principalmente para los militares jóvenes lesionados en la guerra. Pero los veteranos que sirvieron en las Fuerzas Armadas hace décadas pueden reunir los requisitos para recibir subvenciones que ayuden a cubrir los costos de renovaciones de una vivienda para permitirles envejecer en su hogar. Las subvenciones pueden ser desde $2,000 hasta más de $90,000, según la elegibilidad y las necesidades del veterano.

"La mayoría de los veteranos que desean realizar adaptaciones en su vivienda son de la era de la Guerra de Vietnam, debido en parte a su edad y a enfermedades progresivas como la enfermedad de Parkinson, el cáncer y la diabetes", dice Jason Latona, director de Viviendas de Adaptación Especial de la Administración de Beneficios de Veteranos del VA. "Estos veteranos, como las personas de esa generación en general, quieren adaptar sus hogares para poder continuar viviendo en ellos. Las subvenciones para la adaptación de viviendas del VA brindan a estos veteranos la oportunidad de asegurarse de que sus hogares sean más seguros y accesibles".


Recibe contenido similar, suscríbete a nuestro Boletín


Estos veteranos pueden necesitar distintas renovaciones del hogar: ensanchamiento de entradas para permitir el acceso de una silla de ruedas o andador; instalación de rampas para sustituir peldaños; instalación de una ducha accesible para silla de ruedas y barras de agarre para que el acceso al baño sea más fácil; o reemplazar alfombras con pisos que permitan maniobrar más fácilmente en silla de ruedas. Hay varios programas de subvenciones que pueden ayudar con este tipo de gastos.

Subvención para Viviendas Especialmente Adaptadas (SAH). Una subvención SAH, la mayor ayuda disponible, puede alcanzar $90,364. Puedes usarla para ayudar a comprar, construir o renovar tu hogar permanente. Para ser apto para recibir esta subvención debes ser el propietario (o estar en camino de serlo) de tu propio hogar, y debes tener una discapacidad relacionada con el servicio militar que reúna los requisitos, como la pérdida de extremidades o la pérdida del uso de estas, ceguera o determinadas quemaduras graves.

Subvención de Adaptación Especial de Vivienda (SHA). Las subvenciones SHA, que ascienden hasta $18,074, se pueden usar para ayudar a comprar, construir o renovar un hogar permanente. Para poder calificar, tú o un familiar, deben ser el propietario del hogar (o estar en camino de serlo), y deben tener una discapacidad relacionada con el servicio que reúna los requisitos, como ceguera en ambos ojos, la pérdida de ambas manos o la pérdida del uso de estas, ciertas quemaduras graves o algún tipo de lesión del sistema respiratorio.

Subvención de Adaptación Temporal de Residencia (TRA). Si reúnes los requisitos para una subvención SAH o SHA y vives temporalmente en el hogar de un familiar que necesita renovaciones para satisfacer tus necesidades, puedes solicitar una subvención TRA. Esta ayuda puede ser de hasta $7,083 si tienes derecho a una subvención SHA o hasta $39,669 si calificas para una subvención SAH.

El sitio web del VA tiene información detallada sobre requisitos de discapacidad para subvenciones SAH y SHA (en inglés). El Handbook for Design (manual de diseño) del VA (en inglés) incluye mucha información adicional sobre los tipos de mejoras en el hogar que reúnen los requisitos.

Aunque reunir los requisitos para estas subvenciones suele incluir tener una clasificación de discapacidad del VA, algunos veteranos que aún no la tienen pueden ser aptos, sobre todo si padecen ciertas enfermedades. "Durante el proceso de clasificación de la discapacidad, los veteranos diagnosticados con esclerosis lateral amiotrófica (ELA) relacionada con el servicio militar, serán automáticamente aptos para recibir la subvención SAH", explica Latona. Además, los veteranos que durante el proceso de clasificación de la discapacidad sean diagnosticados con la enfermedad de Parkinson, diabetes u otras enfermedades que puedan estar conectadas con la exposición al agente naranja, pueden reunir los requisitos si el VA determina que la enfermedad está conectada con el servicio militar y que afecta de manera significativa su movilidad. "Es fundamental que los veteranos establezcan y mantengan su clasificación de discapacidad con el VA para asegurarse de que están informados de sus derechos a recibir beneficios", indica Latona.

Subvención para Mejoras y Cambios Estructurales en un Hogar (HISA). Algunos veteranos con necesidades de accesibilidad y discapacidades relacionadas con el servicio, pero sin conexión entre ellas, pueden reunir los requisitos para recibir una subvención HISA más pequeña, hasta $2,000. Esta subvención puede cubrir mejoras a una residencia primaria que sean médicamente necesarias, entre ellas, reducir la altura de encimeras o actualizar los sistemas eléctricos o de plomería para apoyar los equipos médicos para uso en el hogar. El dinero no se puede usar para construir caminos a estructuras exteriores, terrazas, nuevos edificios o jacuzzis. Para veteranos con discapacidades relacionadas con el servicio, las subvenciones HISA pueden ser de hasta $6,800. Consulta la página de subvenciones HISA del VA (en inglés) para obtener más información. Algunos veteranos pueden también cumplir los requisitos para recibir ayuda a través del programa para veteranos de su estado o grupos locales sin fines de lucro.

"Estos veteranos, como las personas de esa generación en general, quieren adaptar sus hogares para poder continuar viviendo en ellos. Las subvenciones para la adaptación de viviendas del VA les dan la oportunidad a algunos veteranos de asegurarse de que sus hogares sean más seguros y accesibles".

— Jason Latona

Cómo solicitar subvenciones para viviendas del VA

La manera más fácil de solicitar una subvención para adaptación de viviendas del VA es mediante el portal electrónico de beneficios del VA (en inglés). También puedes presentar tu solicitud por correo o en una oficina regional del VA. Conoce más sobre el proceso de solicitud aquí (en inglés), o llama sin cargo al VA al 877-827-3702 para recibir asistencia. También puedes obtener ayuda de una organización de servicios para veteranos (en inglés). Asegúrate de tener a mano tu número de Seguro Social, así como el número del expediente o de la reclamación del VA (si lo tienes) antes de empezar.

Si tu solicitud es aprobada, serás asignado a un agente de subvenciones del VA que puede ayudarte con el proceso completo e incluso a encontrar contratistas locales que se especializan en estos programas, aunque puedes elegir a cualquier contratista.

Curt Kiriu, presidente de CK Independent Living Builders en Mililani, Hawái, se especializa en renovaciones para facilitar la accesibilidad a los hogares de los militares lesionados del cercano Tripler Army Medical Center y de los militares jubilados que deseen permanecer en Hawái. También realiza evaluaciones para ayudar a los solicitantes de las subvenciones a determinar los cambios necesarios para que sus hogares sean accesibles. "Al evaluar el área, determino la facilidad de entrar y salir, de desplazarse hasta el baño y de funcionar dentro del hogar, analizando las posibilidades y los costos", explica.

Él aconseja lo siguiente a las personas que solicitan estos y otros tipos de subvenciones para que sus hogares sean más accesibles: "Investiguen exactamente lo que cubre y cuánto cubre la subvención", dice. "¿Hay costos compartidos que requieran que el veterano pague de su bolsillo para cubrir cargos en caso de que el proyecto cueste más de lo que cubre la subvención? La mayoría de las subvenciones detallan específicamente lo que cubren y la cantidad. Por ejemplo, una subvención de modificación del hogar, según la cantidad, puede cubrir la construcción de una rampa o la instalación de un elevador para silla de ruedas, pero es posible que no cubra una plataforma de elevación vertical o un ascensor".

Puede ser útil hacer una lista de las modificaciones necesarias. "Preparen una lista por escrito de las modificaciones que necesitan y no necesariamente las que desean o les gustaría tener. El proceso puede ser más rápido si el solicitante tiene una lista preparada que él y el otorgante pueden revisar, lo cual también puede ayudar al contratista a la hora de presentar un presupuesto”, indica Kiriu.

Además, infórmate sobre las limitaciones y el propósito de la subvención. "Las subvenciones se conceden por motivos específicos", explica. "Las subvenciones del Gobierno, así como las del sector privado, pueden cubrir solamente las necesidades básicas del solicitante y no algo más extravagante. Por ejemplo, es posible que retiren la alfombra existente para facilitar la movilidad en una silla de ruedas o un andador y que instalen azulejos, baldosas de vinilo de lujo, tablones de vinilo o incluso vinilo en rollo, pero es posible que no acepten instalar pisos de madera. Todos estos tipos de piso facilitan la movilidad, pero el piso de madera de cerezo es considerablemente más caro".

Aquí encontrarás a miembros de la National Association of Home Builders que cuentan con especialistas en envejecimiento en el hogar debidamente certificados (CAPS) con experiencia en este tipo de renovaciones (en inglés).

¿Qué opinas?

0 | Add Yours

Deje su comentario en el campo de abajo.

Debe registrarse para comentar.